Tay Garnett (Los Ángeles, California 13 de junio de 18943 de octubre de 1977) fue un director y guionista estadounidense.[1]

Índice

TrayectoriaEditar

Nacido en Los Ángeles, estudió en la Politécnica de esa ciudad y luego en el Instituto tecnológico de Massachusetts. Era aficionado al deporte pero asimismo al vaudeville, y de hecho se enroló en un grupo de comediantes.

Al entrar los EEUU en la Primera Guerra Mundial, el 2 de abril de 1917, Garnett se enrola en la Marina. Va a ser instructor de pilotos en la Naval Air Service de San Diego, entre 1917 y 1922. Pero, herido de gravedad, se dará de baja en el ejército. Decidió montar espectáculos para la tropa; y por sus episodios cómicos llamó la atención al productor independiente Alan Holubar (1888-1923).

En el cineEditar

En 1922, Garnett entró como guionista en el cine: primero para un western y enseguida para una aventura romántica, Slander the Woman. Y trabajó a las órdenes de Mack Sennett, Hal Roach, Harold Vonscruttion o Frank Capra.

A finales de la década de los 20, fichó por la productora Pathé y debuta como director en 1928 con la película Celebrity, film mudo protagonizado por Robert Armstrong y Lina Basquette. Al año siguiente se casará con Patsy Ruth Miller, de la que se divorciará en 1933.

En la década de los 30, llega una de las épocas más notables del director. Dirige películas como Su hombre (1930); Viaje de ida (1932), con William Powell y Kay Francis; Mares de China (1935), con Clark Gable y Jean Harlow; o Siempre Eva (1937), con Leslie Howard, Joan Blondell y Humphrey Bogart. En 1939, realizó Eternamente tuya, con Loretta Young y David Niven, donde narra la vida de una joven que se enamora de un ilusionista, se deslumbra por él, y lo sigue en sus giras, hasta comprobar que le gusta la vida sencilla; el film, de tono medio, tuvo cierto eco.

Será la década de los 40 la mejor etapa de Garnett como director. En esa época rodó Con su misma arma (1940); Siete pecadores (1940); Bataan (1943); La señora Parkington (1944); El valle del destino (1945); o Un yanqui en la corte del Rey Arturo (1949), adaptación de la novela Mark Twain que fue protagonizada por Bing Crosby y Rhonda Fleming. Pero sin duda, la gran obra de Garnett de entonces fue El cartero siempre llama dos veces (1946), versión cinematográfica maestra del relato de James M. Cain, que contó con el protagonismo de John Garfield, Lana Turner y Cecil Kellaway.

FinalEditar

En los años 50, Tay Garnett se fue apartando del cine para introducirse en el mundo de la televisión y dirigir capítulos de Bonanza, Los Intocables o Látigo. Tan solo intervino en el cine para realizar películas comoTres soldados (1951)) o Corea, hora cero (1952), título bélico protagonizado por Robert Mitchum o El caballero negro (1954), film de aventuras medievales con Alan Ladd y Patricia Medina.

Se casó en dos ocasiones más. Primero con la actriz Helga Moray, y su tercera esposa sería Mari Aldon, la protagonista de Tambores lejanos de Raoul Walsh.

Tay Garnett, que continuaría dirigiendo títulos menores hasta comienzos de los años 70, falleció en 1977, víctima de una leucemia, a la edad de 83 años. Garnett tienen una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood situada en el 6556 de Hollywood Boulevard.

FilmografíaEditar

Enlaces externosEditar