Sebastiano (magister militum)

Sebastiano[a]​ (m. 450) fue un militar romano del Imperio romano de Occidente. Ocupó el cargo de magister militum entre los años 432 y 433 bajo el gobierno de Valentiniano III.

Sebastiano
Bonifatius coin RIC X 3814.jpg
Moneda atribuida a Bonifacio. Sebastiano fue su yerno y le sucedió al frente del ejército romano occidental.
Magister militum
Años de servicio 1 año (432-433) [1]
Lealtad Labarum.svg Imperio romano de Occidente
Rama militar Ejército romano
Conflictos Caída del Imperio romano de Occidente
Información
Nacimiento Fecha y lugar desconocidos
Fallecimiento 450 [2]
Reino vándalo
Ocupaciones oficial

Magister militum en el Imperio occidentalEditar

Sebastiano estaba casado con la hija de Bonifacio, quién había sido comes Africae. Bonifacio fue nombrado magister militum en el año 432 por la regente Gala Placidia tras deponer a Flavio Aecio.[3]​ Este hecho frustró las aspiraciones de Aecio quién, en una breve guerra civil, se enfrentó a él y fue derrotado en la batalla de Rímini ese mismo año 432. A pesar de su victoria, Bonifacio murió por las heridas.[3]

Sebastiano fue elevado al cargo de magister militum en sustitución de su suegro.[3]​ Aecio, por su parte, huyó al territorio de los hunos donde consiguió formar un ejército para volver con él a Italia y recuperar su posición al mando del ejército romano.[3]​ La corte de Rávena, ante su demostración de fuerza, lo volvió a restituir en su puesto y destituyó a Sebastiano.[3]

Huida al Imperio orientalEditar

Tras perder el cargo, Sebastiano huyó a Constantinopla con varios de sus seguidores. Estos formaron un grupo dedicado a la piratería en los Dardanelos, actividad que fue cubierta por Sebastiano con la colaboración de varios eunucos del palacio.[2]​ Su situación se fue volviendo insostenible con el tiempo y en el año 440 tuvo que abandonar el Imperio oriental.[2]

Estancia en Galia, Hispania y ÁfricaEditar

Recabó, primeramente, en la corte del rey visigodo Teodorico I tras lo que se trasladó a Barcelona cuando la corte de Rávena lo declaró enemigo público.[2]​ Allí fue localizado y perseguido por lo que continuó su huida hasta llegar al reino vándalo en África. Genserico lo recibió bien y le asignó un puesto de consejero.[2]​ Con el tiempo comenzó a desconfiar de sus actividades y le hizo ejecutar en el año 450.[2]

NotasEditar

  1. En latín, Sebastianus.

ReferenciasEditar

BibliografíaEditar


Predecesor:
Bonifacio
Magister militum
432433
Sucesor:
Flavio Aecio