Lumbricus terrestris

especie de anélido clitelado lumbrícido originario de Europa e introducido a los demás continentes

La lombriz de tierra común (Lumbricus terrestris) es una especie de anélido clitelado lumbrícido originario de Europa e introducido a los demás continentes. Es una especie muy apreciada debido a su metabolismo.

Symbol question.svg
 
Lombriz de tierra
Regenwurm1.jpg
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Annelida
Clase: Clitellata
Subclase: Oligochaeta
Orden: Haplotaxida
Familia: Lumbricidae
Subfamilia: Lumbricinae
Género: Lumbricus
Especie: L. terrestris
Linnaeus, 1758

DescripciónEditar

Las lombrices de tierra suelen medir de 9 centímetros a 30, pero pueden crecer más. Sin embargo, no son animales anchos, ya que su diámetro no alcanza el centímetro. Como todos los animales de su filo, el cuerpo está segmentado en anillos, que pueden llegar a ser de hasta 180 anillos. Su abdomen es aplanado. Los anillos 31-37 producen una secreción que forma un abultamiento del cuerpo, llamado clitelo, en el que almacenan los huevos antes de la puesta. El color del cuerpo suele ser rosa, marrón o marrón-rojizo en su parte dorsal y más amarillento en la parte ventral. Mientras que un extremo del cuerpo es puntiagudo, el opuesto es redondeado y forma un bulto.

Biología y comportamientoEditar

La lombriz de tierra suele vivir en terrenos pantanosos y húmedos, bajo tierra, donde se alimenta de materia orgánica en descomposición mientras va excavando galerías. Estas galerías son muy beneficiosas para las plantas, pues renuevan el aire del suelo. Gracias a su alimentación juega un papel importante en la formación del humus, lo cual es también beneficioso para las plantas. La esperanza de vida de la lombriz es normalmente de 4 a 8 años, aunque suelen vivir 6 años en cautividad. Esta lombriz es hermafrodita y se reproduce por medio de huevos, que almacena en el clitelo antes de la puesta

HibernaciónEditar

 
Lombriz de tierra (Lumbricus terrestris) iniciando el ovillo de hibernación

Curiosamente, la lombriz de tierra, tolera bastante bien el frío de los inviernos, incluso el calor de los veranos. Lo que no soporta es la falta de humedad y esto suele ocurrir generalmente en verano por el descenso de precipitaciones. Para ello recurre a una estrategia que le permite reducir al mínimo la pérdida de agua. Se entierra a más de medio metro de profundidad, se enrolla en forma de ovillo y espera a que los niveles de humedad del suelo le sean más propicios. Pueden verse más detalles al respecto en el apartado ¿Cómo “veranea” la lombriz de tierra? de la página Crassiclitellata.

Enlaces externosEditar