Abrir menú principal

Luis Julián Salazar Suárez (n. Chiapas; 22 de febrero de 1945 - f. México, D. F.; 26 de mayo de 2013) fue un artista plástico y carpintero mexicano autor de una amplia variedad de obras que atraviesan la pintura, la escultura, la fotografía, el video y las instalaciones.

Luis Salazar
Información personal
Nombre de nacimiento Luis Julián Salazar Suárez Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento 22 de febrero de 1945 Ver y modificar los datos en Wikidata
Chiapas (México) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 26 de mayo de 2013 Ver y modificar los datos en Wikidata (68 años)
Ciudad de México (México) Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Mexicana Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Artista Ver y modificar los datos en Wikidata

Por las características de sus obras resulta complejo incluir a Salazar en algún movimiento particular del arte contemporáneo, en cambio, es más adecuado encontrar elementos de diversos períodos históricos de la historia del arte occidental en convivencia sintética en cada una de sus creaciones y etapas creativas.

Índice

Reseña biográficaEditar

Luis Salazar nació en Chiapas el 22 de febrero de 1945. Fue el único hijo del matrimonio entre Elsa Suárez Zúñiga y Luis Norberto Salazar Vázquez. Su padre falleció pocos días después de conocerlo. Cuando Luis cumplió los 12 años y terminó sus estudios primarios, su madre decidió inscribirlo en la Escuela de Educación Secundaria Nº 7 "José Guadalupe Posada" en el Distrito Federal, sitio en el que vivieron hasta que el pequeño Salazar terminó sus estudios. A finales 1954, Elsa sufre una enfermedad que le impide seguir trabajando y juntos regresan a Chiapas donde Luis reinaugura el taller de carpintería que había heredado de su padre. Este emprendimiento le permitió sostener económicamente a su madre y manifestar sus primeros intereses artísticos. Una década después de intenso trabajo en la carpintería, Luis, que ya se había ganado un nombre reconocido en el ambiente de la construcción, conoce a Rita Veronece quien sería, poco tiempo después, su amada segunda esposa y la persona encargada de colocar a Luis en el circuito artístico. Veronece se ocupa de gestionar una muestra de cinco de las obras más importantes de Salazar en la prestigiosa Iowa Contemporary Arte que se lleva a cabo entre marzo y junio de 1967. No solamente Salazar logra vender cuatro de sus obras, sino que además su nombre comienza a trascender en el mundo del arte. A partir de la muestra, Salazar abandona definitivamente la carpintería como modo de subsistencia y se dedica exclusivamente a producir obras. El 11 de julio de 2013, Salazar transitaba la Carretera Federal Número 15 del Distrito Federal cuando fue parte de un trágico accidente que se cobró su vida y la de otras tres personas.

ObraEditar

La trayectoria del Artista se puede recorrer de manera horizontal y vertical. Con una inigualable creatividad, Salazar supo inventar, reciclar y dominar técnicas de producción que aplicó a cada uno de sus experimentos. Su desarrollo artístico comprende – al menos – tres fecundos períodos sucesivos y en cada uno de ellos las metodologías utilizadas cumplen ciclos repetitivos.

Primera etapaEditar

El periodo inicial del artista se produce a mediados de los ’70. Alentado por su mujer, Salazar comienza a esculpir con gran maestría los primeros árboles. El grupo de obras que resulta – ocho esculturas en maderas vivas que resistieron las puñaladas de su gubia – fue repetido en amasijos de barro y paja, en huesos de animales muertos y recreado por actores humanos. La admirable capacidad inventiva reflejada en los materiales constructivos sumada al gran esfuerzo productivo, hicieron de estas esculturas el lugar común de críticos y aficionados y transformaron a Salazar en un artista profesional.

Segunda etapaEditar

El ingenio de Luis inunda Chiapas: convoca una veintena de artistas plásticos y les pide que donen sus obras para realizar Remakes. La idea de que “una obra más una obra es igual a tres obras” orienta su lógica constructiva a través de esculturas, pinturas, música e, incluso, piezas teatrales. Estos trabajos se realizan durante los años ´80 y principios de los ´90.

Tercera etapaEditar

Entusiasmado con la fama que vertiginosamente iba adquiriendo su producción artística, Salazar se vuelve cada vez más experimental y más alienado en su arte. En el lapso de tiempo que comprende desde 1994 hasta 2002 produce el inmenso grupo de obras que, de manera cómica, la crítica ha denominado La Confusión. Utilizando seres humanos y copias humanas en látex, Salazar inventa escenas con las que realiza fotografías, videos, instalaciones, instalaciones espontáneas y performances. Si es posible hablar de un contenido, estas obras tienen en común que todas ellas conjugan (de manera intencional o no) temas de la Mitología Griega con temas de la Religión Cristiana. Sirenas rezándole a Dios y Edipos interpretando mensajes bíblicos son obras que le valieron a Salazar su apodo de “artista confundido”.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar