Paciano de Barcelona

San Paciano (310-391), obispo de Barcelona, fue uno de los padres de la Iglesia, influido especialmente por los modelos exegéticos y teológicos africanos. Estuvo interesado, especialmente, en el tema de la penitencia.

Paciano
Barcelona Cathedral Interior - Saint Pacian by Joan Roig, and Joan Moxí.jpg
San Paciano de Barcelona por Joan Roig - Catedral de Barcelona.
Información personal
Nacimiento c. 310 Ver y modificar los datos en Wikidata
Barcelona (España) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento c. 390 Ver y modificar los datos en Wikidata
entre el 379 y 393
Sepultura basílica de los santos Justo y Pastor Ver y modificar los datos en Wikidata
Religión Cristianismo Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Sacerdote católico, obispo y escritor Ver y modificar los datos en Wikidata
Cargos ocupados Obispo de Barcelona Ver y modificar los datos en Wikidata
Información religiosa
Canonización prelate y santo católico Ver y modificar los datos en Wikidata
Festividad 9 de marzo
Venerado en Iglesia católica

Casado y con, al menos, un hijo —Flavio Lucio Dextro que llegó a ser praefectus praetorii— fue obispo de Barcelona en el siglo IV (probablemente, ordenado después del 343). Murió entre el 379 y 393.

Entre sus obras destacan Cervus, dedicada al paganismo de las celebraciones del año nuevo y Paraenesis sive exhortatorius libellus ad paenitentiam, en la que distingue entre distintos tipo de pecados (cotidianos y graves), y anima a los fieles a confesar estos. En su sermón De baptismo demuestra conocer ya y emplear la teología sobre el pecado original. Además es autor de la significativa frase: Christianus mihi nomen est, catholicus cognomen[1]​ (Cristiano es mi nombre, católico mi apellido). En su defensa de la confesión, destacó en la condena del Novacianismo, doctrina herética la cual propugnaba una línea de pureza tal del cristianismo que llegara a negar la absolución de los lapsos, afirmando que la Iglesia no tiene poder para dar la paz a los que renegaron de la fe en la persecución ni tampoco a los que cometieron algún pecado mortal. A esta idea contraria a la fe católica, contra la que ya había luchado San Cipriano, se opone Paciano junto con su coetáneo San Ambrosio.

NotasEditar

  1. Cf. Epistula 1, 4.

Enlaces externosEditar

BibliografíaEditar