Abrir menú principal

Megapodius nicobariensis

especie de ave

El talégalo de Nicobar (Megapodius nicobariensis)[2]​ es una especie de ave galliforme de la familia Megapodiidae endémica de algunas de las islas Nicobar (en la India). Como los demás megapódidos construye grandes montículos como nido con tierra y vegetación, donde sus huevos se incuban por el calor producido por la descomposición. Los pollos recién eclosionados salen del montículo completamente emplumecidos y capaces de volar. Las islas Nicobar están en el límite de la distribución de los megapódidos, bastante separados del resto de sus parientes. Al estar confinados en pequeñas islas y acosados por la caza la especie se considera vulnerable. Se cree que el tsunami de 2004 aniquiló la población de algunas islas y redujo la de otras.

Symbol question.svg
 
Talégalo de Nicobar
Nicobar Megapode.svg
Estado de conservación
Vulnerable (VU)
Vulnerable (UICN 3.1)[1]
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Aves
Orden: Galliformes
Familia: Megapodiidae
Género: Megapodius
Especie: M. nicobariensis
Blyth, 1846
Distribución
Distribución del talégalo de Nicobar, en gris la distribución del resto de megapódidos.
Distribución del talégalo de Nicobar, en gris la distribución del resto de megapódidos.
Subespecies
  • M. n. abbotti (Oberholser, 1919)
  • M. n. nicobariensis (Blyth, 1846)

Índice

DescripciónEditar

 
Dibujo de la cabeza.

Su plumaje es pardo y tiene la cola corta. Los megapódidos reciben su nombre por sus grandes pies, característica que comparte esta especie. Sus tarsos están desnudos y tiene el dedo trasero situado al mismo nivel que los frontales, a diferencia de las otras galliformes, lo que les permite agarrar objetos mejor. El tarso tiene escamas anchas y lisas en la parte frontal. Su cola es corta y tiene doce plumas.[3]​ Su cabeza es más grisácea y tiene el píleo castaño rojizo y una carúncula rojiza en la zona del rostro que rodea los ojos. Los machos y las hembras son muy similares pero el macho en de tonos más oscuros en general mientras que las hembras son más grisáceas en las partes inferiores. Los juveniles tienen el rostro completamente emplumecido y los polluelos tienen una cola pequeña similar a la de las perdices y presentan listado rojizo en la espalda y las alas. La subespecie nominal es más clara que abbotti de las islas al sur del estrecho de Sombrero.[4][5]

TaxonomíaEditar

Esta especie fue recolectada por el reverendo Jean Pierre Barbe y descrita por Edward Blyth en 1846.[6]​ Algunos investigadores han considerado que esta especie era una subespecie el talégalo de Freycinet (Megapodius freycinet).[5]​ Se desconoce la isla exacta de la que procede el espécimen tipo original y uno posterior recolectado en la isla Trinkat, descrita como Megapodius trinkutensis ahora se considera idéntico a la subespecie nominal. En 1901 W L Abbott recolectó especímenes en Pequeña Nicobar que fueron descritos en 1919 por H C Oberholser como una subespecie abbotti nueva, distinguible por su plumaje más oscuro.[7]

Distribución y estatusEditar

 
Ilustración de 1919.

La especie se encuentra únicamente en las islas Nicobar. Esta área de distribución está bastante separada de la zona de distribución principal de los megapódiods (especialmente del género Megapodius) por lo que en 1911 se sugirió que podrían haber sido introducidos en las islas por los isleños nativos, ya que muchos megápodos son domesticados por los nativos de la región.[8][9]​ There have been suggestions that the species may have formerly occurred in the Andaman Islands as there are some late 19th century reports of the species on Great Coco and Table Island.[10]​ La subespecie nominal se encuentra en las islas al norte del estrecho de Sombrero mientras que la subespecie abbotti se encuentra en las del sur. Se ha encontrado en las islas de Tillanchong, Bompoka, Teressa, Camorta, Trinkat, Nancowry, Katchall, Meroe, Trax, Treis, Menchal, Pequeña Nicobar, Kondul, Gran Nicobar y la isla de los megápodos.[11][12]​ La especie podría haberse encontrado en Car Nicobar a comienzos del siglo XIX.[13]​ Un censo tras el tsunami 2004 indicó que la especie había desaparecido de las islas de Trax y de los megápodos.[14]​ Los huevos y los adultos son considerados comida por los nativos por lo que estas aves se han trasportado entre islas.[15][16]​ El ornitólogo del síglo XIX A O Hume describió el sabor de su carne como intermedio entre «un pavo gordo de Norfolk y un faisán gordo de Norfolk».[17][18]

Comportamiento y ecologíaEditar

 
Patas disecadas en un museo.

El talégalo de Nicobar es de hábitos discretos. Durante el día se trasladan a través selva densa cercana a la costa. Por la noche se aventuran a salir a las costas. Se desplazan en parejas o grupos pequeños. El grupo puede estar formado por aves de varias especies incluidos los recién nacidos. Cuando se les perturba prefieren escapar corriendo pero terminan volando si se les presiona. El grupo se mantiene en contacto mediante llamadas similares a risotadas.[19][20]​ Las parejas realizan llamadas a dúo para defender su territorio. Muchas de las especies del género son monógamas, pero el talégalo de Nicobar Megapode solo forma lazos de pareja temporales.[21]

El talégalo de Nicobar es omnívoro. Encuentra su alimento principalmente escarbando y rebuscando entre los detritos del suelo con sus patas. Un estudio realizado en Gran Nicobar encontró mediante exámenes de su estómago que su alimentación se compone principalmente de semillas de Macaranga peltata seguida por los insectos, caracoles, crustáceos y reptiles. También ingieren gravilla para ayudarse a hacer la digestión y se les ha observado bebiendo agua de lluvia.[22]

 
Sus huevos son alargados.

Como sus demás congéneres, construye grandes montículos para anidar. Sitúan sus montículos generalmente están cerca de la costa. Están compuestos por arena coralina, diminutas conchas y materia vegetal como hojas, ramitas y otros detritos. Están construidos en terreno abierto o junto a troncos caídos, tocones o grandes árboles vivos. Suelen reutilizar los montículos excavando la capa superior de arena y amontonando nueva materia vegetal. El tamaño de los montículos varía considerablemente, desde menos de un metro cúbico a más de diez, aunque esto no tiene un efecto en su capacidad de incubación. Sus huevos tienen forma elíptica alargada y pesan un sexto del peso del ave, por lo que son relativamente grandes. La época de mayor puesta de huevos está entre febrero y mayo. Los huevos son rosáceos sin marcas ni brillo, y pierden el color con el tiempo.[19]​ Los huevos son enterrados en el montículo cubiertos de material vegetal y tierra. Cada montículo contiene una media de 4 o 5 huevos, pero se han llegado a registrar hasta 10, en etapas de desarrollo muy diferentes. Cada montículo es usado par más de una pareja de aves.[21]​ La actividad microbiana es la fuente principal de calor para la incubación en los montículos. La incubación se prolonga por un periodo de 70–80, variando según la temperatura.[13][23]

Los pollos eclosionan totalmente emplumecidos, y tan pronto como se secan pueden volar. No necesitan ningún cuidado parental y se unen a los grupos inmediatamente.[20]​ En la década de 1900 los huevos que se llevaron al zoo de Calcuta, al eclosionar se criaron a base de termitas y crecieron muy mansos.[17]

ReferenciasEditar

  1. BirdLife International (2012). «'Megapodius nicobariensis'». Lista Roja de especies amenazadas de la UICN 2013.2 (en inglés). ISSN 2307-8235. Consultado el 3 de diciembre de 2013. 
  2. Bernis, F; De Juana, E; Del Hoyo, J; Fernández-Cruz, M; Ferrer, X; Sáez-Royuela, R; Sargatal, J (1994). «Nombres en castellano de las aves del mundo recomendados por la Sociedad Española de Ornitología (Segunda parte: Falconiformes y Galliformes)». Ardeola. Handbook of the Birds of the World (Madrid: SEO/BirdLife) 41 (2): 183-191. ISSN 0570-7358. Consultado el 3 de diciembre de 2013. 
  3. Blanford, WT (1898). The fauna of British India. Birds. Volume 4. Taylor and Francis, London. pp. 147-148. 
  4. Rasmussen PC & JC Anderton (2005). Birds of South Asia: The Ripley Guide. Volume 2. Smithsonian Institution & Lynx Edicions. p. 118. 
  5. a b Ali, S & S D Ripley (1980). Handbook of the birds of India and Pakistan 2 (2 edición). Oxford University Press. pp. 1-3. ISBN 0-19-562063-1. 
  6. Blyth, E (1846). «Notices and descriptions of various new or little known species of birds». Jour. Asiatic Soc. Bengal 15: 1-54. 
  7. Oberholser, H (1919). «The races of the Nicobar Megapode, Megapodius nicobariensis Blyth». Proc. U.S. Nat. Mus. 55 (2278): 399-402. 
  8. Dekker, Rene W. R. J. (1989). «Predation and the Western Limits of Megapode Distribution (Megapodiidae; Aves)». Journal of Biogeography 16 (4): 317-321. JSTOR 2845223. doi:10.2307/2845223. 
  9. Lister, JJ (1911). «The distribution the avian genus Megapodius in the Pacific Islands». Proc. Zool. Soc. Lond.: 749-759. 
  10. Ball V (1880). Jungle life in India. Thomas de la Rue & Co, London. p. 407. 
  11. Collar, NJ; AV Andreev, S Chan, MJ Crosby, S Subramanya and JA Tobias, ed. (2001). Threatened Birds of Asia. BirdLife International. pp. 793-799. 
  12. Sankaran, R (1995). «The distribution, status and conservation of the Nicobar Megapode Megapodius nicobariensis». Biol. Conserv. 72: 17-26. doi:10.1016/0006-3207(94)00056-V. 
  13. a b Kloss, C.B. (1903). In the Andaman and Nicobar Islands. John Murray, London. 
  14. Sivakumar K (2010). «Impact of the 2004 tsunami on the Vulnerable Nicobar megapode Megapodius nicobariensis». Oryx 44: 71-78. doi:10.1017/S0030605309990810. 
  15. Woodford, CM (1888). «General remarks on the zoology of the Solomon Islands and notes on Brenchley's Megapode». Proceedings of the Zoological Society of London: 248-250. 
  16. Shufeldt, RW (1919). «Material for a study of the Megapodiidae». Emu 19: 10-28. doi:10.1071/MU919010. 
  17. a b Finn, Frank (1911). The game birds of India and Asia. Thacker, Spink & Co, Calcutta. pp. 152-154. 
  18. Ogilvie-Grant, WR (1897). A hand-book to the game-birds. Volume 2. Edward Lloyd, London. p. 165. 
  19. a b Oates, EW (1898). A manual of the Game birds of India. Part 1. A J Combridge, Bombay. pp. 384-388. 
  20. a b Baker, ECS (1924). Fauna of British India. Birds 5 (2 edición). Taylor and Francis, London. pp. 436-439. 
  21. a b Sankaran, R. and Sivakumar, K. (1999). «Preliminary results of an ongoing study of the Nicobar Megapode Megapodius nicobariensis Blyth». Zoologische Verhandelingen 327: 75-90. 
  22. Sivakumar, K. & Sankaran R. (2005). «The diet of the Nicobar Megapode (Megapodius nicobariensis) in Great Nicobar Island». J. Bombay Nat. Hist. Soc. 102 (1): 105-106. 
  23. Sivakumar, K. & Sankaran R. (2003). «The incubation mound and hatching success of the Nicobar Megapode (Megapodius nicobariensis Blyth)». J. Bombay Nat. Hist. Soc. 100 (3): 375-386. 

BibliografíaEditar

Enlaces externosEditar