María de Portugal, marquesa de Tortosa

Infanta de Portugal e hija de Pedro I
(Redirigido desde «María de Portugal (1342-1367)»)

María de Portugal (Évora, 6 de abril de 1342 - 1375/1385). Infanta de Portugal, era hija de Pedro I de Portugal y de Constanza Manuel, infanta de Castilla.[1]

María de Portugal
Marquesa de Tortosa
Información personal
Nombre secular María Pedro
Otros títulos
Nacimiento 6 de abril de 1342
Évora, Reino de Portugal
Fallecimiento 1375 o 1385
(33 o 43 años)
Aveiro, Reino de Portugal
Entierro Monasterio de Santa Clara-a-Velha
Familia
Casa real Borgoña
Padre Pedro I de Portugal
Madre Constanza Manuel de Villena
Cónyuge Fernando de Aragón

BiografíaEditar

Quedó huérfana de madre con 2 años, su único hermano de padre y madre fue el futuro Fernando I de Portugal, mientras que tuvo 4 medios hermanos por la relación de su padre con la noble gallega Inés de Castro.

En 1354, su abuelo paterno la casó con su primo lejano Fernando de Aragón, marqués de Tortosa,[1]​ que era quince años mayor que ella, hijo de Leonor de Castilla, hija primogénita de la infanta Constanza de Portugal y de Fernando IV de Castilla, y de Alfonso IV de Aragón. La novia, en el momento del matrimonio, aún no había cumplido los once años.

En ese momento su marido estaba exiliado en Castilla desde julio de 1348, en el cual, Fernando, derrotado por su medio hermano Pedro IV de Aragón, se vio obligado a abandonar el reino de Valencia. En 1357 , llamó a Fernando a Aragón, nombrándolo Procurador General.

De este matrimonio no hubo descendencia, debido a que la infanta era estéril. Zurita menciona que "muestran al rey de Aragón mucho descontento y pesar".

Durante la Guerra de los dos Pedros, entre su medio hermano Pedro IV y su primo Pedro I de Castilla, apodado el cruel, Fernando, que aspiraba al trono de este último, resultó ser un aliado completamente molesto para Pedro IV, quien, recordando la revuelta de Valencia, hizo que lo asesinaran el 16 de julio de 1363.

Viuda, María ve como su cuñado se apoderó de los dominios de su fallecido marido (Tortosa, Albarracín, Fraga y otros lugares) y le prohibió, regresar a Portugal, como era su intención, hasta que ella renunciara a los bienes que le pertenecían a su marido. Tras una fuga infructuosa, María fue arrestada y llevada a los tribunales, quedando bajo la custodia de dos damas aragonesas de su cuñada Leonor de Sicilia, a pesar de las protestas de Carlos II de Navarra, que la apoyó.

Durante los diez años siguientes (1364-1373), la vida de María no debe haber sido fácil en Barcelona. Rodeada de parientes de su marido que odiaban hasta el punto de querer matarla, y lo sospechaban lo suficiente como para creer que ella podría usar magia y hechizos contra sus enemigos, María permaneció privada de libertad de movimiento

Durante su estancia en Aragón, rechazó rechazo la propuesta de matrimonio con Federico III de Sicilia que el papa Urbano V le proponía.

Finalmente, en Barcelona, el 27 de mayo de 1373, María y Pedro IV llegaron a un acuerdo y, el 13 de agosto de ese año, María prescindió de varios alcaldes del vínculo de homenaje y vasallaje.

El 9 de octubre de 1365 dictó su primer testamento y el 6 de diciembre de 1370 el segundo, estableciendo el heredero universal de su propiedad en Portugal, a su hermano Fernando.

Sin embargo, en el contexto de la Primera Guerra Fernandina (1370), María se habría esforzado por establecer la alianza entre Aragón y Portugal ("Desde Valencia enviado por este invierno enviado por embajadores a Fernando Fernando de Portugal, don Juan de Vilaragut y un erudito que decide ser Bernaldo de Miragle; y llevaban comisión para ocuparse del matrimonio del infante don Juan duque de Girona con la infanta doña Beatriz hermana del rey de Portugal, que siempre movió la guerra contra el rey de Castilla entrando con fuerza por Galicia, pretendiendo que pertenecía a la sucesión de aquellos reinos como el bisabuelo del rey Don Sancho y el gran rey de la Reina Beatriz su amor que con el rey Don Alonso de Portugal en su camino. Estoy muy emocionado porque esta paz y nueva confederación se está produciendo entre el rey de Aragón y Portugal del hijo de la Reina de Portugal, la hija del portugués don Fernando marqués de Tortosa que estuvo en estos reinos"). Según Zurita, en los términos del tratado de alianza entre los dos reinos, el conde de Barcelos, Martim García y Baltasar de Espinola "ballestero del rey de Portugal" serían rehenes (garantes).

María permaneció en Aragón, donde en 1370 conoció al genovés Badasal de Espínola. Fernan López, en la Crónica de D. Fernando (capítulo LIV), nos cuenta lo que sucedió a continuación: Micer Badasal no se volvió más para el reino (de Portugal), y el largo cariño que hubo con la Infanta, siempre hizo un generador de frutos parecidos, la hizo vender tantas rentas como tenía en Aragón y si se iba con él a Génova, y luego la dejó y ella vivió agonizante, muriendo muy alejada de lo que le pertenecía su honor.

Finalmente en 1375, ella regreso a Portugal, se hizo monja en el convento de San Francesco en Santarém, viviendo hasta su muerte.

No sabemos la fecha de su muerte, aunque es después de 1375, podemos deducir, de lo que escribió López (el largo cariño), que tal éxito es mucho después de abril de 1371. Por otra parte, se conoce una carta del futuro Juan I de Aragón para su padre de 1374, en el que acusa a María de Portugal de ser la instigadora de la muerte de la primera esposa de ese príncipe, por lo que es de presumir que en ese año aún vivía.

ReferenciasEditar

  1. a b «Maria (D.).». Portugal - Dicionário Histórico, Corográfico, Heráldico, Biográfico, Bibliográfico, Numismático e Artístico (en portugués) IV. p. 825. Consultado el 9 de diciembre de 2012. 

BibliografíaEditar