Nicolás de Holanda

Nicolás de Holanda fue un maestro del vidrio oriundo de los Países Bajos[1]​ activo en Castilla en el siglo XVI.

Casado con Casilda de Holanda, entre los años 1535 y 1536 aparece trabajando en la catedral de Ávila.[2]​ Posteriormente estuvo avencidado en Salamanca, donde también realiza vidrieras para su nueva catedral,[3]​ y desde donde trabaja en el equipo de los Pierres (Pierres de Holanda y Pierres de Chiverri) para realizar los vitrales renacentistas de la catedral de Segovia. Ejecuta la obra en 1544, aportando al conjunto dos piezas: La Visitación y La tentación de Jesús en el desierto, que después asentaron personalmente los Pierres.[4]

Un año más tarde su amigo el escultor Juan de Juni lo llama a Valladolid, donde adquiere dos terrenos lindantes a otros comprados por el escultor; además, fue nombrado por Juni como su testamentario. Nicolás otorgó testamento el 7 de julio de 1546, y debió fallecer el mismo año. Los terrenos adquiridos junto a los del escultor fueron cedidos por la viuda de Holanda al mismo en 1549.[5]

BibliografíaEditar

  1. Cortes Pizarro, Fernando (2006). Vidrieros de los Países Bajos en España: Niclaes Rombouts y las vidrieras de la Cartuja de Miraflores. 
  2. Nieto Alcaide, Victor (1988). «Iconografía de la vidriera española del Renacimiento: los programas». Cuadernos de Arte e Iconografía. tomo I (2). Archivado desde el original el 12 de marzo de 2013. 
  3. Herrero Sánchez, David (2007). La construcción de las catedrales de Salamanca y Segovia durante en el siglo XVI. 
  4. Nieto Alcaide, Victor (1979). La vidriera del Renacimiento en España. Madrid: Instituto Diego Velázquez. ISBN 978-84-00-03346-0. 
  5. Agapito y Revilla, Juan (2004). Las calles de Valladolid. Valladolid: Editorial Maxtor (nueva edición). ISBN 84-9761-142-X.