Abrir menú principal

CaracterísticasEditar

Scarrittia es el único miembro de los leontínidos que conocemos bien a través de un esqueleto en buen estado de conservación. Durante su vida es probable que se pareciera mucho a un oso panda o un tapir en sus movimientos.

Scarrittia era un animal bastante pesado, de cuerpo y cuello largos, patas robustas, pies con tres dedos ungulados y un rabo muy corto. La tibia y el peroné estaban fundidos parcialmente por la parte superior, por lo cual las patas no podían girar hacia los lados.La cara era bastante corta y las mandíbulas presentaban una dentadura completa, formada por 44 piezas con coronas bajas y bastante poco especializadas.[1]

Historia naturalEditar

Fue un género prospero, del que se conocen varias especies, entre ellas Scarrittia robusta y Scarrittia canquelensis, que vivieron hace unos 30 millones de años. Vivía en la floresta húmeda, cerca de la costa, humedales, ríos, lagos, pantanos, etc., alimentándose de la vegetación blanda, de pastos, frutos y vegetación arbustiva. Algunas especies pudieron tener hábitos parcialmente omnívoros, comiendo también de huevos y pequeños animales. No estaban adaptados para la carrera. Pero su envergadura de 2 metros les haría tener pocos enemigos.

ReferenciasEditar

  1. Palmer, D., ed. (1999). The Marshall Illustrated Encyclopedia of Dinosaurs and Prehistoric Animals. Londres: Marshall Editions. p. 252. ISBN 1-84028-152-9.