Junia Tercia

dama de la Antigua Roma

Junia Tercia (en latín, Iunia Tertia; 62 a 60 a. C.-22 d. C.) fue una dama romana que vivió entre los siglos I a. C. y I d. C., perteneciente a la gens Junia.

FamiliaEditar

Tercia fue la tercera hija de Servilia y su segundo esposo Décimo Junio Silano, media hermana de Bruto y esposa de Casio, el tiranicida.

VidaEditar

Se rumoreó que era hija de Julio César, amante de su madre al momento de su nacimiento, y que más tarde Servilia se la ofreció a César cuando el interés hacia ella comenzó a decaer. Tal vez el primero fuera cierto, pero no ambos a la vez: ni sus peores enemigos lo acusaron jamás de incesto. Este segundo rumor surgió probablemente de una observación maliciosa de Cicerón que dijo que durante una subasta donde César vendió mercancías a Servilia a precios reducidos «pues se le había deducido la tercera parte», aludiendo así al nombre de Tercia.[1]

Casada con Casio en 45 a. C., al igual que su madre se le permitió sobrevivir sin ser molestada por los triunviros o Augusto. Vivió hasta avanzada edad, muriendo sesenta y cuatro años después de la batalla de Filipos. Permaneció viuda en su gran villa en el campo y dejó su fortuna a muchos ciudadanos romanos prominentes, excepto al emperador, lo que recibió críticas. Tiberio perdonó la omisión y le permitió un gran funeral público, aunque prohibió que las máscaras de Bruto y Casio figuraran en la procesión.[2]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Suetonio. «Julio César», Vidas de los Césares. 50.
  2. Tácito. Anales. III, 76.