Abrir menú principal

Pedro de la Cueva y Velasco (nacido en Cuéllar entre 1482 y 1492 - muerto en 1546)[1]​ fue un noble castellano perteneciente a la Casa de Alburquerque, titulado señor de Torregalindo y Portillejo, que durante su carrera fue capitán general de artillería, mayordomo y del Consejo de Guerra de Carlos I de España y comendador mayor de la Orden de Alcántara.

BiografíaEditar

Nacido en el castillo de Cuéllar, fue el segundo hijo habido del matrimonio del maestre Beltrán de la Cueva, I duque de Alburquerque y de María de Velasco, hija del condestable de Castilla. Fue por ello hermano entero de Cristóbal, señor de Roa, y medio hermano de Francisco, II duque de Alburquerque; Antonio, tronco de los marqueses de la Adrada; Íñigo, religioso y militar, y Juan, tronco de los señores de La Canaleja (Jerez de la Frontera) y marqueses de Santa Lucía de Conchán (Perú).

Cuando sus padres contrajeron matrimonio en 1482 acordaron que instituirían mayorazgos para los hijos que hubiese: el primer hijo varón heredaría Mombeltrán, mientras que el segundo, que fue Pedro, le correspondió la villa de Torregalindo y la heredad de Portillejo. Fue además, caballero de la Orden de Santiago y comendador de Reina, y dejando este hábito, el rey Carlos I de España le concedió en 1531 el de la Orden de Alcántara, siendo nombrado el mismo año comendador mayor de la orden.

ReferenciasEditar

  1. Sus padres casaron en 1482, falleciendo el padre en 1492.

BibliografíaEditar

  • Fernández de Bethencourt, Francisco, Historia genealógica y heráldica de la Monarquía Española, Casa Real y Grandes de España, Tomo X, Madrid, 1920.