Rana iberica

especie de anfibio

La rana patilarga (Rana iberica) es una pequeña rana roja, de la familia Ranidae, que sólo habita en áreas montañosas de la península ibérica.

Symbol question.svg
 
Rana patilarga
Rango temporal: Pleistoceno - Presente, 2,5 Ma-0 Ma
Rana-iberica-La-Vera-20071111 9.jpg
Rana iberica
Estado de conservación
Casi amenazado (NT)
Casi amenazado (UICN 3.1)[1]
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Amphibia
Orden: Anura
Familia: Ranidae
Género: Rana
Especie: R. iberica
Boulenger, 1879
Distribución
Distribución de la rana patilarga
Distribución de la rana patilarga

Su hábitat natural son los arroyos y charcas de agua sobre sustrato rocoso y entre vegetación de ribera. Captura sobre todo presas terrestres, principalmente insectos y arañas.

DescripciónEditar

La rana patilarga puede crecer hasta unos 7 cm de longitud, pero su tamaño más normal es de 5 cm. Las hembras tienden a ser más grandes que los machos. El tímpano se puede ver justo detrás del ojo y tiene aproximadamente la mitad de su tamaño de diámetro. Desde el lado de la cabeza hasta la ingle hay una cresta distinta, el pliegue dorsolateral, que distingue a esta especie de la rana común. La piel es lisa con granulaciones finas. El color es muy variable, siendo principalmente verde oliva, rojizo o marrón grisáceo, a veces con marcas más oscuras. Una raya oscura se extiende entre la fosa nasal y el ojo, y una delgada línea blanca marca el labio superior. Las patas traseras a veces tienen barras de color marrón oscuro. Las patas traseras son más palmeadas que la rana común. La parte inferior es pálida, a veces con manchas más oscuras, pero el centro de la garganta no está manchado.[2]

Esta rana tiene una llamada distintiva, que generalmente se produce por la noche. Suena como "rao-rao-rao" y se emite a una velocidad de aproximadamente tres llamadas por segundo.

DistribuciónEditar

La rana patilarga es endémica de Portugal y del noroeste y centro de España. Es una especie de montaña y se ha registrado en altitudes de hasta 2.425 metros. Está presente en la mitad norte de Portugal y en España se encuentra en Galicia, Asturias, País Vasco, en el oeste de la Provincia de León y en el noroeste de la Provincia de Zamora, con poblaciones separadas en regiones montañosas del centro de España como el Sistema Central o los Montes de Toledo. Prefiere como hábitat arroyos y ríos de movimiento lento con vegetación abundante, estanques y lagunas. Comparte partes de su distribución con la rana dalmatina, la rana común y la rana temporaria.

Estatus de conservaciónEditar

La rana patilarga está amenazada por la pérdida de hábitat a través de la agricultura, la deforestación y la plantación de bosques no nativos. El desarrollo turístico y el uso recreativo de la tierra pueden causar disturbios en su medio. Las especies de peces introducidas y la presencia del visón americano (Neovison vison), fugado de las granjas de pieles, también amenaza su población. Partes de su distribución incluyen parques nacionales y naturales, como el parque natural del Gorbea, el parque natural de Izki, donde está protegida. En otros lugares, especialmente en las montañas del Sistema Central y Extremadura, las poblaciones están disminuyendo. La especie está clasificada como casi amenazada en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN.[3]

ReferenciasEditar

  1. Miguel Tejedo, Jaime Bosch, Iñigo Martínez-Solano, Alfredo Salvador, Mario García-París, Ernesto Recuero Gil (2008). «Rana iberica». Lista Roja de especies amenazadas de la UICN 2010.4 (en inglés). ISSN 2307-8235. Consultado el 27 de octubre de 2010. 
  2. Arnold, Nicholas; Denys Ovenden (2002). Reptiles and Amphibians of Britain and Europe. London: Harper Collins Publishers Ltd. p. 87.
  3. Tejedo, M.; P., Bosch; J., Martínez-Solano; I., Salvador; A., García-París; M., Gil, E. R. (2009).

Enlaces externosEditar

 
Renacuajo.