Zagros

Cadena montañosa de Irán
(Redirigido desde «Montes Zagros»)

Zagros (en persa: رشته كوه زاگرس, Reshiteh-e Kuh-e Zagres, en kurdo: Çîyayên Zagrosê) constituye la cadena montañosa más larga de Irak y de Irán. Se extiende a lo largo de 1500 kilómetros desde el Kurdistán iraquí en el noroeste de Irán hasta el estrecho de Ormuz en el golfo Pérsico. Es paralela a la frontera occidental de Irán y se prolonga por todo lo largo del oeste y suroeste de la meseta iraní. El macizo de Hazaran en la provincia de Kerman iraní es la parte más oriental de la cordillera, la cadena Jebal Barez se extiende hasta Sistán. Los puntos más altos de los montes Zagros son Zard Kuh-bajtiarí y Dena.

Zagros

Mapa topográfico de Irán con la cordillera del Zagros
Coordenadas 33°40′00″N 47°00′00″E / 33.666667, 47
Ubicación administrativa
País IránBandera de Irán Irán
IrakBandera de Irak Irak
no=link Kurdistán iraquí
TurquíaBandera de Turquía Turquía
Subdivisión Chahar Mahal y Bajtiarí
Fars
Juzestán
Características
Subsistemas 3
Orientación SE por NO
Cota máxima 4409 metros
Cumbres Zard Kuh
Dena
Longitud 1500 kilómetros
Anchura 300 km
Geología
Orogenia Orogénesis
Periodo Carbonífero
Tipos de roca sedimentarias

Geología editar

 
Foto satelital de los Zagros. NASA - 1992.[1]

Los Zagros son de orogénesis alpina y se dividen en subcadenas paralelas. Su mayor altura es el Monte Dena, de 4409 metros. Las estribaciones de la provincia de Fars, al sur, presentan altitudes más bajas, de hasta 4000 metros.

El cinturón de pliegue y corrimiento de Zagros se formó por la colisión de dos placas tectónicas: la placa euroasiática y la arábiga. Recientes medidas de GPS en Irán[2]​ muestran que esta colisión está todavía en activo y la deformación no se distribuye de manera uniforme en el país, principalmente en las cadenas montañosas más importantes como Elburz y Zagros. Una red de GPS relativamente densa, que cubre la parte iraní de los Zagros,[3]​ también revela una alta tasa de deformación dentro de estos. Los resultados muestran que la tasa actual de acortamiento en el sudeste de Zagros es de aproximadamente 10 mm/a, descendiendo a cerca de 5 mm/a en el noroeste de Zagros. La falla de Kazerun divide de norte a sur los Zagros en dos zonas distintas de deformación. Los resultados muestran asimismo diferentes direcciones de acortamiento a lo largo de la cordillera, es decir, acortamiento normal en el sureste y oblicuo en el noroeste.

La cubierta sedimentaria del sureste de los Zagros está formada sobre una capa de roca de sal (que actúa como un dúctil desprendimiento subcutáneo basal de baja fricción), mientras que en el noroeste la capa de sal no existe o es muy fina. Esta fricción basal diferente es responsable en parte de las distintas topografías en ambos lados de la falla de Kazerun. Se observa una zona topografía elevada y estrecha de deformación en el noroeste, mientras que en el sureste la deformación se extendió formándose una deformación más amplia con una topografía más baja.[4]​ Las tensiones inducidas en la corteza terrestre por la colisión causaron un pliego extenso de las capas de rocas sedimentarias preexistentes. La erosión subsiguiente eliminó las rocas más blandas, como lutita (roca formado por el lodo consolidado) y limolita (similar a la lutita pero con un grano un poco más basto), dejando rocas más duras, como la roca caliza (rica en calcio, formada por los restos de organismos marinos) y dolomita (rocas similares a la piedra caliza que contienen calcio y magnesio). Esta erosión diferencial formó los bordes lineales de la cordillera de Zagros.

 
Domos salinos (colinas) y glaciares salinos (zonas oscuras) en los Montes Zagros al sur de Irán.

Los domos de sal y glaciares salinos son una característica común de la cordillera de Zagros. Los domos de sal son un estadio de los diapiros salinos. Los diapiros son una estructura importante para la exploración de petróleo, ya que la sal impermeable atrapa con frecuencia el petróleo debajo de las capas de rocas.

El ambiente de depósito y la historia tectónica de las rocas son propicias para la formación y la captura de petróleo, y la región de Zagros es una parte importante de la producción de petróleo del golfo Pérsico.

Historia editar

 
Antiguo camino empedrado en Zagros, Behbahan.
 
Vasija de cerámica excavada en Zagros, de la cultura Dalma.

Los montes Zagros tienen una importante historia antigua. Fueron ocupados por los primeros humanos desde el Paleolítico Inferior. Los primeros fósiles humanos descubiertos en Zagros pertenecen a Neandertales y proceden de las cuevas de Shanidar, Bisitun y Wezmeh. En la cueva de Shanidar se han encontrado los restos de diez neandertales, que datan de hace unos 65.000-35.000 años.[5]​ La cueva también contiene dos cementerios "proto-Neolítico" posteriores, uno de los cuales data de hace unos 10.600 años y contiene restos de 35 individuos.[6]​ Las pruebas de ocupaciones posteriores del Paleolítico Superior y el Epipaleolítico proceden de la cueva de Yafteh, la cueva de Kaldar cerca de Khoramabad, y Warwasi, Malaverd cerca de Kermanshah, la cueva de Kenacheh en Kurdistán, la cueva de Boof en Fars y otras cuevas y abrigos rocosos.[7]​ Los primeros indicios de agricultura se remontan al año 9000 a. C. en las estribaciones de las montañas.[8]​ Algunos asentamientos se convirtieron más tarde en ciudades, denominadas con el tiempo Anshan y Susa; Jarmo es un yacimiento arqueológico de esta zona. Algunas de las primeras evidencias de la producción de vino se han descubierto en las montañas; tanto los asentamientos de Hajji Firuz Tepe como Godin Tepe han dado pruebas de almacenamiento de vino que datan de entre 3500 y 5400 a. C.[9]

Durante los primeros tiempos de la Antigüedad, las Zagros fueron el hogar de pueblos como los más tardíos, los casitas, los Guti, los elamitas y los mitanni, que invadían periódicamente las ciudades de Sumeriaia y/o Akkadia de Mesopotamia. Las montañas crean una barrera geográfica entre la llanura de Mesopotamia, que se encuentra en Irak, y la meseta iraní. En Tell Shemshara, junto al Pequeño Zab, se ha encontrado un pequeño archivo de tablillas de arcilla que detallan las complejas interacciones de estos grupos a principios del segundo milenio a. C.[10]Tell Bazmusian, cerca de Shemshara, estuvo ocupada entre el 5000 a. C. y el 800 d. C., aunque no de forma continuada.[11]​.

Las laderas occidentales de Zagros fueron escenario de uno de los más antiguos ejemplos de desarrollo agrario: la cultura de Jarmo (este de Kirkuk, Irak). Las cabras se domesticaron por primera vez en el Oriente Próximo procedentes de la Capra aegagrus, conocida en Persia como padang. Es muy probable que la domesticación fuera posible en áreas cercanas a los montes Zagros.[12]​ Se sabe este detalle por las excavaciones realizadas en el área y por la abundancia relativa de huesos que se determina fue en periodos cercanos al Neolítico.

Flora y fauna editar

Montes Oshtoran Kooh


Aunque actualmente se encuentran degradada por el sobrepastoreo y la deforestación, la región de Zagros es el hogar de una rica y compleja flora. Los restos de los bosques de robles originalmente dominaban las laderas montañosas y todavía se pueden encontrar, al igual que las estepas de pistacho y almendra. Los ancestros de muchos alimentos conocidos, como el trigo, la cebada, las lentejas, las almendras, la nuez, el pistacho, el albaricoque, la ciruela, la granada y la uva, se encuentran en estado salvaje a lo largo de las montañas. El roble persa (Quercus brantii) (que cubre más del 50 % de la superficie forestal de la cordillera) es la especie de árbol más importante de los montes Zagros de Irán.

La cordillera de Zagros es el hábitat de muchos organismos amenazados o en peligro, como el hámster de los Zagros (Calomyscus bailwardi), el carricero de Basora (Acrocephalus griseldis) y la hiena rayada (Hyaena hyaena). El gamo persa (Dama mesopotamica), un antiguo animal doméstico que una vez se pensó estaba extinto, fue redescubierto en el siglo XX en la provincia de Juzestán al sur de Zagros.

Religión editar

Se creía que la entrada al antiguo inframundo mesopotámico estaba situada en los montes Zagros, en el extremo oriental.[13]​ Una escalera conducía a las puertas del inframundo.[13]​ El inframundo propiamente dicho suele estar situado a mayor profundidad que el Abzu, la masa de agua dulce que los antiguos mesopotámicos creían que se encontraba en las profundidades de la tierra.[13]

Referencias editar

  1. «Salt Dome in the Zagros Mountains, Iran». NASA Earth Observatory. Archivado desde el original el 1 de octubre de 2006. Consultado el 27 de abril de 2006. 
  2. Nilforoushan F., Masson F., Vernant P., Vigny C. , Martinod J. , Abbassi M., Nankali H., Hatzfeld D., Bayer R., Tavakoli F., Ashtiani A., Doerflinger E. , Daignières M., Collard P., Chéry J. (2003). GPS network monitors the Arabia-Eurasia collision deformation in Iran, Journal of Geodesy, 77, 411–422.
  3. Hessami K., Nilforoushan F., Talbot CJ. (2006). Active deformation within the Zagros Mountains deduced from GPS measurements, Journal of the Geological Society, London, 163, 143–148.
  4. Nilforoushan F , Koyi HA., Swantesson J.O.H., Talbot CJ. (2008). Effect of basal friction on surface and volumetric strain in models of convergent settings measured by laser scanner, Journal of Structural Geology, 30, 366–379.
  5. Murray, Tim (2007). Milestones en Arqueología: A Chronological Encyclopedia (en inglés). ABC-CLIO. p. 454. ISBN 9781576071861. 
  6. Ralph S. Solecki; Rose L. Solecki; Anagnostis P. Agelarakis (2004). id=bSVZKJQ5GmIC&q=shanidar&pg=PA3 El cementerio proto-neolítico de la cueva de Shanidar. Texas A&M University Press. pp. 3-5. ISBN 9781585442720. 
  7. Shidrang S, (2018) La transición del paleolítico medio al superior en los Zagros: The Appearance and Evolution of the Baradostian, en The Middle and Upper Paleolithic Archeology of the Levant and Beyond, Y. Nishiaki, T. Akazawa (eds.), pp. 133-156, Replacement of Neanderthals by Modern Humans Series, Tokio.
  8. La Mediterranée, Braudel, Fernand, 1985, Flammarion, París
  9. Phillips, Rod. A Short History of Wine. Nueva York: Harper Collins. 2000.
  10. Eidem, Jesper; Læssøe, Jørgen (2001), Kongelige Danske videnskabernes selskab, ed., Los archivos de Shemshara 1. Las cartas, Historisk-Filosofiske Skrifter 23, Copenhague, ISBN 87-7876-245-6 .
  11. Al-Soof, Behnam Abu (1970). «Túmulos en la llanura de Rania y excavaciones en Tell Bazmusian (1956)». Sumer 26: 65-104. ISSN 0081-9271. 
  12. Kiple, Kenneth F; Kriemhild Conee Ornelas (2000). Cambridge World Encyclopaedia of Food, Volume I, Animal, Marine and Vegetable Oils. Cambridge: Cambridge University Press. pp. 532-536. 
  13. a b c Black, Jeremy; Green, Anthony (1992), Gods, Demons and Symbols of Ancient Mesopotamia: An Illustrated Dictionary, Austin, Texas: University of Texas Press, p. 180, ISBN 0714117056 .

Referencias externas editar