Una cazuela de barro de michirones.
Una tapa de michirones.

Los michirones son un plato típico del sureste español. Se trata de un guiso a base de habas secas a las que suele añadirse hueso de jamón, chorizo y laurel como ingredientes y que se suele presentar en cazuela de barro.[1]

Índice

EtimologíaEditar

El término proviene del árabe misrun, de significado "pequeños egipcios", como señala el lexicógrafo Robert Pocklington.

LocalizaciónEditar

Es típico de la zona de la Huerta de Murcia y del Campo de Cartagena de la Región de Murcia, de la Vega Baja alicantina y de la provincia de Almería.[2]

Es un plato importante de los restaurantes de esa zona, especialmente durante las fiestas de Primavera, aunque puede degustarse en cualquier época del año.

Este guiso lo preparaban las gentes del campo utilizando ingredientes de larga conservación cuando escaseaban los productos frescos. Este plato, utilizado como alimento básico por las gentes de hace siglos, se convirtió después en plato muy solicitado en mesones y en restaurantes. También es frecuente en las familias cartageneras hacerlo en las celebraciones de cumpleaños o de bautizos.[cita requerida]

IngredientesEditar

Sobre los ingredientes y la forma de hacerlo existe bastante variedad. Incluye habas secas (siempre deben ser secas), huesos de jamón, tocino magroso, chorizo y cayena. También se le pueden añadir hojas de laurel, panceta, pimentón dulce, pimienta molida, sal y ajo. La variedad del Campo de Cartagena se elabora con patatas.

PreparaciónEditar

Las habas deben estar en remojo durante cuarenta y ocho horas, haciéndoles un cambio de agua a las veinticuatro.[3]​ Se introducen en una olla todos los ingredientes con agua hasta el borde y se dejan hervir a fuego medio hasta que los michirones estén tiernos. El tiempo dependerá de la calidad de las habas: mínimo, una hora. En olla a presión se reduce el tiempo.

Para servirlo, se puede acompañar de alioli para las patatas si se incluyeron.

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar