Un seroma es la acumulación de grasa líquida, suero y linfa en una área del cuerpo en donde se ha producido un traumatismo o se ha practicado una cirugía y usualmente se forma debajo de una herida quirúrgica reciente. Es una complicación frecuente, benigna, pero muy molesta para el paciente y se manifiesta como una tumefacción en la piel bien circunscrita, molestia a la presión y salida de líquido por la herida.[1]

Seroma postraumático
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 
Seroma (postoperatorio) (no infectado)
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

La aparición de seromas es más frecuente en individuos obesos sometidos a abdominoplastia con liposucción que en aquellos pacientes bajo el mismo procedimiento, pero con peso corporal normal.

EtiologíaEditar

Su origen puede ser por dos mecanismos:

  1. Necrosis de grasa secundaria al traumatismo la cual se licúa y se acumula.
  2. La lesión o resección de vasos linfáticos lo cual trastorna el drenaje linfático y se produce acumulación de líquido linfático.

TopografíaEditar

Se localizan en la capa subcutánea de la piel debajo de la dermis en cualquier parte del cuerpo. Son complicaciones menores pero frecuentes en mastectomías, corrección de hernias y en general procedimientos de cirugía plástica.

Se debe distinguir del hematoma, los abscesos y tumefacciones por herniación o eventración de tejidos.

ComplicacionesEditar

La más temida es la infección dando lugar a un absceso. También pueden volverse persistentes y al encapsularse formar quistes. Su presencia dificulta la cicatrización dando lugar a cicatrices irregulares.

Prevención y tratamientoEditar

La atención adecuada de la herida quirúrgica con vendajes compresivos y uso de drenes o drenajes aspirativos son las únicas maneras de prevenir un seroma no siempre efectivos, y usos de adhesivos tisulares, como gel de fibrina o similares, para ese propósito se encuentra aún en etapas de experimentación.[2][3]

Fomento al autocuidadoEditar

La educación para la salud sirve para orientar al paciente post-operado en cuestión a signos de alarma con relación a su herida quirúrgica, lo cual es de suma importancia, puesto que mediante ello se puede detectar oportunamente una complicación, esto ayuda para proceder de forma inmediata y eficaz beneficiando al paciente. La correcta práctica del autocuidado permite identificar las siguientes señales de alarma, tras las cuales el paciente deberá acudir inmediatamente al médico para un tratamiento oportuno:

  • Aumento en la cantidad de líquido
  • Enrojecimiento o sensibilidad en la zona intervenida.
  • Inflamación.

•Señales de infección:

  • Fiebre de 100.4 °F (38 °C) o superior, o según le indique su proveedor de atención médica.
  • Calor en la piel en la zona del seroma.
  • Aumento del dolor en el seroma.
  • Enrojecimiento o hinchazón en aumento.

•Secreción blancuzca, de color o con mucha sangre procedente del seroma (la secreción clara o ligeramente manchada de sangre es normal).

Una vez se presenta el seroma puede reabsorberse pero en muchos casos debe ser drenado generalmente mediante punciones repetidas. A veces son recurrentes o persistentes (30 %) y requieren evacuación abierta. Si se encapsulan y se forman quistes se tratan con resección.[4]

Si el seroma se infecta puede necesitarse dejar cicatrizar la herida abierta o por segunda intención.[1]

ReferenciasEditar

  1. a b Townsend, Courtney M. Sabiston Tratado de Cirugía. Editorial Elsevier España, 2005. ISBN 84-8174-848-X, 9788481748482
  2. Segura Castilla , José Luis et al. Reducción de drenaje linfático posterior a mastectomía radical modificada con aplicación de gel de fibrina. Cirugía y cirujanos. Publicado por Academia Mexicana de Cirugía. Vol. 73, N.º 5. Sep-Oct 2005. 104 páginas
  3. Meneses C, Luis; Aspee L, Claudio; Piottante B, Antonio y Palma A, Paula. Placa axilar compresiva fija para prevenir el seroma persistente postlinfadenectomía: Comparación con controles históricos. Rev Chil Cir [online]. 2007, vol.59, n.6, pp. 448-453. ISSN 0718-4026. doi: 10.4067/S0718-40262007000600011
  4. Rutherford, Robert B. Cirugía vascular. Editorial Elsevier España, 2006. ISBN 84-8174-934-6, 9788481749342