Liturgia

forma con que se llevan a cabo las ceremonias en una religión

Se denomina liturgia a la forma con que se llevan a cabo las ceremonias en una religión o en alguna otra institución u organización similar,[1]​ es decir, al conjunto de actos que forman parte de su culto público y oficial. En particular, alude al conjunto de actos rituales de la misa católica[2]​ y de otros actos solemnes no religiosos (como, por ejemplo, los correspondientes a la francmasonería).[3]

Prácticamente toda sociedad practica rituales, es decir, series de ritos, con connotaciones de tipo religioso o ceremonial en las bodas, en los entierros y en muchos otros momentos importantes de la vida individual o colectiva, y suele reglamentarse, aunque en diferente medida, el modo en que se debe efectuar el culto en los lugares públicos, especialmente en los templos.[cita requerida]

En la Iglesia católica, por ejemplo, las ceremonias litúrgicas se recogen en los libros litúrgicos.

Índice

Evolución del conceptoEditar

Origen etimológicoEditar

El término liturgia proviene del latín liturgīa (liturguía), que a su vez proviene del griego λειτουργία (leitourguía), con el significado general de «servicio público», y literal de «obra del pueblo». Incluye a su vez los términos λάος (láos), pueblo, y έργον (érgon), trabajo, obra. En el mundo helénico, este término no tenía las connotaciones religiosas actuales, sino que hacía referencia a las obras que algún ciudadano llevaba a cabo en favor del pueblo o a las funciones militares y políticas, etcétera. A la exención de esas funciones se le llamaba αλειτουργεσία (aleitourguesía).

En el Nuevo Testamento, escrito en el dialecto griego llamado κοινέ (koiné), esta palabra se utiliza con cuatro significados fundamentales:

  • obra civil (7 veces): cuidar a los pobres, colectas y otras actividades;
  • culto del templo (5 veces): con un sentido ritual, similar al culto del templo de Jerusalén;
  • ejercicio público de la religión (1 vez): por ejemplo, la predicación que se hacía en las sinagogas o en las plazas;
  • culto espiritual comunitario (2 veces): por ejemplo, la asamblea litúrgica que se reúne para celebrar la fe en comunidad.

Antigüedad cristianaEditar

Ya como religión permitida en el Imperio Romano, el cristianismo desarrolló cultos derivados del sacerdocio de Jesús; uno de ellos y el principal era la Eucaristía. Con la palabra λειτουργία (leitourguía), los primeros cristianos se referían no al sacrificio de los judíos en el templo, sino al único sacrificio de Jesucristo. El uso de esta palabra fue relativamente extraño, debido a la posibilidad de confusión con el culto judío. Sin embargo, se volvió común desde el siglo IV en todo el oriente griego, mientras que en Occidente, donde se desconocía este término, para referirse a los actos culturales se utilizaban palabras latinas tales como officium, munus, sacrum ritum, ministerium, etcétera. Todas estas expresiones, aunque buscaban evitar el equívoco, no tomaban en cuenta el carácter público y la participación comunitaria que sí se indica con la palabra λειτουργία (leitourguía).[cita requerida]

Con los distintos cismas religiosos, se establecieron formas distintas de liturgia, cada una de las cuales incluye distintos ritos.[cita requerida]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

BibliografíaEditar

Enlaces externosEditar