Abrir menú principal

La Galgada es un complejo arquitectónico del periodo Arcaico Tardío del Antiguo Perú, entre 2700 y 2000 a.C. Se ubica en el distrito de Pallasca de la provincia del mismo nombre del departamento de Áncash. Se distinguen varias estructuras arquitectónicas, pero la más importante es el llamado Montículo Norte, de forma de pirámide escalonada, es decir, compuesta de varias plataformas superpuestas, de 13 metros de altura y de esquinas redondeadas. Representa una forma arquitectónica nueva en el contexto de los primeros asentamientos asociados a la agricultura temprana (Tradición Mito). Fue sucesivamente ampliada y remodelada a lo largo de sus años de vigencia. Se hallaron también restos humanos en algunas de sus recámaras. Se le considera la pirámide más antigua del Antiguo Perú.

La Galgada
La Galgada.jpg
Recinto del Montículo Norte
Localización geográfica/administrativa
Continente América del Sur
Cordillera Andes
Ecorregión Yunga
Situación 1150 msnm
Ciudad(es) próxima(s) Cabana
Situación
País(es) PerúFlag of Peru.svg Perú
División(es) Escudo de armas de Áncash.JPG Áncash
Subdivisión(es) Provincia de Pallasca
Municipio(s) Distrito de Pallasca
Historia del sitio
Tipo Centro administrativo-ceremonial
Estilo(s) Tradición Mito
Época(s) Arcaico Tardío
Cultura Arcaica o precerámica
Eventos históricos
Abandono o destrucción 2000 a.C.
Hallazgos y descubrimiento
Arqueólogo(s) Terence Grieder, Alberto Bueno Mendoza
Coordenadas 8°28′01″S 78°09′00″O / -8.467, -78.15Coordenadas: 8°28′01″S 78°09′00″O / -8.467, -78.15

Ubicación geográficaEditar

Está situado a 1100 msnm, sobre la margen derecha del río Chuquicara o Tablachaca (afluente del río Santa), distantes solo algunos kilómetros de Tauca y Cabana, en la provincia de Pallasca del departamento de Áncash.[1]

Debido a que está situada en la quebrada de un afluente del río Santa, se le considera perteneciente a la región de la Sierra; aunque su medio ambiente, su ubicación geográfica e hidrográfica justificarían también su atribución al ámbito costeño.[2]​ Esta estratégica ubicación, en una ruta de conexión entre la costa y los pueblos del interior, le habría permitido a sus habitantes recibir influencias culturales de todo el Antiguo Perú y dedicarse a la actividad comercial con pueblos de la sierra e incluso de la selva.[3]

Al frente, sobre la otra margen del Tablachaca, se encuentra el sitio de Pajillas, al que se le atribuye un antigüedad mayor que la de La Galgada.[4]

CronologíaEditar

Pruebas radiocarbónicas, niveles estratigráficos y análisis contextuales han permitido fechar este sitio en el periodo Arcaico Tardío o Precerámico, entre los años 2700 a 2000 a.C.[5]​ Existen sin embargo, indicios de ocupación hasta el Formativo Inferior (1800 a.C.)[3]

ExcavacionesEditar

El sitio empezó a ser estudiado en 1976 por los arqueólogos Terence Grieder (Universidad de Texas en Austin) y Alberto Bueno Mendoza (Instituto Nacional de Cultura del Perú y la Universidad de San Marcos), quienes excavaron la principal construcción, denominada Montículo Norte, en las temporadas 1979-1980. Otra estructura, de menor tamaño, fue denominada como Montículo Sur, la cual fue excavada en 1978.[6][1]

Tradición MitoEditar

Los recintos ceremoniales de La Galgada pertenecen a la llamada Tradición Mito o Tradición de los Altares del Fuego Sagrado, propia del Arcaico Tardío, a la que también pertenecen Kotosh-Mito (Huánuco), Piruro (Huánuco), Huaricoto (Áncash).[7][8]

Estos recintos son de forma cuadrangular o rectangular con un único acceso, cuyo piso consta de dos niveles: uno más bajo, al centro, rodeado por otro nivel más alto, a modo de banqueta. El nivel bajo contiene al centro un pequeño pozo que servía de fogón, conectado a un pequeño conducto de ventilación que corre por debajo del piso hacia el exterior del cuarto. En el fogón se incineraban probablemente las ofrendas.[9][6]

DescripciónEditar

Es un extenso sitio arqueológico formado por dos montículos: el Montículo Norte (temprano) y el Montículo Sur (tardío). En torno a ellos se descubrieron asociados una serie de habitáculos pequeños en plantas ovaladas, circulares y rectangulares.[1]

El Montículo Norte es un edificio de planta ligeramente rectangular con esquinas redondeadas, elevación maciza y compacta, y con una altura de 13 metros. Tiene forma de pirámide truncada, con perfiles escalonados y una gran escalera frontal. Delante de este edificio, hay una plaza circular hundida. Los arqueólogos descubrieron al menos 40 diferentes etapas o remodelaciones a las que llamaron "pisos".[1]

El interior del edificio presenta varios recintos con muros curvados y dotados en su interior de pequeños nichos, distribuidos en distintos niveles. Estas cámaras presentan en el centro un patio cuadrangular enmarcado por una banqueta; en su parte central muestra una cavidad, posiblemente un horno o fogón ceremonial, con un conducto de ventilación que corre bajo el piso, hacia el exterior (estructura ceremonial según la Tradición Mito). Un detalle de destacar es que alrededor del fogón el piso es de color blanco. La prueba del Carbono 14 ha fechado esta estructura en el 2.300 a.C.[10]

Aparte de las construcciones se han descubierto entierros con restos humanos, petroglifos, basurales y restos arqueológicos en superficie.

EntierrosEditar

Las cámaras con piso hundido y fogón al centro, de uso ceremonial, fueron reutilizadas para entierros. Una de ellas contenía tres cuerpos, un hombre y dos mujeres, todos de más de 50 años de edad, fuertemente flexionados y yaciendo sobre sus hombros izquierdos. El hombre fue envuelto en tapa o corteza de árbol machacada, amarrado con sogas y envuelto en un manto decorado; sobre su cabeza tenía una bolsa. Todas esas prendas estaban hechas de algodón. Finalmente fue cubierto con una red de fibra y colocado sobre una estera. Las mujeres estaban aderezadas de forma similar, pero con agujas de hueso pulido, piezas de antracita, cuentas y cristal de roca cerca de la cabeza. En otra recámara, algo más tardía, se hallaron también tres cuerpos: dos mujeres de avanzada edad y una joven con embrión, con collares de Spondylus y de piedra. Todos estos entierros estaban asociados con cestos de totora y otros utensilios.[11]

Finalmente, se hallaron otros cuatro entierros. Dos de ellos son del Arcaico; los cuerpos se hallan extendidos sobre una litera de madera cubierta por una estera de totora con la cabeza hacia el sur. Se trata de un hombre y una mujer, cubiertos con mantos y bolsas decorados y con collares de cuentas incrustados de turquesas y conchas. Los otros dos entierros son posteriores, del Formativo Inferior; se trata de fardos funerarios con individuos con el cuerpo flexionado y en posición sentada.[12]

FunciónEditar

La Galgada fue sin duda un centro administrativo-ceremonial, donde se ofrecían ritos y ceremonias a la comunidad, al igual que otros centros de la misma época, como El Áspero, Bandurria y Alto Salaverry, en la costa; y Huaricoto y Kotosh, en la sierra. Aunque no se sabe en que consistían exactamente dichas ceremonias y ofrendas, Grieder y Bueno encontraron en los pisos restos de ají en los fogones, y plumas blancas, anaranjadas y verdes, además de un fragmento de asta de venado. Las construcciones crecieron continuamente, hasta convertirse las cámaras en lugares de enterramiento y levantarse luego otra estructura ceremonial sobre ellas.[10]

En su etapa final, estas estructuras fueron reemplazadas por otras distintas, formadas por tres plataformas ordenadas en forma de “U”, nuevo modelo arquitectónico adecuado para un culto masivo y en el exterior, desarrollado sobre todo en la costa.[10]​ Poco después fue abandonado, lo que sugiere grandes cambios sucedidos en el mundo andino, que dieron pase al periodo Formativo.[6]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. a b c d Alberto Bueno Mendoza (1998). «El sitio de La Galgada: excavaciones arqueológicas en los Montículos Norte y Sur». Investigaciones sociales (Lima: UNMSM/IHS) (2): 77-91. 
  2. Kaulicke, 1994, p. 168.
  3. a b Shady y Leyva, 2003, p. 110.
  4. Kauffmann, 2002, p. 138.
  5. «Turismo en Sitio Arqueológico La Galgada (Arqueología)». Turismoi.pe. 2013. Consultado el 30 de agosto de 2019. 
  6. a b c Lizardo Tavera. «La Galgada, sitio arqueológico en Perú». www.arqueologiadelperu.com.ar. Consultado el 30 de agosto de 2019. 
  7. Shady y Leyva, 2003, pp. 26-27.
  8. Shady y Leyva, 2003, p. 111.
  9. Williams, 1980, pp. 392-393.
  10. a b c Silva Sifuentes, 2000, p. 91.
  11. Kaulicke, 1994, p. 222.
  12. Kaulicke, 1994, p. 224.

BibliografíaEditar