Abrir menú principal

La constitución apostólica Pastor Bonus, promulgada por el papa Juan Pablo II el 28 de junio de 1988, es el texto legislativo que regula la composición y competencias de los distintos departamentos (conocidos en la terminología canónica como dicasterios) y organismos de la Curia Romana. El nombre del documento proviene de las dos primeras palabras del texto original en latín que en castellano se traduce como «El buen Pastor».

Pastor Bonus
Constitución apostólica del papa Juan Pablo II
28 de junio de 1988, año de su Pontificado
John paul 2 coa.svg
Escudo del papa Juan Pablo II
Argumento Sobre la curia romana
Sitio web Texto en español
Documentos pontificios
Constitución apostólicaMotu proprioEncíclicaExhortación apostólicaCarta apostólicaBreve apostólicoBula

Índice

AntecedentesEditar

La Pastor Bonus se encuentra en la historia de la Curia Romana como una de las grandes reformas acaecidas a dicha institución, cuyo objetivo es ayudar al Romano Pontífice, en el gobierno de la Iglesia católica. Las otras grandes reformas de la curia son: la reforma de Gregorio VII a mediados del siglo XI, la de Sixto V en 1588, la de Pío X en 1908 y la de Pablo VI en 1967.[1]

ContenidoEditar

La Constitución Apostólica comienza ya desde el incipit a mencionar la razón de ser del documento, la ministerialidad del papa y de los obispos. El documento se encuentra divido en nueve capítulos.[2]

En el primer capítulos, Juan Pablo II, desarrolla las normas generales de los distintos discaterios de la curia romana. A partir del segundo capítulo, la constitución integra las normas particulares, a saber: en el segundo capítulo sobre la Secretaría de Estado de la Santa Sede, en el tercer capítulo sobre las congregaciones, en el cuarto sobre los tribunales, en el quinto sobre los consejos pontificios, en el sexto sobre las oficinas, en el séptimo sobre otras instituciones de la Curia Romana, en el octavo sobre los abogados y en el noveno sobre otras instituciones vinculadas a la Santa Sede.[3]

ConsecuenciasEditar

Principales cambiosEditar

La carta apostólica estipula ciertos cambios de la Curia Romana, entre estos se habla de la reintegración del Consejo para los Asuntos Públicos de la Iglesia en la Secretaría de Estado, como la sección para las Relaciones con los Estados. El Consejo para los Asuntos Públicos de la Iglesia había sido previamente una sección de la Secretaría de Estado, pero Pablo VI en 1967 le había convertido en un dicasterio independiente.[4]

La constitución también abrió la membresía en dicasterios para sacerdotes, diáconos, religiosos y laicos. Durante siglos, solo los cardenales fueron elegibles para ser miembros de los órganos de la Santa Sede, pero el papa Pablo VI abrió la participación a los obispos diocesanos. La Pastor Bonus continuó la apertura del gobierno central de la Iglesia para permitir a los representantes de todos los fieles tener un papel en la Curia Romana.

ReferenciasEditar

  1. Cf.Luis-Miguel Muñoz Cárdaba, Principios eclesiológicos de la «Pastor Bonus» Roma 1999, p. 14. ISBN 88-7652-843-1
  2. Cf. Pastor Bonus n° 1.
  3. Cf. Juan Pablo II, Pastor Bonus, consultado el 6 de marzo de 2015.
  4. Perfil de la Curia romana En: www.vatican.va, consultado el 6 de marzo de 2015.

Enlaces externosEditar

  • Pastor Bonus Versión española del texto de la constitución apostólica, en el portal de la Santa Sede.