Basílica de Nuestra Señora de la Cabeza

(Redirigido desde «Santuario de Nuestra Señora de la Cabeza»)
Basílica y Real Santuario de la Santísima Virgen de la Cabeza
Basílica de la Cabeza 1.JPG
Tipo Basílica y Santuario
Advocación Virgen de la Cabeza y cofradías
Ubicación

Andújar, Jaén, Flag of Spain.svg España

Latitud: 38°10'45.49"N

Longitud: 4° 2'5.78"O
Coordenadas 38°18′33″N 4°03′50″O / 38.30908333, -4.06394444Coordenadas: 38°18′33″N 4°03′50″O / 38.30908333, -4.06394444
Uso
Culto Iglesia católica
Diócesis Diócesis de Jaén
Orden Trinitarios
Rector P. Domingo Conesa Fuentes, o.ss.t.
Arquitectura
Construcción 12871304, reformado en el siglo XVI
http://www.santuariovirgencabeza.org https://www.facebook.com/santuariovirgencabeza/
[editar datos en Wikidata]
Escudo del Papa Benedicto XVI que le concedió el título de Basílica Menor.

La Basílica y Real Santuario de la Santísima Virgen de la Cabeza es un santuario ubicado en pleno Parque Natural de la Sierra de Andújar, en el paraje conocido coloquialmente como cerro del Cabezo, a 32 km al norte de la ciudad de Andújar (Jaén). Se trata del lugar en el cual se venera la imagen de la Virgen de la Cabeza, patrona de Andújar, por bula del Papa San Pío X el 18 de marzo de 1909, y de la Diócesis de Jaén, por bula del Papa Juan XXIII el 27 de noviembre de 1959.

El 25 de octubre de 2008, el Papa Benedicto XVI concedió al Santuario Indulgencias Plenarias,[1] lo que fue el paso previo para el nombramiento de este como basílica menor, nombramiento que fue decretado por la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, presidida por el cardenal prefecto Antonio Cañizares Llovera, el 21 de abril de 2010,[2] [3] siendo leído este decreto por el obispo Ramón del Hoyo López en la misa romera del 25 de abril. El 3 de julio de 2011 fue consagrado el nuevo altar de la basílica.[4]

Índice

HistoriaEditar

OrigenEditar

El Santuario se construyó finalmente entre 1287 y 1304 en el cerro de La Cabeza. Fuertemente reformado a finales del siglo XVI. Desde 1930 atienden el culto en el Santuario y mantienen durante todo el año la devoción a la Santísima Virgen María los trinitarios, que acompañan también a la imagen de la Virgen durante la procesión por las calzadas en la Romería del mes de abril. Es tradición que dos religiosos de esta Orden, subidos en las andas, junto a la imagen venerada de la Virgen de la Cabeza, acerquen a la misma objetos y niños para que reciban su bendición y protección.

RomeríaEditar

No se conoce el inicio de la romería, posiblemente sería en el reinado de los Reyes Católicos (siglo XV). Hasta principio del siglo XVI, año 1505, no conocemos que la fiesta fuera el último fin de semana de abril. Es una de las romerías más antiguas de España. Articulo Religión Confidencial</ref>

 
Descenso de la Virgen por la calzada.

La Guerra CivilEditar

Durante la Guerra Civil Española fue el refugio de 200 guardias civiles sublevados de la provincia, que se adhirieron al golpe de Estado de julio de 1936, de sus familias y de numerosos civiles que quedaron atrapados en su interior. Resistieron durante nueve meses al asedio contra un contingente muy superior de soldados fieles al Gobierno de la Segunda República Española, durante estos meses algunas personas consiguieron escapar del santuario y pasar al bando republicano, entre ellos padres con sus hijos, hasta que finalmente el 1 de mayo de 1937 con el Santuario reducido a escombros cae herido de muerte el capitán Santiago Cortés. La moral decae y finalmente el Santuario es tomado por soldados de la República.

El resultado final de los bombardeos sobre el Santuario fue su reducción a escombros, la pérdida de su riqueza artística y de la imagen primitiva de la Virgen de la Cabeza. Como principales causas de su destrucción cabe destacar los incesantes bombardeos del lado republicano debido a la resistencia enconada de los Guardias Civiles sublevados al mando del capitán Santiago Cortés González, y la importancia y repercusión que la prensa de ambos bandos daba al desarrollo del asedio, los altos mandos de la República dieron gran importancia a su conquista y posterior desalojo, más como un símbolo que como una victoria estratégica relevante para la guerra.

Los hechos se llevaron al cine en 1949 con El santuario no se rinde, una de las películas que se editaron para el ensalzamiento del bando sublevado.

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar