Música andina

estilo musical tradicional de Sudamérica

La música andina es un término que se refiere a las diversas manifestaciones artístico-musicales producidas en la sierra de los países andinos de América del Sur: Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, norte de Argentina y Chile.[1]​ La música andina tiene sus orígenes en la música de los quechuas, aimaras y otros pueblos de los Andes. Este término se utiliza a menudo como sinónimo del estilo musical típico del Altiplano de los Andes centrales y regiones vecinas. Este estilo se caracteriza por melodías a la vez alegres y nostálgicas, y es interpretado con flautas de caña, de pan y rectas normalmente acompañadas de charango y bombo.

Banda callejera interpretando El cóndor pasa en Tokio

Aunque en principio, el calificativo andino refiere a un espacio geográfico determinado por su topografía, la diversidad lingüística, territorial y nacional existente [1][2]​ en los países andinos hace imposible definir un estilo musical homogéneo para toda la región. Por lo tanto, la expresión "música andina" es un término que engloba todos los estilos y formaciones instrumentales que se manifiestan en la región andina.[2]

Música e InstrumentaciónEditar

InstrumentaciónEditar

En las regiones andinas del antiguo Imperio inca los instrumentos más característicos son las flautas de caña, de pan y rectas normalmente acompañadas de charango y bombo.

El grupo de las flautas de pan incluye el siku (o zampoña) y la antara. Estos son instrumentos indígenas antiguos que varían en tamaño, afinación y estilo. Los instrumentos de este grupo están construidos con cañas acuáticas que se encuentran en muchos lagos de la región andina de América del Sur. El sikú tiene dos hileras de bastones y se afinan en escalas pentatónicas o diatónicas. Algunas flautas de pan modernas de una sola fila modeladas a partir de la antara son capaces de tocar escalas completas, mientras que los sikús tradicionales se tocan usando dos filas de bastones atados. Todavía es común que dos intérpretes compartan una melodía mientras tocan el estilo más grande de sikú llamado toyo. Este estilo de sonorización con notas intercaladas entre dos músicos se llama tocar en hoquetus y todavía se usa hoy en día en muchos de los huainos tradicionales y en la música andina contemporánea.

Las quenas siguen siendo populares y se fabrican tradicionalmente con las mismas cañas que los sikus, aunque a veces se utilizan tubos de PVC debido a su resistencia al calor, el frío y la humedad. Generalmente, las quenas se tocan solo durante la estación seca, mientras que las flautas verticales, ya sean pinquillos o tarkas, se tocan durante la estación húmeda. Las tarkas se construyen a partir de fuentes locales de madera dura andina. Las bandas de música dominadas por tambores y zampoñas son comunes hoy en día y se utilizan para celebrar bodas, carnavales y otras festividades.

La llegada de los españoles en el siglo XVI trajo instrumentos de cuerda, lo que llevó a los indígenas a inventar el charango, un instrumento de cuerda similar a un pequeño laúd con un sonido cristalino, cuya caja de resonancia era hecha de caparazón de armadillo, pero actualmente hecho de variedades locales de madera. A la familia de los charangos pertenece un instrumento más grande y de sonido más ronrón llamado ronroco similar a la mandolina. También se introdujeron violines en la música andina, así como otros instrumentos de origen europeo como la guitarra o el acordeón, así como instrumentos de metal para bandas de vientos.

En otras regiones andinas la instrumentación varía. Colombia posee su propio estilo de música andina basado en palos de lluvia o palos de agua e instrumentos de cuerda: el requinto, la guitarra, el tiple y la bandola andina colombiana. La música regional andina en Venezuela está caracterizada por una fuerte presencia de instrumentos de cuerda. Los instrumentos predominantes en las zonas andinas de este país son: el violín, el cuatro, el tiple, la guitarra, el bandolín tachirense y la mandolina. Estos instrumentos suelen ser acompañados por instrumentos de percusión: maracas y el güiro.

Historia modernaEditar

La articulación de influencias andinas y criollas propició la sistematización de conjuntos folklóricos a partir de 1950, formados por cuarteto de guitarras y bombo, acompañando el canto a dos o tres voces (Los Chalchaleros, Los Fronterizos), ya ampliamente difundida esta instrumentación hacia 1960, se incorpora la quena y el charango, especialmente en las zonas de Argentina, Chile y Bolivia (Los Incas, Los Calchakis, Quilapayún, Inti-illimani, Los Jairas, Los Chasquis).[2]

La música del altiplano andino gozó de fama mundial en los años 60 y 70, pero años previos Yma Sumac difundió para la música andina con su voz, en sus inicios en el Perú y en sus giras en Suramérica conformó un marco musical andino, contando también en su grupo con el charanguista boliviano Mauro Núñez. Luego grupos musicales asentados o creados en Europa, principalmente argentinos difundirían música recopilada del altiplano andino, pasando prontamente con éxito a una frenética etapa de composición y creación, siendo también imitados por otros latinoamericanos, inclusive ciudadanos franceses, italianos, suizos, etc. que formaban grupos de música andina, expandiendo más aún su fama.

Para 1965, el grupo Los Jairasse formaba en La Paz, Bolivia;[3]​ el cuarteto fusionó sonidos nativos en formas adaptadas para los criollos urbanos y la clase media. Un miembro de Los Jairas, Gilbert Favre (un flautista suizo-francés) había sido previamente conocido de los Parra (Ángel, Isabel y su madre Violeta) en París. Los Parra finalmente comenzaron a promover la música indígena en Santiago de Chile. El influjo político generado por la revolución cubana en la region daba paso ahora al movimiento de cantautores de protesta, tales como los chilenos Víctor Jara, Quilapayún o Inti-Illimani, popularizándose en la escena folk mundial e influyendo a músicos de otras latitudes como Simon and Garfunkel. Ejemplos de ello son la melodía de la canción The Sounds of Silence y, sobre todo, la versión El cóndor pasa, compuesta por el peruano Daniel Alomía Robles que fuera difundida inicialmente por músicos argentinos en Europa (Urubamba), siendo luego popularizada mundialmente por Paul Simon.[4]

IntérpretesEditar

Hoy la música andina, tras su reconocimiento y difusión dentro y fuera de sus fronteras, fue y sigue siendo reivindicada por artistas de Argentina: (Urubamba), (The Inkas), (Calchaquis), (Jaime Torres), (Mercedes Sosa), (Inti Marka), (Raíces Incas), (Chijra), (Uña Ramos), (Los Nocheros), (Los Huayra) etc. Bolivia: Los Jairas, Wara, Los Kjarkas, Savia Andina, Proyección, Amaru, Tupay, Ayra, Kala Marka, Alaxpacha, Awatiñas, Ruphay, Jach'a Mallku, Los Masis, etc; de Perú: Raúl García Zárate, Kaphia, Hnos Gaitán, Alborada, Max Castro, William Luna, Inka Son, Pelo D'Ambrosio, Wayanay, Arpay, Antología; y Chile: Altiplano, Arak Pacha, Los Jaivas, Illapu, Inti-Illimani, Violeta Parra, Quilapayún, Víctor Jara, Markama, Markamaru, Wankara, sol y lluvia.

Géneros y relación con otros estilos musicalesEditar

  • Carnavalito
  • Diablada - Un ritmo de baile de 2/4 del sur de Perú, Bolivia y el norte de Chile.
  • Morenada - Del sur de Perú y oeste de Bolivia.
  • Tinku - Tiene su origen en el ritual del sacrificio violento a la madre tierra para asegurar el mejor aspecto, la buena fortuna y la prosperidad de las cosechas de las próximas temporadas.
  • K'antu - Un antiguo estilo de música y danza circular que se difunde desde épocas incaicas o incluso preincaicas en el altiplano peruano y boliviano.
  • San Juanito - Originario de Ecuador, Norte de Perú y Sur de Colombia, originalmente relacionado con el culto solar (Inti Raymi)
  • Huaino (wayñu) - Se originó en el Perú colonial como una combinación de música folclórica tradicional y música popular urbana. Las voces agudas se acompañan de una variedad de instrumentos, que incluyen quena, arpa, siku, acordeón, saxofón, charango, laúd, violín, guitarra y mandolina. Algunos elementos del huayno se originan en la música de los Andes precolombinos, especialmente en el territorio del Imperio inca. El huayno utiliza un ritmo distintivo en el que se acentúa el primer tiempo seguido de dos tiempos cortos.
  • Harawi - Género musical y poesía lírica tradicional. El harawi estaba muy extendido en el Imperio inca y ahora es especialmente común en los países que formaban parte de él: Perú, Bolivia, Ecuador, parcialmente Chile. Por lo general, el harawi es una canción o melodía melancólica, conmovedora, lenta y melódica que se toca con la quena.
  • Saya afroboliviana
  • Chicha - Se originó en Perú a fines de la década de 1980 como una fusión de cumbia y huaino.
  • Huaylarsh - Originario de la parte andina central del Perú en el Valle del Mantaro ubicado en el departamento de Junín.
  • Toril o Waka Taki - Originario del Departamento de Apurímac en Perú.
  • Chimayche - Realizado principalmente en las provincias de Sihuas, Pomabamba y Mariscal Luzuriaga en Áncash, Perú.
  • Cueca
  • Qhaswa
  • Tarqueada - Un estilo musical aimara tocado en flautas de madera conocidas como tarkas, común en Bolivia, Puno, Perú y Parinacota, Chile, así como en el norte de Argentina.
  • Huayllacha - Originario del Cañón del Colca en Arequipa.

CumbiaEditar

Originaria de la costa caribeña de Colombia, la cumbia se convirtió en un éxito en Perú y en gran parte de América Latina. Luego se adaptó a una versión peruana llamada "chicha" que se ha convertido en un estilo popular en la región andina, especialmente entre los estratos socioeconómicos más bajos de la sociedad, incluidas las poblaciones quechua y aimara. Varios géneros musicales andinos también han tomado prestados elementos introducidos originalmente por la "cumbia" peruana, como los bajos eléctricos, la percusión electrónica y un poco del ritmo original de la cumbia.

Nueva canciónEditar

La música andina ha servido como una importante fuente de inspiración para el movimiento de la Nueva canción que comenzó en la década de 1960, los músicos de la Nueva canción interpretaron viejas canciones y crearon nuevas piezas que ahora se consideran música andina. Algunos músicos de Nueva canción como Los Jaivas fusionarían la música andina con el rock psicodélico y progresivo.

Rock en españolEditar

Si bien la ola de rock en español de las décadas de 1980 y 1990 rechazó en gran medida la Nueva canción y el folclore en favor del hard rock, el pop rock, el punk, el rock alternativo y los sonidos de la nueva ola, algunos elementos de la música andina han aparecido en canciones de rock en español como Cuando pase el temblor de Soda Stereo y Lamento boliviano de Enanitos Verdes.

Véase tambiénEditar

BibliografíaEditar

  • Rivera Andía, Juan Javier - Dávila Franke, Adriana: Músicos en los Andes. Testimonios y textos escritos de dos músicos del valle de Chancay (sierra de Lima). Lima, Pontificia Universidad Católica del Perú, 2005.
  • Aretz, Isabel: Música prehispánica de las altas culturas andinas. Editorial: Lumen Argentina, 2003. 208 p. ISBN 978-987-00-0284-0
  • Romero, Raúl R. (1993). Música, Danzas y Máscaras en los Andes. Lima: Proyecto de Preservación de la Música Tradicional Andina / Instituto Riva-Agüero PUCP

ReferenciasEditar

  1. a b Langevin, André (1989). «Música andina: breve introducción bibliográfica». Revista Andina. Consultado el 10 de noviembre de 2021. 
  2. a b c González, Juan (julio-diciembre 2012). «Música chilena andina 1970-1975: Construcción de una identidad doblemente desplazada». Cuadernos de Música Iberoamericana. Consultado el 10 de noviembre de 2021. 
  3. «Los Jairas». www.losjairas.com. Consultado el 22 de febrero de 2023. 
  4. «El cóndor pasa: música, historia y video». bicentenariodelperu.pe. 25 de octubre de 2021. Consultado el 22 de febrero de 2023. 

Enlaces externosEditar