Las palabras pibe y su sinónimo pebete, que tienen el significado de niño y, por extensión, persona joven[1]​ fueron originalmente consideradas lunfardismos utilizados en el habla popular del área del Río de la Plata. Pebete fue incorporada al Diccionario de la Real Academia Española en su edición de 1970 incluyendo también en su uso al Paraguay[2]​ y pibe lo fue en la edición de 1984 incluyendo a Bolivia, Argentina y Uruguay como área de uso,[3]​así como a otros diccionarios corrientes. Se usa también como tratamiento afectuosa.

Un pibe jugando al fútbol

Concepto de lunfardoEditar

El lunfardo es una jerga originada y desarrollada principalmente en la ciudad de Buenos Aires, capital de la República Argentina, y su conurbano;[4][5]​ también otras ciudades cercanas como Rosario (en la provincia de Santa Fe) y Montevideo (en Uruguay) contribuyeron desde el principio a su desarrollo. Después de señalar la dificultad que existe en precisar el concepto de lunfardo, Mario Teruggi se inclina a decir que es un "habla popular argentina compuesta de palabras y expresiones que no están registradas en los diccionarios castellanos corrientes"[6]​ para aclarar más adelante que "los lunfardismos son propios del habla subestándar popular y que de ninguna manera los cultismos y otros términos elevados pueden incluirse en esa categoría".[2]

 
Ernesto Ponzio, el Pibe Ernesto

Pibe y pebeteEditar

La RAE dice que pebete procede del catalán pebet. José Gobello afirma que pibe procede de pivello -voz común en varios dialectos hablados en la península itálica- o de pivetto, palabra del genovés diminutivo de pivo –palabra de ese dialecto que ya aparecía en el 1600 como sinónimo de niño o muchacho- derivada de piva, miembro viril. Antonio Dellepiane ya en 1894 citaba las palabras pive, piver, pebe, pibete o pebete[7]​También Villamayor citaba a pibe y pevete (con "v") y Florencio Sánchez lo usaba en su pieza breve Puertas adentro, estrenada en 1897. A Gobello le parece que pibe no es reemplazable por niño –demasiado protocolar- ni por purrete –excesivamente confianzudo.[8]​ En sentido concordante Bernal dice sobre pibe:

”no debe haber en el habla porteña voz más cordial y cariñosa. La carga afectiva que encierra hace que su empleo no se limite a lo que su acepción pura autoriza, pasando a ser una muestra de amistad, de cariño y hasta de cierta intimidad cómplice.”[3]
 
Carlos, el pibe Valderrama

Teruggi recoge la interpretación de Gobello y, además, cita la tesis que siguen Charles E. Kany[9]​y Joan Corominas[10]​que señalan que puede tener origen en una sustancia aromática –llamada justamente pebete- con la que se aludía eufísticamente a una cosa maloliente y de ahí, por antífrasis, a niño. ".[2]

Lo cierto es que desde su aparición la voz es utilizada masivamente y no hubo poeta popular, sainetero y letrista de tango que no la incluyera entre sus versos.[3]

 
Pedro Maffia “El Pibe de Flores” en 1929

La revista PBTEditar

El 24 de septiembre de 1904 apareció el primer número de PBT, una revista argentina dedicada al humor gráfico de corte político a la cual su fundador, el periodista, humorista y poeta español Eustaquio Pellicer, quiso dar con ese nombre una imagen juvenil, inquieta y traviesa.[11]

Los “Pibes”Editar

La palabra pibe ha sido utilizada en varios casos integrando el apodo de figuras conocidas:

  • Carlos Pibe Valderrama, Carlos Valderrama (Colombia, 1961), futbolista.
  • El Pibe Cabeza, Rogelio Gordillo (Argentina, 9 de junio de 1910 – Buenos Aires, Argentina, ibídem, 9 de febrero de 1937), conocido delincuente.
  • Juan Carlos Caviello, “El pibe del bandoneón” (Quilmes, 21 de diciembre de 1923 - 30 de abril de 2016) músico de tango, bandoneonista.
  • Pedro Maffia, “El Pibe de Flores” (Buenos Aires, 28 de agosto de 1899 - Buenos Aires, 16 de octubre de 1967), bandoneonista, director y compositor.
  • Ernesto Ponzio, “El Pibe Ernesto” (Buenos Aires, Argentina, 10 de julio de 1885 - Banfield, provincia de Buenos Aires, Argentina, 21 de octubre de 1934), un violinista de tango.
  • Osvaldo Fresedo, “El Pibe de La Paternal” (Buenos Aires, Argentina, 5 de mayo de 1897 – ibídem, 18 de noviembre de 1984), compositor y director de orquesta de tango,
  • Roberto Rufino, "El Pibe del Abasto" o "El Pibe Terremoto" , (Buenos Aires, Argentina, 6 de enero de 1922 – ibídem, 24 de febrero de 1999 ) cantor argentino de tango.
  • Jorge Bolaños, "El Pibe Bolaños" ( Guayaquil, Provincia del Guayas, Ecuador, 26 de junio de 1944 – ibídem, 24 de mayo de 1996), futbolista.
  • Lucas Mugni, “El Pibe de oro”, (Santa Fe, provincia de Santa Fe, Argentina, 12 de enero de 1992), futbolista.
  • Jaison Ibarrola, "Bati Pibe", (Asunción, Paraguay, 10 de septiembre de 1986), futbolista.
  • Alexander Escobar Gañán, “El Pibe del barrio Obrero”, ( Cali, Colombia, 8 de febrero de 1965 ), futbolista.
  • Alberto Baldovino, “El Pibe”, Callao, Perú, 13 de abril de 1917, futbolista.
  • Carlos Marcucci, "El pibe de Wilde", (Buenos Aires, 30 de octubre de 1903 - ibídem 31 de mayo de 1957), bandoneonista.

Otros usosEditar

El argentinismo pebete es usado para designar un pequeño pan típico de la gastronomía argentina, también denominado pan de pebete o pan de Viena. Es de forma ovalada, corteza tostada y fina, miga esponjosa y se lo elabora con harina de trigo candeal.[12]​ Su nombre proviene de Pan Blanco Tostado.[13][14]

La influencia del tango y el teatroEditar

Señala Teruggi que además del proceso de creación espontánea del lunfardo, están también lo que define como “creadores profesionales de lunfardismos”, esto es autores teatrales, escritores en el sentido amplio (libretistas de radio, guionistas de cine), poetas, letristas de tango, etc. Algunos de ellos, para lograr una rápida y eficaz comunicación, recurren a lunfardismos –que contienen una carga afectiva-, difundidos en mayor o menor medida, e incluso los crean ad hoc.[15]

La palabra pibe en el tango y el teatroEditar

Florencio Sánchez lo usó la palabra pibe en su pieza breve Puertas adentro, estrenada en 1897.[8]​ En 1908 José González Castillo estrenó el entremés orillero El retrato del pibe, con la actuación de Florencio Parravicini.[3]

Hacia 1915, Vicente Greco tituló E] pibe al tango que compuso sin letra. En 1925 aparece Mano cruel con versos de Armando Tagini y música de Carmelo Mutarelli, donde se canta a “la piba mimada de la calle Pepirí”, que fue grabado por Carlos Gardel.

En 1933 fue creado el tango Si se salva el pibe con letra de Celedonio Esteban Flores y música de Francisco Pracánico, que grabó Gardel el mismo año. Reinaldo Yiso en 1943 hizo la letra de El sueño del pibe, musicalizado por Juan Puey, sobre el muchacho que va a ser probado en un club de fútbol. Las “lindas pibas de delantal“, esto es obreras de fábricas del barrio de Tres Esquinas, son mencionadas en 1941 en la letra del tango Tres Esquinas de Enrique Cadícamo a la que pusieron música Ángel D'Agostino y Alfredo Attadia y Horacio Ferrer nombra a “los pibes” de delantal, referido a los escolares, en la letra Chiquilín de Bachín, compuesto con Astor Piazzolla.

NotasEditar

  1. Pebete en el DRAE. Acceso 1-3-2015
  2. a b c Teruggi, 1978, p. 28/9.
  3. a b c d Hoy: Pibe Archivado el 2 de abril de 2015 en la Wayback Machine. por Eduardo Rubén Bernal. Acceso= 2-2-2015
  4. «Historia del Lunfardo, con reseñas en periódicos del siglo XIX.». Archivado desde el original el 4 de marzo de 2016. Consultado el 2 de marzo de 2015. 
  5. Definición de la palabra "Lunfardo" según la RAE.
  6. Teruggi, 1978, p. 26.
  7. Antonio Dellepiane: Contribución al estudio de la psicología criminal, El idioma del delito, Buenos Aires 1967, Libros del Mirasol, Compañía General Fabril Editora
  8. a b Gobello, 1953, p. 45.
  9. Charles E. Kany: Semántica hipanoamericana, Madrid 1962 Ed. Aguilar
  10. Joan Corominas: Breve diccionario etimológico de la lengua castellana. Madrid 1964. Editorial Gredos, José Ferrer s.A.
  11. «PBT en learevistas.com». Archivado desde el original el 3 de noviembre de 2011. Consultado el 2 de marzo de 2015. 
  12. Definición de pebete DRAE
  13. 13 palabras que usas siempre y tienen un significado detrás que no sabías Archivado el 6 de noviembre de 2016 en la Wayback Machine.. Acceso 2 de septiembre de 2016
  14. Pebete. Acceso 2 de septiembre de 2016
  15. Teruggi, 1978, p. 250/1.

BibliografíaEditar

  • Bernal, Eduardo Rubén. «Hoy: Pibe». Archivado desde el original el 2 de abril de 2015. Consultado el 2 de febrero de 2015. 
  • Teruggi, Mario E. (1978). Panorama del lunfardo 2* edición. Buenos Aires: Editorial Sudamericana S.A. 
  • Gobello, José (1953). Lunfardía. Introducción al estudio del lenguaje porteño. Buenos Aires: Argos.