Pelagia de Tarso

enviada a Roma por su madre pagana, donde Diocleciano, admirado por su belleza le pidió casarse

Pelagia de Tarso es una santa y mártir cristiana que vivió en Tarso de Cilicia, en Asia Menor, durante el reinado del emperador romano Diocleciano (284-305), en el siglo III.

Pelagia de Tarso
Pelagia of Tarsus.jpg
Información personal
Nacimiento Siglo IIIjuliano Ver y modificar los datos en Wikidata
Tarso (Turquía) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 287
Roma (Imperio romano de Occidente) Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Información religiosa
Canonización Santo Ver y modificar los datos en Wikidata
Festividad 4 o 17 de mayo.
Venerada en Iglesia ortodoxa, Iglesia católica.

Según la tradición, el hijo de Diocleciano y heredero al trono se enamoró de Pelagia, mujer de gran belleza y proveniente de una familia noble, y quiso casarse con ella. Sin embargo respondió que no podía, porque había jurado de preservar su virginidad al que llamaba su inmortal esposo, Cristo. En su dolor, el hijo de Diocleciano se suicidó.

Pelagia fue enviada a Roma por su madre pagana, donde Diocleciano, admirado por su belleza le pidió casarse. Ella se negó, afirmando «yo tengo por novio a Jesucristo, por el cual estoy dispuesta a morir» y llamando al emperador demente, por lo que fue martirizada dentro de un toro de cobre al rojo vivo hasta la muerte. Según la leyenda, su carne olía a mirra y el aroma inundó toda Roma.

La misma leyenda afirma que los romanos enviaron cuatro leones para devorar los huesos de Pelagia, pero que éstos, en cambio, custodiaron sus huesos de los buitres y cuervos hasta que un obispo cristiano pudo recuperarlos. Constantino el Grande construyó una iglesia donde se custodiaron sus restos..

Enlaces externosEditar