Abrir menú principal

Se conoce como osteomalacia a una enfermedad que afecta al hueso y se caracteriza porque este se encuentra desmineralizado. La causa más frecuente es un déficit de vitamina D. Cuando la osteomalacia afecta a niños se denomina raquitismo. No debe confundirse la osteomalacia con la osteoporosis que es otra enfermedad diferente que también afecta al hueso.[1]

Clasificación y recursos externos
Especialidad Reumatología
CIE-10 M83.m80
CIE-9 268.2
DiseasesDB 9351
MedlinePlus 000376
MeSH D010018
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

Índice

FisiopatologíaEditar

El hueso está constituido por una estructura de sostén llamada matriz ósea, formada de proteínas (colágeno) e hidratos de carbono. Sobre la mátriz ósea se deposita fosfato cálcico que le da al tejido solidez y consistencia. Si por alguna causa la matriz ósea es normal pero no se deposita la suficiente cantidad de fósfato cálcico, se produce osteomalacia, el hueso en este caso es blando y se deforma con facilidad.

CausasEditar

La causa más frecuente de osteomalacia es una deficiencia de vitamina D, que puede tener muchos orígenes: déficit nutricional, falta de exposición a la luz solar, malabsorción por enfermedad celíaca o enfermedad de Crohn, enfermedad del hígado o enfermedad renal. También puede provocar osteomalacia la deficiencia de calcio en la dieta, la resistencia congénita a la acción de la vitamina D y la deficiencia de fosfato por incremento de las pérdidas renales debida a enfermedad tubular renal, como en el Síndrome de Fanconi o la enfermedad de Dent.

SíntomasEditar

Los síntomas más comunes son dolor que se origina en los huesos, principalmente la pelvis, columna vertebral y costillas. Pueden observarse deformidades de los huesos del tórax y disminución de los niveles de calcio en sangre que en ocasiones provocan tetania. Existe predisposición a las fracturas, tanto de columna vertebral como de fémur y otros huesos.

Diferencias entre osteomalacia y raquitismoEditar

El raquitismo afecta a los niños que tienen huesos en fase de crecimiento, mientras que la osteomalacia es una enfermedad del adulto que ya ha desarrollado su sistema óseo y alcanzado la estatura definitiva. En ambos trastornos el problema se debe a la falta de mineralización del hueso, es decir el tejido óseo carece de suficiente sales de calcio, por lo que es frágil y propenso a deformarse.

Diferencias entre osteomalacia y osteoporosisEditar

En la osteoporosis existe una disminución de la masa ósea, pero la composición del hueso es equilibrada entre matriz ósea y fosfato cálcico que la mineraliza. En la osteomalacia la matriz ósea del hueso es normal, pero su mineralización es deficiente. Ambas enfermedades ocasionan predisposición a las fracturas. Sin embargo el origen del mal y el tratamiento son diferentes.

ReferenciasEditar

  1. Pilar Peris: Diagnóstico y tratamiento de la osteomalacia por el reumatólogo. Reumatol Clin. 2011; 07 (Supl.2): 22-7 - Vol. 07 Núm.Supl.2 DOI: 10.1016/j.r.