Abrir menú principal

Planetario

lugar dedicado a la presentación de espectáculos astronómicos
El Carl-Zeiss-Planetarium en Jena, Alemania, el planetario más antiguo del mundo (foto del año 1926).
Planetario Municipal Agrimensor Germán Barbato, Montevideo, Uruguay; el aquí aludido fue el primer planetario de Latinoamérica, abierto en 1955, y anexo al Zoológico Villa Dolores (está situado en el barrio montevideano del mismo nombre, Villa Dolores).
Un proyector típico en el planetario de Berlín
Planetario Omar Khayyam en Nishapur, Irán.

Un planetario es un lugar donde se realizan presentaciones astronómicas dedicado a la divulgación para el público en general, y en el que es posible observar recreaciones del cielo nocturno en diversos lugares de la Tierra y en diferentes momentos del año.

Normalmente un planetario consta de una pantalla de proyección en forma de cúpula, y un proyector planetario móvil capaz de proyectar las posiciones de estrellas y planetas que se desea mostrar.

Índice

HistoriaEditar

 
Planetario Humboldt, proyector planetario marca Zeiss Modelo Mark III modificado.

El origen del planetario se sitúa en el antiguo Egipto, donde se han encontrado restos de pinturas de estrellas y constelaciones dibujadas en varias tumbas como la de Nut, diosa del cielo.[1]

Algunos de los antecedentes del planetario como herramienta divulgadora de la astronomía han sido los relojes astronómicos, los globos celestes giratorios y los planetarios mecánicos complejos.

La invención de un primer planetario primitivo donde se podía percibir el movimiento de los planetas, la luna y el sol, la llevó a cabo Arquímedes. Creó este primer modelo mecánico que demostraba los movimientos planetarios, basado en el sistema de esferas de Eudoxus de Cnido alrededor del año 250. En este modelo se podían ver los movimientos de los planetas que conocían y también de la Luna y del Sol en sus recorridos, mostrando también el funcionamiento de los eclipses. El dispositivo se encontraba dentro de una esfera metálica y giratoria que representaba el cielo. Todo esto se podía ver a través de una apertura en la esfera.


Sin embargo, cuando buscamos el principio del planetario moderno, basta retroceder hasta 1923, cuando se hizo la primera proyección de la mano del ingeniero Walther Bauersfeld en Jena, Alemania. El desarrollo de este planetario, conocido como La maravilla de Jena y con el primer proyector planetario llamado Zeiss I, comenzó en 1919 cuando Bauersfeld trabajaba para la fábrica de instrumentos ópticos Carl Zeiss [2]​ y no fue hasta 1924 cuando se empezó a proyectar en forma de espectáculo dirigido al público. Era un planetario que constaba de un icosaedro, de 16 metros de diámetro y con 3.480 lados.[3]

La llegada de la guerra hizo que fuera complicada la continuidad del auge de los planetarios en Alemania. Muchos de los que se construyeron fueron afectados por la guerra o cerraron sus puertas. Durante este período creció la industria del planetario en la Unión Soviética, que desarrolló nuevas tecnologías como la cúpula paraboloidal. La creación de planetarios y su popularidad fue muy importante para fomentar la exploración espacial y mostrar los logros del régimen en el espacio.

Después de la Segunda Guerra Mundial se construyeron muchos planetarios todo el mundo, encontrando un mercado muy grande en Estados Unidos, donde cogerían la estética de las revistas de ciencia ficción, y que posteriormente estarán vinculados a espectáculos de masas.

Actualmente los planetarios están destinados principalmente a la educación y en la familiarización con la astronomía de los más pequeños.

FuncionamientoEditar

Para el funcionamiento de un planetario óptico hay una cúpula y un proyector planetario que se adapte al tamaño y características de la misma, por eso encontramos muy pocos proyectores que sean iguales.

Los proyectores planetarios cuentan generalmente de una o dos esferas situadas en las partes inferiores y / o superiores con diferentes campos de estrellas que concentran la luz de una lámpara sobre una diapositiva de cobre, que está microperforada con orificios que corresponden a cada estrella que brilla. Esta luz debe pasar por diferentes lentes y un sistema de obturación para poder llegar finalmente a ser proyectada en la cúpula.

Para las estrellas más potentes podemos encontrar proyectores individuales para representarlas, al igual que en encontramos para proyectar las constelaciones. Los proyectores individuales del sol, la luna y los planetas se encuentran situados en el eje de la eclíptica, ya que es el plan que tienen en común sus órbitas. De este modo consiguen reproducir fielmente las posiciones de los cuerpos celestes.

El proyector consta de diferentes engranajes y sistemas muebles para simular los diferentes movimientos, órbitas y velocidades de los cuerpos. [4]

Los planetarios digitales tienen un funcionamiento muy diferente. Para hacerlo funcionar hay que diseñar las proyecciones que se harán a un ordenador. Pueden proyectar todo tipo de imágenes y sonidos. El proyector que utiliza trabaja con una lente de 360 ​​grados (ojo de pez) que cubre toda la cúpula. Para la elaboración de estas proyecciones se utilizan diferentes programas como son el Night Shade o Stellarium. Como el proyector está conectado a un ordenador, se pueden hacer movimientos de zoom, proyecciones 3D, e incluso proyectar temas que no sean de astronomía.[5]

Es una alternativa a los proyectores de planetarios ópticos más complejos, pero aún así nunca alcanzan el mismo nivel de realismo que los anteriores.

Planetarios por regiónEditar

Planetarios en EuropaEditar

Los planetarios más grandes en Europa (cúpula con más de 23 metros de diámetro), son: Bruselas (B), Praga (CZ), Jena (D), Copenhague (DK), Valencia (E), Atenas (GR), Budapest (H), Chorzów (PL), Lisboa (P), Moscú (RUS), San Petersburgo (RUS), Estocolmo (S) y Kiev (UA).

Los planetarios más conocidos en España se encuentran en Granada, Madrid, Pamplona, Valencia, Cuenca, Castellón y La Coruña.

Planetarios en IberoaméricaEditar

Por lo que respecta a Iberoamérica, en Chile se encuentra el Planetario de la Universidad de Santiago de Chile.

En Argentina el planetario más moderno es el Planetario de La Plata. Su sistema de proyección digital permite no solamente mostrar el cielo de cualquier lugar del mundo y en cualquier época, sino que además permite viajar hacia cualquier lugar del Universo. El sistema, provisto por Evans & Sutherland,[6]​ dispone de dos proyectores 4K, sistema de sonido 5.1 y un domo de 17 metros de diámetro con capacidad para 175 personas, que lo convierte en uno de los más modernos del país. También se encuentran el planetario de Malargüe, el de la Ciudad de Buenos Aires, y el planetario de la ciudad de Rosario. En la ciudad de Córdoba se encuentra en instalación el Planetario Julio Verne, en el Centro de Interpretación Científica Plaza Cielo Tierra[7]​, se provee su inauguración para fines de 2018. Será un planetario híbrido digital de alta definición, de tecnología alemana provisto por la empresa Zeiss. Es considerado el planetario con más alta definición de la región y el único que reproduce las 4 mil estrellas que se ven en los cielos del hemisferio sur [8]​.

En México, de los más sobresalientes se encuentran el Planetario Alfa, así como el Planetario de Puebla "Germán Martínez Hidalgo", que fomenta la cultura científica y tecnológica a través de sus instalaciones. Cuenta con tecnología de punta a nivel internacional y es uno de los más grandes del mundo. De manera interesante, desde 2012 se inauguró el primero de los 4 nodos que conforman la Red de Planetarios de Quintana Roo, siendo el primero de ellos Yook ol Kaab, en la Ciudad de Chetumal; el segundo: Ka' Yok', ubicado en la ciudad de Cancún, inaugurado en 2013; el tercero: Cha´an Ka´an, en la Isla de Cozumel (con tecnología 3D) y Sayab, en Playa del Carmen, ambos abiertos al público desde 2016. Los 4 nodos, equipados con sistema Digistar5, dependen del Gobierno de Quintana Roo, a través del Consejo Quintanarroense de Ciencia y Tecnología y representan el esfuerzo más ambicioso en un solo estado en América Latina.

En Bogotá se encuentra el Planetario Distrital, el más grande del continente y el segundo más grande del Mundo.

El Planetario Humboldt está localizado en Caracas, Venezuela. Se inició su construcción el 15 de enero de 1959 bajo la dirección de su diseñador, el arquitecto venezolano Carlos Guinand Sandoz (Caracas 1917Caracas 1963).[9]​ Se inauguró el 24 de julio de 1961, y sus instalaciones cuentan con una cúpula de 20 metros de diámetro y un proyector planetario marca Zeiss, modelo Mark IV (modificado).

Planetarios en ÁfricaEditar

ArgeliaEditar

EgiptoEditar

 
Alejandría: Planetarium Science Center, abierto en 2001.

EtiopíaEditar

GhanaEditar

LibiaEditar

MarruecosEditar

NigeriaEditar

SudáfricaEditar

TúnezEditar

Planetarios en América del NorteEditar

Estados UnidosEditar

MéxicoEditar

 
Distrito Federal: Planetario Luis Enrique Erro, abierto en 1967
 
Monterrey: Planetario Alfa, abierto en 1978

Planetarios en América Central y el CaribeEditar

BahamasEditar

Costa RicaEditar

 
San José: Planetario de San José, abierto en 2005.

CubaEditar

HondurasEditar

Trinidad y TobagoEditar

Planetarios de América del SurEditar

ArgentinaEditar

BoliviaEditar

BrasilEditar

 
São Paulo: Planetario do Ibirapuera - Planetario Prof. Aristoteles Orsini, abierto en 1957.
 
São Paulo: Planetarium do Carmo, abierto en 2005.
 
Porto Alegre: Planetário Professor José Batista Pereira, abierto en 1972.
 
Fortaleza: Planetario Rubens de Azevedo - Centro Dragao do Mar de Arte e Cultura, abierto en 1999.

ChileEditar

ColombiaEditar

 
Medellín: Planetario Jesús Emilio Ramírez González, abierto en 1984.

EcuadorEditar

ParaguayEditar

PerúEditar

 
Venezuela: Planetario Museo de los Niños de Caracas, Planetario Humboldt y Planetario Simón Bolívar.

UruguayEditar

VenezuelaEditar

Planetarios en AsiaEditar

JapónEditar

Planetarios en OceaníaEditar

AustraliaEditar

GuamEditar

Nueva ZelandaEditar

Planetarios informáticosEditar

 
Stellarium, un programa de software libre de simulación de planetarios.

Algunos programas de ordenador permiten simular la posición en el cielo de las estrellas y planetas. Entre los más conocidos se encuentran los programas de código libre: Celestia, Stellarium y NightShade; no-libre pero igualmente gratuito Winstars; y de pago Starry Night.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. «Los planetarios y el nacimiento de la ciencia como espectáculo». Investigación y Ciencia. Consultado el 14 de diciembre de 2018. 
  2. «HISTORY». zendome.de. Consultado el 14 de diciembre de 2018. 
  3. X (12 de octubre de 2009). «Domos Geodésicos: Historia. Walter Bauersfeld: Los primeros domos y el proyector planetario.». Domos Geodésicos. Consultado el 14 de diciembre de 2018. 
  4. [http://www.astrodidactico.com/digitarium/digitarium03.htm «ASTROdidactico - Planetarios Digitales de Espa�a»]. www.astrodidactico.com. Consultado el 14 de diciembre de 2018. 
  5. Vega, Jorge Luis Valenzuela (28 de febrero de 2017). «¿Qué son los Planetarios? Breve historia de los Domos». Planetario Noticias. Consultado el 14 de diciembre de 2018. 
  6. Evans & Sutherland
  7. «Plaza Cielo Tierra». 
  8. «Córdoba cierra el año estrenando un moderno planetario». 
  9. [Speedylook.com: Carlos Guinand Sandoz http://www.myetymology.com/encyclopedia/Carlos_Guinand_Sandoz.html]

PublicacionesEditar

Yann Rocher (ed.), Globes. Architecture et sciences explorent le monde, Norma/Cité de l'architecture, Paris, 2017.

Enlaces externosEditar