Probóscide

La probóscide es un apéndice alargado y tubular situado en la cabeza de un animal.

La trompa del elefante es una probóscide.
Detalle de la probóside de una mariposa Hesperia comma.

Su uso más común es para comer y absorber, como es el caso de ciertos invertebrados como las mariposas (en las que se llama espiritrompa), gorgojos y picudos, frigáneas (haustelo), gusanos, etc. La trompa de los elefantes, tapires y la de algún tipo de monos como es el mono narigudo, también es llamada probóscide.

EtimologíaEditar

El término procede de la palabra latina proboscis, que a su vez es una latinización de la palabra griega προβοσκίς (proboskis) 'trompa, tentáculo',[1]​ la cual es el resultado de combinar πρό (pro) 'antes, delante'[2]​ y βόσκω (bosko), 'alimentar, nutrir'.[3][4]​ El plural correcto en latín es proboscides, origen de la palabra en castellano.

InvertebradosEditar

Probóscide es un término que suele emplearse para referirse mayoritariamente a la prolongación del aparato bucal de algunos invertebrados en contraposición a la palabra trompa, empleada como sinónimo de probóscide pero en los vertebrados.

ReferenciasEditar

  1. προβοσκίς, Henry George Liddell, Robert S, A Greek-English Lexicon, on Perseus Digital Library.
  2. πρό, Henry George Liddell, Robert Scott, A Greek-English Lexicon, on Perseus Digital Library.
  3. βόσκω, Henry George Liddell, Robert Scott, A Greek-English Lexicon, on Perseus Digital Library.
  4. «Online Etymology Dictionary». Etymonline.com. Consultado el 30 de julio de 2012.