Pacto Federal Castellano

manifiesto interno del Partido Republicano Federal

El Pacto Federal Castellano o Pacto de Valladolid es el nombre que recibió un manifiesto interno del Partido Republicano Federal de 1869 elaborado en la ciudad de Valladolid el martes 15 de junio de dicho año.[1]​ Dicho documento estaba firmado por miembros del partido de 17 provincias: Albacete, Ávila, Burgos, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara, León, Logroño, Madrid, Palencia, Santander, Salamanca, Segovia, Soria, Toledo, Valladolid y Zamora.

Pacto Federal Castellano
1885, España, sus monumentos y sus artes, su naturaleza e historia, Valladolid, Palencia y Zamora, Vista general de Valladolid, Passos.jpg
La ciudad de Valladolid en la época de la firma del pacto.
manifiesto político
Formato documento
Idioma castellano
Función
  • Reafirmar la necesidad de un cambio de régimen
  • Reconocimiento institucional de la identidad de Castilla
Redactor(es) Partido Republicano Federal
Creación 15 de junio de 1869
Signatario(s) (Véase firmantes)

Texto completo en Wikisource

ContenidoEditar

Dicho acuerdo contenía dos objetivos fundamentales:

  • Reafirmar la necesidad de un cambio de régimen (la reina Isabel II acababa de caer y poco tiempo después se proclamaría la Primera República).
  • Garantizar que el nuevo sistema político que se constituya reconozca institucionalmente la identidad de Castilla como pueblo diferenciado, es decir con derecho a su propia articulación política.[2]

Según dicho documento el «Estado de Castilla la Vieja» lo constituirían las provincias de Ávila, Burgos, León, Logroño, Palencia, Santander, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid y Zamora, mientras que el «Estado de Castilla la Nueva» lo constituirían las provincias de Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara, Madrid y Toledo.[3]

Dichas provincias conformaban las regiones históricas de Castilla La Vieja, Castilla La Nueva y León y desde los pactos autonómicos de 1981 constituyen las comunidades autónomas de Cantabria, La Rioja, Castilla y León, Madrid y Castilla-La Mancha.[4]

Cada estado tendría su propia capitalidad, la ciudad de Valladolid en el primer caso, la de Madrid en el segundo. En el Pacto Federal Castellano, la territorialidad de Castilla era la de los libros El Valor de Castilla (1926) y Las Castillas y León. Teoría de una nación (1982) o la defendida desde la Asociación de Escritores Regionalistas Castellanos (1936). En el mismo sentido, el filósofo Pedro González García (zamorano), en 1906, afirmaba que las fronteras entre la Castilla primigenia y León eran "meros accidentes de limitación histórica".[5]​ La procedencia de los equipos fundadores de la Federación Castellana de Fútbol (1932-1987) revelaba el reconocimiento, en gran medida, del mapa de Castilla de los autores citados y obras mencionadas por parte de los clubes.[6]

El Pacto Federal Castellano es el antecedente de la Constitución Federal de Toro (1883).

Llegó a editarse el diario El Confederal, que llevaba el subtítulo de órgano del Pacto Federal de Castilla.[7]

En 1931, el Pacto ya mereció la atención de Narciso Alonso Cortés (fundador de la Sociedad Castellana de Excursiones y de Revista Castellana) en su artículo "Política regionalista: la Federación Castellana" (El Norte de Castilla, 14 de mayo de 1931).[8]

RepresentantesEditar

Estos fueron los representantes que firmaron por cada provincia:[9]

 
Provincias con representantes firmantes del documento

Otras propuestas similares en los territorios abarcados por el pacto federal castellanoEditar

Años después del Pacto Federal Castellano, en 1873, algunos sectores dentro de la Comisión Provincial de León del Partido Republicano Federal, elaboraron un escrito en el que se distanciaban del proyecto de constitución del "Estado Federal de Castilla la Vieja", aunque no existió posicionamiento común del Partido en esa provincia.[10]​ Años después, en 1883, republicanos federalistas de la provincia de León participaron en la firma de un nuevo pacto federal, conocido por Constitución Federal de Toro, con otros republicanos federalistas de Valladolid y Zamora.[11]

Por otra parte, catorce años más tarde, en 1883 se celebró en la ciudad riojana de Haro una asamblea presidida por el político federalista Juan Sayol en la que se aprobó la Constitución Republicana Federal del Estado Riojano para que La Rioja se constituyera como una república federal dentro de España. Sin embargo, como otras propuestas federalistas de la época, no se pudo poner en práctica y quedó en "mero papel".[12][13]

Enlaces externosEditar

ReferenciasEditar

  1. Serrano García, 1985, p. 256.
  2. Dialnet «El federalismo castellano durante el Sexenio Revolucionario.» Consultado el 20 de septiembre de 2020
  3. González Clavero, 2004, p. 258.
  4. Investigaciones históricas. Valladolid: Secretariado de Publicaciones, Universidad de Valladolid, 1979
  5. El Alma castellana. Salamanca: Andrés Iglesias, 1906, p. 15
  6. Laita, José María. Libro de oro de la Federación Castellana de Fútbol. Madrid: [Federación Castellana de Fútbol]: Omnia, 1963
  7. La prensa vallisoletana durante el siglo XIX. Valladolid, Servicio de Publicaciones de la Diputación Provincial, Institución Cultural Simancas, 1977, p. 45
  8. El Norte de Castilla, 14 de mayo de 1931
  9. Serrano García, 1985, p. 265.
  10. cita requerida
  11. Constitucion o Pacto Federal para las Provincias regionadas de León, Valladolid y Zamora. Valladolid: Agapito Zapatero, 1883
  12. Texto de la Constitución Republicana Federal del Estado Riojano
  13. Una utopía en La Rioja

BibliografíaEditar

  • Castilla y su cultura, desde el siglo IX al XXI Real Asociación Española de Cronistas Oficiales en torno a varios libros de Juan Pablo Mañueco, en 2014, sobre la formación y desarrollo de la personalidad histórica, política y cultural de Castilla.

Enlaces externosEditar