Mateo Ramírez (militar español)

Mateo Ramírez (* España, ? - † Sevilla, 27 de diciembre de 1847), militar español, oficial del Ejército Real del Perú, durante la guerra de independencia hispanoamericana y Mariscal de Campo durante la Primera Guerra Carlista.

BiografíaEditar

Llegó al Perú, Colonia Española en agosto de 1816 como capitán de la compañía de preferencia del Batallón Expedicionario Gerona que mandaba el coronel Alejandro González Villalobos,[1]​ pasó a servir en el Ejército del Alto Perú, en 1817 fue ascendido a teniente coronel y se le encargó el mando de la provincia de Tarija[2]​ donde hubo de hacer frente primero a las guerrillas altoperuanas al mando del caudillo Uriondo a quien logró derrotar y luego a la división del comandante Gregorio Araoz de Lamadrid que puso sitio a Tarija y obtuvo la rendición de la plaza en mayo de ese año. Fue enviado prisionero junto a su subordinado el capitán Andrés de Santa Cruz al depósito de las Bruscas, de donde ambos lograron fugar y reintegrarse al Ejército Real. Fue uno de los jefes firmantes de la intimación de Aznapuquio, que depuso al virrey Pezuela. Bajó el mando del general Canterac combatió en la batalla de Ica por la cual fue ascendido a coronel. Fue luego trasladado a la guarnición del Callao donde mandó el batallón de Arequipa con el que el general José Ramón Rodil formó una columna volante para hostilizar a los sitiadores,[3]​ con la llegada desde la península del navío Asia y el bergantín Aquiles, se embarcó con 200 hombres de su batallón como parte de la guarnición de dichos buques participando en los combates y tiroteos que se sostuvieron con la flota independentista, marchando luego las naves españolas al sur para reconocer los puertos intermedios donde la tripulación tuvo conocimiento del desastre de Ayacucho por lo que tras desembarcar a los soldados del batallón de Arequipa el navío Asia al mando del capitán Gruzeta se dirigió a Manila. Compartiendo el mismo equipaje del brigadier Ramírez iba su antiguo camarada de armas el también brigadier Andrés García Camba quien tras capitular en Ayacucho se había embarcado a bordo del Asia.

Durante la travesía la marinería se amotinó pese a los esfuerzos desplegados por los brigadieres Ramírez y Camba, siendo estos desembarcados junto al capitán Gruzeta en las islas Marianas donde fueron socorridos por las autoridades españolas. La nave insurrecta continuó su travesía y se entregó al gobierno mexicano.

A su regreso a España, el brigadier Ramírez pasó a servir bajo el mando del teniente general Juan Antonio Monet, que se desempeñaba como comandante general del Campo de Gibraltar, participando en 1831 en la represión de revolucionarios liberales que desembarcaron en costas malagueñas al mando del general liberal José María de Torrijos y Uriarte en diciembre de ese año. Tras esta acción fue ascendido a Mariscal de Campo. En 1832 fue nombrado Gobernador de la plaza de Ceuta siendo el primero del reinado de Isabel II, desempeñó dicho cargo hasta 1835.[4]​ Durante la primera guerra carlista sirvió bajo el mando del mariscal José Santos de la Hera teniendo a sus órdenes una de las brigadas de la infantería Cristina.[5]​ Falleció en Sevilla el 27 de diciembre de 1847.[6]

ReferenciasEditar

  1. Germán Leguía y Martínez, "Historia de la emancipación del Perú, el protectorado", volumen 3, pág. 725
  2. Gerónimo Valdés, "Documentos para la historia de la guerra separatista del Perú": Volumen 2,
  3. Gonzalo Bulnes, "Bolivar en el Perú: ultimas campanas de la independencia del Perú", pág. 285
  4. José A. Marquez de Prado, "Recuerdos de Africa: histórica de la plaza de Ceuta, describiendo los sitios que ha sufrido en distintas épocas por las huestes del imperio de Marruecos", pág. 222
  5. V. Castello, "Historia pintoresca del reinado de Doña Isabel II y de la guerra civil", Volúmenes 3-4, pág. 223
  6. Establecimiento de Tipografía Militar, "La revista militar: periódico de arte, ciencia y literatura militar", Volumen 2, pág. 47