Abrir menú principal

El señorío de Cuéllar fue un señorío nobiliario situado en la corona de Castilla. La villa de Cuéllar formó parte del patrimonio regio durante siglos, por lo que fue pasando de un titular a otro entre diversos infantes y monarcas, tanto de Castilla como de Aragón, hasta que en 1464 es concedido por Enrique IV de Castilla a su valido Beltrán de la Cueva, primer duque de Alburquerque, pasando a formar parte de las propiedades de la Casa de la Cueva. Comprendió tanto la villa de Cuéllar como su Comunidad de Villa y Tierra.

Señorío de Cuéllar
Heraldic Crown of Spanish Lords.svg
Corona de Señor
Primer titular Beltrán de la Cueva
Concesión Enrique IV de Castilla
1464
Linajes Casa de la Cueva
Actual titular Marquesado de Cuéllar
1562

El señorío fue elevado a marquesado en 1562, pasando a ser el título de Marqués de Cuéllar el que llevarían los herederos al Ducado de Alburquerque en vida de su padre.[1]

HistoriaEditar

 
Vista de Cuéllar.

La definitiva repoblación de la villa de Cuéllar y su Tierra tiene lugar en el último cuarto del siglo XI, y fue desarrollada por el magnate Pedro Ansúrez, siendo su territorio propiedad de la corona. En el siglo XIII pasó a formar parte de los Manuel, hasta que en 1381 termina en manos de Juan I de Castilla, quien la concedió tres años más tarde como dote a su mujer Beatriz de Portugal. Cedida a Fernando I de Aragón, pasa a la corona de aquel reino, hasta que es concedida a Álvaro de Luna en 1434, perdiéndola en cinco años más tarde, y vuelta a recuperar permanece en su poder hasta su final. Donada en el testamento de Juan II de Castilla a su hija la princesa Isabel, su hermanastro Enrique IV de Castilla adquirió la villa pagando a Isabel 200.000 doblas de la banda en concepto de dote, para poder entregársela a su valido Beltrán de la Cueva, primer duque de Alburquerque en 1464, siendo Cuéllar una de las propiedades que el monarca le concedió por su renuncia al Gran Maestrazgo de la Orden de Santiago.

Debido a su situación geográfica, a mitad de camino entre Segovia y Valladolid, Beltrán de la Cueva la eligió como su residencia fija, remodelando y ampliando el castillo-palacio y reforzando el recinto amurallado de la villa. De este modo la villa pasó a engrosar el amplio patrimonio de la Casa de la Cueva, y el señorío fue elevado a marquesado en 1562, aunque ya aparece citado este título en 1530, en manos del hijo del entonces duque de Alburquerque. El título, la propiedad y las rentas de la villa permanecerán en la casa hasta el año 1811 en el que fueron abolidos los señoríos jurisdiccionales, quedando únicamente como marqueses de ella, y propietarios de las edificaciones levantadas a su costa, incluidos el castillo, las murallas y algunos inmuebles religiosos.

Señores de CuéllarEditar

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Elenco de Grandezas y Títulos Nobiliarios Españoles. Instituto "Salazar y Castro", C.S.I.C.

BibliografíaEditar

  • VELASCO BAYÓN, Balbino (1996). Historia de Cuéllar. Caja Segovia (Obra Social y Cultural) (4ª edición). Segovia: Exma. Diputación Provincial de Segovia e Ilmo. Ayuntamiento de Cuéllar. ISBN 84-500-4620-3. 
  • FERNÁNDEZ DE BETHENCOURT, Francisco, Historia genealógica y heráldica de la Monarquía Española, Casa Real y Grandes de España, Tomo X, Madrid 1920.