Operación Berlín (Colombia)

La Operación Berlín fue una operación militar gestada por las Fuerzas Militares de Colombia en contra de la columna Arturo Ruíz de las FARC. La Operación Berlín se llevó a cabo el año 2000 en el municipio de Surata, departamento de Santander.

La operaciónEditar

Desde la zona de despeje, medio millar de insurgentes había sido enviado al norte del país, para recuperar el terreno perdido en el Catatumbo a manos de los paramilitares y simultáneamente golpear al Ejército.

El 29 de octubre de 2000, cerca de 540 guerrilleros -la columna móvil Arturo Ruiz con 300 hombres y cuatro compañías con más de 60 guerrilleros cada una-, llegaron a Chiscas (Boyacá) al mando de Rogelio Ramírez y de los comandantes El Negro Luis, Milton, Ubaldino y Fredy. Allí estuvieron 15 días preparando los últimos detalles. Todas las compañías estaban conformadas por jóvenes poco entrenados. A mitad de noviembre, los rebeldes llegaron a Silos (Norte de Santander), cerca de Pamplona, y sufrieron la primera deserción. Uno de los menores que hacía parte de las filas insurgentes llegó hasta el batallón más cercano y suministro valiosa información de inteligencia sobre la columna Arturo Ruiz.

Con base en esa información las fuerzas oficiales pudieron determinar los alcances de la operación planeada. Esta vez las FF.MM. podrían adelantarse al Secretariado. En consecuencia, cientos de soldados de la V Brigada al mando del General Martin Orlando Carreño, fueron movilizados hacia el páramo Berlín (Surata, Santander) desde las poblaciones de Capitanejo, Ricaurte, Onzaga y San Joaquín, con el objetivo de llegar a un sitio conocido como La Laguna, en donde esperarían el paso de los guerrilleros. Sin embargo, la noche del 16 de noviembre, la vanguardia de 240 elementos que abría paso al grueso de la columna logró burlar el cerco y escapar por en medio de las filas del Ejército. Esto gracias a que se hallaban a 4.000 metros sobre el nivel del mar y la neblina no permitía la visibilidad ni a un metro de distancia.[1]

No obstante, este fracaso inicial la operación continuo y varios helicópteros emprendieron la búsqueda de los subversivos. Cuando los aparatos sobrevolaban el corregimiento de Angosturas, zona rural del municipio California, los alzados en armas, empezaron a dispararle a las aeronaves. El helicóptero en donde viajaba el comandante de la V Brigada recibió 16 tiros de fusil. Pese a estas contrariedades a partir del miércoles 22 de noviembre, las tropas redoblaron su persecución con apoyo de la Fuerza de Despliegue Rápido que había sido enviada a la zona. Esta vez los insurgentes no pudieron evadir la ofensiva. A las 4:00 de la mañana del domingo 26, en un sitio conocido como Filo Turbay, se produjo el primer combate. Hubo 10 muertos y 10 detenidos en las filas de la subversión.

Los combates continuaron con intensidad hasta el 20 de diciembre, mientras decenas de menores reclutados a la fuerza desertaban y se entregaban a las tropas del Ejército. El 15 de diciembre fue capturado alias "Negro Luis", y el 20 fue abatido "Milton o El Burro" otro de los jefes de escuadra. De esa manera la avanzada de la columna móvil Arturo Ruiz, fue aniquilada contando en sus filas más de 180 bajas, por solo 4 del enemigo. Únicamente lograría retirarse incólume su comandante alias “Rogelio”, con 50 sobrevivientes.[1]

ConsecuenciasEditar

En los combates que comenzaron en El Mohán y Cachirí, jurisdicción de Suratá (Santander), y se extendieron hasta Castro y El Escorial en Arboledas (Norte de Santander), murieron 62 guerrilleros y 118 fueron capturados o se rindieron. Además, se decomisaron 22.012 cartuchos calibre 7.62, 78 millones de pesos, 43 granadas de mano, 211 equipos de campaña, 130 fusiles, 26 granadas de mortero y 2 ametralladoras.[2]​ De esa forma la operación logró mermar seriamente a la columna guerrillera y prevenir su paso a Catatumbo lugar donde la columna pensaba apoderarse de 55.000 ha. ricas en cultivos de coca bajo el control del grupo paramilitar Autodefensas Unidas de Colombia.[3]​ De las 55.000 ha. salían semanalmente, cinco toneladas de cocaína de alta pureza.[4]​ Según el ejército de Colombia, las FARC habrían invertido mil millones de pesos en esta operación.[5]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar