Abrir menú principal

Sarcófago de Elena

Sarcófago de Elena.
Sarcófago de Elena.

El sarcófago de Elena es un sarcófago realizado en pórfido rojo proveniente del Mausoleo de Elena, donde fue sepultada santa Elena y que actualmente se conserva en los Museos Vaticanos.

El monumento mide 2,42 metros de alto y fue asignado a la madre de Constantino I según las fuentes antiguas aun cuando debido al estilo y tema militar de la decoración a relieve se haya pensado en otros destinatarios como Constancio Cloro o, más probablemente, el mismo Constantino, que luego habría decidido destinarlo a su madre. La obra, creada en la primera mitad del siglo IV, fue fuertemente restaurada en el siglo XVIII (debido a los daños que sufrió tras un incendio en el siglo XIV), aunque las líneas generales de las escenas, la composición y el estilo general son los originales.

La cubierta de cuatro vertientes, con figuras de medio bulto de Genios y Victorias en las esquinas, cerca de las que están guirnaldas en bajorrelieve que, a los lados largos del «techo», enmarcan a leones acostados y a los lados largos de la cornisa están sostenidas por un amorcillo. La caja es lisa con figuras de medio y altorrelieve. En la cara superior se ven las insignias con dos mangas a los lados y los bustos sobre los lados largos, quizás se trata de personificaciones de los pueblos sometidos. La parte central está ocupada por caballeros romanos, tres a cada lado largo y dos en los cortos, vestidos con la túnica corta, el yelmo y armados con lanza y alguna vez con escudo. Están representados en el acto de hacer una carga contra bárbaros en fuga o de trasladarlos como prisioneros. Abajo se encuentran los prisioneros en altorrelieve. El ritmo de la composición es equilibrado y recuerda la procesión a caballo de la base de la columna antonina con efectos análogos de claroscuro dados por el contraste entre el altorrelieve y el fondo liso. La escultura en pórfido se realizaba normalmente en las canteras de Egipto o a manos de escultores provenientes de allí, por lo que se cree que el sarcófago es obra de talleres orientales. En cuanto a los modelos del período de la tetrarquía se ve una renovación de los modos más clásicos típica del arte del período constantiniano tras la consolidación del poder y las guerras civiles. De ahí que la datación –ya bastante aceptada– del sarcófago es del año 320.

BibliografíaEditar

  • RANUCCIO BIANCHI BANDINELLI – MARIO TORELLI, L'arte dell'antichità classica, Etruria-Roma, UTET, Turín 1976

Enlaces externosEditar