Persa (obra)

Persa es una obra de teatro del comediógrafo latino Plauto.

La fecha probable de la composición varía según los autores entre el 184 a. C. (Buck, Sedgwick), 187-6 a. C. (Della Corte)[1]​ y 196-5 a. C. (Schutter).[2]

ArgumentoEditar

En esta comedia de Plauto, como en alguna otra, se trata de burlar a un traficante de mujeres[3]​ llamado Dordalo, de cuyas garras consigue librar un siervo a Lemniselénide, la hermosa joven adorada por su amo. Logra el esclavo[4]​ rescatarla mediante una suma que le ha facilitado otro siervo amigo suyo a condición de que luego engañe al lupus, lo que hace proponiéndole la compra de una supuesta joven persa que no es sino la hija de un parásito.[5]​ Cae en el lazo el codicioso mercader de esclavas; pero al querer exhibir en público a la linda muchacha, el parásito lo demanda ante los tribunales, con lo que el proxeneta se queda sin esclava pérsica y sin dinero.

PersonajesEditar

Véase Personajes comunes de la comedia romana

Véase Personajes típicos de la comedia plautina

  • El esclavo TÓXILO (TOXILVS SERVVS).
  • El esclavo SAGARISTIÓN (SAGARISTIO).
  • El parásito SATURIÓN (SATURIO).
  • La esclava SOFOCLIDISCA (SOPHOCLIDISCA ANCILLA).
  • La meretriz LEMNISELÉNIDE (LEMNISELENIS MERETRIX).
  • El muchacho PEGNIO (PAEGNIVM PVER).
  • Una MUCHACHA: hija del parásito y supuesta esclava persa.
  • El lenón DÓRDALO (DORDALVS LENO).

Notas y referenciasEditar

Este artículo contiene material de las Lecciones de literatura clásica latina (1882) de A. González Garbín, obra que se encuentra en el dominio público.

  1. Francesco Della Corte (1913 – 1991): filólogo y latinista italiano.
  2. ROMÁN BRAVO, José (1991). Comedias I. Madrid: Cátedra. p. 27. ISBN 8437608570. 
  3. Véanse "Prostitución en la Antigüedad", "Prostitución en la Antigua Grecia", "Hetera", "Meretriz", "Cortesana", "Prostitución en la Antigua Roma" y "Burdeles de Roma".
  4. Véanse "Esclavitud en la Antigua Grecia" y "Esclavitud en la Antigua Roma".
  5. «Parásito» («παράσιτος»): comensal invitado que, por sus propios méritos, daba lustre o fama a su patrón, como eran los casos de sacerdotes, ciudadanos distinguidos y poetas. En su Banquete, Ateneo hace empleo de la expresión con su significado original (234-236). En cambio, Luciano hace de ella en su obra El parásito un uso peyorativo que se halla también en la palabra derivada «παρασιτία» («arte del parásito», «adulación»). En latín, «părăsītus» también indicaba en principio al convidado, al comensal, y se emplearía más adelante despectivamente.

Enlaces externosEditar