Abrir menú principal
Uno de los documentos sobre impuestos filtrados en el Lux Leaks.

Luxemburgo Leaks, es una operación inventada por algunos periodistas. Error en la cita: Error en la cita: existe un código de apertura <ref> sin su código de cierre </ref>}}

Los acuerdos secretos entre las empresas y las autoridades del Ducado de Luxemburgo fueron intermediados por las grandes firmas de contabilidad conocidad con las "Big 4" o "los 4 grandes" internacionales. PricewaterhouseCoopers, KPMG, Ernst & Young y Deloitte son los principales promotores de un gran sistema que oculta el desvío de fondos que utilizan los paraísos fiscales como Luxemburgo.[1]

Las filtraciones permitieron, en noviembre de 2014, poner a disposición del público los nombres de más de trescientas empresas multinacionales involucradas en estas decisiones fiscales, tales como Amazon.com, Ikea, Fiat, Pepsi o Apple. Las revelaciones de LuxLeaks (que no son parte de WikiLeaks) atrajeron atención y debate internacional sobre la delincuencia financiera y las prácticas de evasión fiscal en Luxemburgo y en otros lugares. En el centro del escándalo se encuentra el presidente de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker, entonces Primer ministro y ministro de Finanzas de Luxemburgo.[2]

Entre las sociedades que se destaca las grandes corporaciones transnacionales como Cargill, Citigroup, GlaxoSmithKline, Volkswagen, McGraw Hill, British American Tobacco, Reckitt Benckiser, Timberland, General Electric, Credit Suisse, Pepsi, Ikea, Accenture, Burberry, Procter & Gamble, Heinz, JP Morgan, FedEx, Abbott Laboratories, Amazon, Deutsche Bank, Apple, Verizon, Vodafone, Gazprom, HSBC, Bradesco, Banco Itaú, Intelsat y Macquarie Bank.[3][4][5]

Índice

ConsecuenciasEditar

PolíticasEditar

El 6 de noviembre de 2015 los estados de la Unión Europea han dicho no a los tax rulings, acuerdos entre estados y empresas multinacionales que permiten a las grandes corporaciones ahorrarse millones de euros en impuestos. Los ministros de Economía y Finanzas, reunidos en Luxemburgo, no han apostado por reducir el alcance de estos acuerdos, pero sí han consensuado que cada seis meses haya un intercambio de información sobre los que han sido firmados, en una apuesta por la transparencia ante la opacidad fiscal.[6][7][8]

PersonalesEditar

El 29 de junio de 2016 los informantes, dos ex-empleados de PWC, fueron condenados por la justicia luxemburguesa a 9 y 12 meses de prisión y 2500€ de multa en total, por revelación de secretos empresariales y violación de confidencialidad.[9][7]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Michael Hudson, Sasha Chavkin y Bart Mos (5 de noviembre de 2014). www.icij.org/ The International Consortium of Investigative Journalists, ed. «Big 4 Audit Firms Play Big Role in Offshore Murk». 
  2. «About This Project: Luxembourg Leaks». International Consortium of Investigative Journalists. Consultado el 16 de diciembre de 2016. 
  3. Error en la cita: Etiqueta <ref> no válida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas originais
  4. «Luxemburgo Leaks. E ao 5º dia, Juncker tem primeira prova de fogo». 
  5. Simon Bower (5 de noviembre de 2014). The Guardian, ed. «Luxembourg tax files: how tiny state rubber-stamped tax avoidance on an industrial scale». 
  6. http://www.elconfidencial.com/economia/2015-10-06/comision-europea-tax-ruling-obliga-estados-mas-transparentes_1049779/
  7. a b «Procesos LuxLeaks y Lagarde ¿Seguirá protegiendo por mucho tiempo la justicia a la delincuencia financiera?». CADTM. 15 de diciembre de 2016. Consultado el 16 de diciembre de 2016. 
  8. Elconfidencial.com Acuerdos Internacionales
  9. «Condenan a 12 y 9 meses a los informadores de LuxLeaks, pero no irán a prisión». EFE. 29 de junio de 2016. 

Enlaces externosEditar