En la mitología griega, Sidero (Σιδηρώ: "La de hierro") es la segunda esposa de Salmoneo y madrastra de Tiro.

A la muerte de su primera esposa, Salmoneo se casó con Sidero.[1]​ La nueva esposa de Salmoneo maltrató a Tiro.

Cuando llegaron a la madurez los hijos de Tiro, los gemelos Pelias y Neleo, quisieron vengarla. Sidero se refugió en un templo de Hera, pero Pelias la mató encima del altar. La diosa determinaría entonces la ruina de Pelias.[2]

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar