Carne preservada

Khlea (denominado también como Kleehe, Khlii o Gueddid y en idioma árabe: خليع) se trata de un tipo de salazón de carne especiada de cordero (o vacuno) típico de la cocina marroquí.[1]​ La carne se corta en pequeñas tiras y se marina con comino, cilantro y ajo. Posteriormente se deja secar al sol durante algunos días antes de vuelva a ser cocinado en agua, aceite. Este tipo de alimento se preserva bien durante un periodo de dos años. En el periodo anterior a la época de los refrigeradores domésticos.[2]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Joyce Esersky Goldstein, (1992), «Saffron Shores: Jewish Cooking of the Southern Mediterranean»
  2. Tess Mallos, «A Little Taste of Morocco», pp:95