Sabur al-Amirí

Abu Muhammad Abdallah ben Muhammad el-Sapurl al-Saqlabi, (Persia, 950, Badajoz, 8 de abril de 1022) más conocido como Sabur o Sapor, fue el primer rey del Reino Taifa de Badajoz.

Primeros añosEditar

Sabur, prisionero de origen eslavo, fue un liberto, que como otros de su clase ocupó puestos de responsabilidad durante el Califato Omeya. Durante su juventud fue paje de Faiq, un influyente oficial del califa Al-Hakam II, y acabó siendo camarero del propio califa, y gobernador de Badajoz y su comarca.[1]

Cuando cae el califa en el año 976, acude a Córdoba para prestar juramento a su sucesor Hisham II y pasa a formar parte del partido amirí liderado por Almanzor.[2]

Cuando Almanzor accede al poder, Sabur incrementa su poder sobre la marca fronteriza del Algarve y las fortalezas orientales al oeste de Badajoz, a donde traslada la capital desde Mérida. Sus dotes militares, su valor y el importante papel estratégico de su territorio como base de aprovisionamiento en las razzias de Almanzor contra los cristianos, hacen que su poder y prestigio vayan creciendo.

Emirato independienteEditar

Tras la muerte de Almanzor en 1002, se inicia un proceso convulso en el califato omeya que finaliza con su descomposición en pequeños reinos, a medida que los gobernadores se van independizando. Se ignora la fecha exacta en que el reino de Badajoz se declara independiente, pero cuando se inicia la revolución cordobesa que pone fin a la dictadura Amirí con el asesinato de Abderramán Sanchuelo, el 3 de marzo de 1009 en Armillat[3]​ y la deposición del califa Hisham II, comienza una lucha por el poder entre bereberes y árabes en la que, según Matías R. Martínez, Sapur toma el partido bereber, como consecuencia del mayor número de éstos en su territorio, pero con la idea de constituirse en reino independiente.[4]

Es así cuando finalmente vencen los bereberes y Sulaiman al-Mustain se proclama como nuevo califa en 1013. Sabur, con el apoyo de Abdallah Ibn Muhammad y Ibn Al-Aftas se rebela contra el poder central titulándose hayib y mantiene el control de prácticamente todo el territorio de la antigua provincia romana de Lusitania, que acaba constituyendo la taifa de Badajoz, que es una de los primeras en independizarse.

Según el historiador Ibn al-Jatib las dotes de gobierno de Sabur no están a la altura de su competencia militar y confía las tareas de gobierno a Ibn Al-Aftas durante todo su reinado y hasta el día de su muerte.[5]

Muerte y sucesiónEditar

Sabur fallece el 8 de abril de 1022. Tenía dos hijos, Abd al-Malik y Abd al-Aziz que eran menores de edad , por lo que Ibn Al-Aftas ocupa la regencia y mantiene el poder, de forma que los herederos se ven obligados a huir a Lisboa, donde crean la taifa de Lisboa y organizan una resistencia. Entonces Ibn Al-Aftas se proclama rey con el título de Al-Mansur, iniciando la Dinastía Aftasí y manda un ejército contra Lisboa que es derrotado. Sin embargo Abd al-Aziz muere poco después y Abd al-Malik desagrada tanto a los lisboetas que mandan una embajada secreta a Badajoz para acordar la entrega de la ciudad, obligándole a huir y refugiarse en Córdoba, donde residió hasta su muerte.


Predecesor:
Rey de Badajoz
1013-1022
Sucesor:
Ibn Al-Aftas

RealacionadoEditar

ReferenciasEditar

  1. Conde, José Antonio (1820). «Tomo I. Cap. IX». "Historia de la dominación de los Árabes en España". Madrid. «Encargó el gobierno de Badalyox y de sus comarcas al persiano Sabur, su familiar y camarero, hombre docto y de mucha política». 
  2. Martínez, Matías Ramón (2005). «V. El califato y los obispos de Badajoz». "Historia del reino de Badajoz durante la dominación musulmana." (1904). Valladolid: Maxtor. pp. 87-88. ISBN 84-9761-188-8. «Almanzor no le hubiese dejado tranquilo en su puesto, si no hubiese contado con su confianza. Por esta razón hay que creer que Sapor se inclinó desde luego ante el sol que alumbraba o que el oro de Almanzor deslumbró astutamente los ojos del no menos astuto Sapor.». 
  3. Saez, Ruben (2008). "Las campañas de Almanzor 977-1002.". Madrid: Almena. ISBN 9788496170810. 
  4. Martínez, Matías Ramón (2005). «VI. Sapor el persa, rey de Badajoz». "Historia del reino de Badajoz durante la dominación musulmana." (1904). Valladolid: Maxtor. p. 94. ISBN 84-9761-188-8. 
  5. Hooguliet, Marino (1839). "Specimen e litteris orientalibus, exhiben diversorum scriptorum locos de regia Apthaxidarum familia, et de íbn Abduno poeta.". Leyden. p. 20. «Traducida al español por Matías R. Martínez: Convencido de que en nada podía preocuparle la suerte del califato, al declararse independiente en la comarca, entonces llamada de Algarbe, encomendó el gobierno de la cora de Mérida a un jovén berberisco llamado Abdalá, hijo de Mohamed, hijo de Maslama, hombre de ilustrado ingenio y mucha cultura, en quien Sapor fiaba tanto, que le consultaba en todos los asuntos de gobierno y le tenía nombrado tutor de sus hijos.».