Partido Católico Tradicionalista

El Partido Católico Tradicionalista, o partido mellista, fue un partido político español fundado en 1919 por Juan Vázquez de Mella como resultado de su enfrentamiento con Don Jaime de Borbón[1]​ pretendiente y máximo dirigente del carlismo.

Partido Católico Tradicionalista
Líder Juan Vázquez de Mella
Fundación 1919
Disolución 1931  [1]
Ideología Tradicionalismo
País España
Publicación El Pensamiento Español
1 Integración en Comunión Tradicionalista.

HistoriaEditar

La escisión en el tradicionalismo entre partidarios y detractores de Mella se produjo tras la publicación en El Correo Español (principal medio de difusión carlista) de un mensaje antigermanófilo del pretendiente, pese a la oposición del entonces director del periódico, Miguel Fernández Peñaflor.

Como resultado de ello, Vázquez de Mella encabezó una disidencia y fundó un tradicionalismo sin rey, aunque ideológicamente indistinguible del carlismo. Las figuras más prestigiosas del carlismo se pronunciaron por Vázquez de Mella. Al abandonar toda pretensión dinástica, acentuó su carácter confesional católico y de patriotismo españolista, lo que aumentaba las posibilidades de Vázquez de Mella como aglutinador de las extremas derechas.[2]

En la prensa, se entabló una lucha por el control del órgano central de partido El Correo Español, que se saldó a favor de Don Jaime. Vázquez de Mella expuso su postura desde la tribuna acogedora de El Debate, e inició la publicación de una Hoja Tradicionalista, que apareció a mediados de marzo y se publicó sin periodicidad fija ni indicación de fecha. En la primera de las Hojas Tradicionalistas, Mella consideraba ilusorio cualquier levantamiento contra el Ejército, como el que los carlistas esperan, y propone los términos de una nueva alianza entre las fuerzas conservadoras y el ejército «en la lucha contra el antimilitarismo y el desorden social».[2]

La Hoja desapareció al iniciarse, el 16 de septiembre de 1919, la publicación de El Pensamiento Español, órgano de la Comunión o Partido Tradicionalista, cuyos redactores habían sido expulsados en 1919 de El Correo Español.[2]

El partido mellista apoyó la dictadura de Primo de Rivera y languideció durante la misma, especialmente a la muerte de Vázquez de Mella. Según José Carlos Clemente, sus seguidores se reintegraron en 1931 —los integristas lo harían hacia 1932— en el movimiento carlista,[3]​ en la Comunión Tradicionalista.

IdeologíaEditar

La ideología del partido se basaba en la interpretación que hacía Vázquez de Mella del tradicionalismo, y en particular propugnaba:

  1. Unión moral y separación económica de la Iglesia y del Estado.
  2. Sustitución del régimen parlamentario por el representativo.
  3. Autarquía de municipios y regiones, y defensa resuelta del orden social fundado en la armonía de clases que forman el trabajo integral.
  4. Política internacional orientada hacia los tres ideales en que desemboca la historia de España: dominación del Estrecho, federación con Portugal, y confederación con los Estados Hispanoamericanos.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Clemente, 1999, pp. 21-22.
  2. a b c Sáiz y Cruz Seoane, 1996, pp. 276-277.
  3. Clemente, 1999, pp. 20-22.

BibliografíaEditar