Abrir menú principal

Terapia por ondas de choque

Equipo de ondas de choque.

La terapia por ondas de choque emplea ondas sonoras de corta duración, muy alta intensidad y baja frecuencia (infrasonidos) con diversos objetivos terapéuticos: litotricia, problemas musculoesqueléticos o cirugía.[1][2][3]

HistoriaEditar

Los prototipos fueron comenzados a usarse con el ser humano en los años 80.[4]​ En principio la técnica fue desarrollada como alternativa a la litotricia intracorpórea (realizada endourológicamente por endoscopia), por lo que en muchos lugares se aplica el calificativo de ondas de choque extracorpóreas.[5]

Durante los usos de litotricia pudo comprobarse que las ondas de choque producían un aumento en la densidad de los huesos circundantes a la zona tratada. Por ello, comenzó a investigarse su uso en cirugía ortopédica y problemas de aparato locomotor.[6]

CaracterísticasEditar

 
Aplicación sobre los tendones del codo.

Se emplean emisiones acústicas de entre 1-22 Hz; la presión oscila entre 2-5 bares; en cada sesión se aplican alrededor de 1000-6000 pulsos.[7][8]

En aplicaciones sobre tejidos blandos no se aplica sedación o anestesia alguna; sí en litotricia, para mantener al paciente quieto y calmado.[9]

No se conoce el mecanismo biológico exacto de los efectos de las ondas de choque; según una hipótesis, las ondas favorecerían la generación de nuevos vasos sanguíneos, reduciendo las calcificaciones y bloqueando la transmisión neuronal de las señales dolorosas.[10]

Nota: a pesar de que esta terapia emplea ondas de sonido, no puede clasificarse como terapia por ultrasonido dado que ésta se refiere a las ondas por encima del espectro audible, y las ondas de choque se sitúan por debajo del mismo (infrasonidos).[1]

IndicacionesEditar

 
Trozos de una piedra de oxalato de calcio de 1 cm, tras ser fragmentada por litotricia.

UrologíaEditar

El uso más común de las ondas de choque es la litotricia de los cálculos renales y biliares;[11]​ también se ha empleado en casos de piedras salivales y pancreáticas.[12][13]

FisioterapiaEditar

En fisioterapia se usa para tratar problemas musculoesqueléticos tales como epicondilitis, epitrocleítis, tendinopatías, fascitis plantar, espolón calcáneo, calcificaciones del hombro...[14]

OrtopediaEditar

La terapia por ondas de choque se emplea para tratamiento de fracturas y necrosis óseas.[15]​ También en seudoartrosis, como alternativa efectiva a la cirugía.[16]

DermatologíaEditar

Se emplean para el tratamiento de úlceras diabéticas,[17]​ aunque no existe evidencia clara sobre su efectividad.[18]

VeterinariaEditar

Se usan para tratar problemas ortopédicos en caballos, tales como tendinopatías, patología ligamentosa, signo de Baastrup, síndrome escafoideo, artritis.[1]​ De todas formas, su nivel de evidencia es bajo.[6]

EfectividadEditar

La evidencia científica disponible sobre la efectividad de las ondas de choque sobre patología musculotendinosa es contradictoria. Una revisión sistemática de 2005 concluyó que el efecto de las ondas de choque sobre el dolor y la impotencia funcional en casos de epicondilitis era mínimo.[19]​ Dos revisiones de 2017 arrojaron resultados parecidos, con evidencia de nivel moderado.[20][21]

En el Reino Unido, el National Institute for Health and Care Excellence (NICE) subrayó el bajo nivel de la evidencia existente sobre el efecto de las ondas de choque sobre tejidos blandos; en respuesta a ello, el sistema de salud público y parte del privado promovió en 2012 una recogida sistemática de datos sobre estas intervenciones y sus resultados.[22]​ El NICE ha publicado diversas guías de práctica clínica, recomendando el uso de ondas de choque en varias patologías cuando otras terapias no se han revelado eficaces: codo de tenista, patología de tendones rotadores de hombro, tendinitis aquílea, fascitis plantar y síndrome doloroso del trocánter mayor.[23][24][25][26][27]

Desde 2018, se estudia el potencial de las ondas de choque para tratar la prostatitis crónica y el síndrome del dolor crónico pélvico; se han obtenido mejoras de los síntomas a corto plazo, con ligeros efectos secundarios; pero no se conoce el efecto a medio plazo y los resultados no pueden extrapolarse, dada la baja calidad de los estudios.[28]

ReferenciasEditar

  1. a b c Fox, Steven M (2017). Multimodal management of canine osteoarthritis (en inglés). ISBN 9781498749350. OCLC 939525375. Consultado el 20 de junio de 2019. 
  2.  Wang, Ching-Jen (2012-03-20) «Extracorporeal shockwave therapy in musculoskeletal disorders» Journal of Orthopaedic Surgery and Research (7): 11 doi:10.1186/1749-799X-7-11 ISSN 1749-799X PMID 22433113 PMC PMCPMC3342893 . Noiz kontsultatua: 2019-06-18 .
  3.  Chung, Bryan; Wiley, J. Preston (2002) «Extracorporeal shockwave therapy: a review» Sports Medicine (Auckland, N.Z.) (13): 851–865 doi:10.2165/00007256-200232130-00004 ISSN 0112-1642 PMID 12392445 . Noiz kontsultatua: 2019-06-18 .
  4. Anagnostou, Theodore; Tolley, David (1 de junio de 2004). «Management of Ureteric Stones». European Urology 45 (6): 714-721. ISSN 0302-2838. doi:10.1016/j.eururo.2003.10.018. Consultado el 20 de junio de 2019. 
  5. «Lithotripsie intracorporelle». 
  6. a b Colborne, Robert G.; Chamberlain, Georgina A. (2016). «A review of the cellular and molecular effects of extracorporeal shockwave therapy». Veterinary and Comparative Orthopaedics and Traumatology (en inglés) 29 (02): 99-107. ISSN 0932-0814. doi:10.3415/VCOT-15-04-0057. Consultado el 20 de junio de 2019. 
  7. «Láser de alta intensidad & Terapia de ondas de choque». 
  8. «Ondas de choque». 
  9. "Lithotrypsy" National Kidney Foundation, Accessed February 6, 2017
  10. Malliaropoulos, Nikos (2016). «Historical ESWT Paradigms Are Overcome: A Narrative Review». BioMed Research International (en inglés). Consultado el 20 de junio de 2019. 
  11.  Srisubat, Attasit; Potisat, Somkiat; Lojanapiwat, Bannakij; Setthawong, Vasun; Laopaiboon, Malinee (2014-11-24) «Extracorporeal shock wave lithotripsy (ESWL) versus percutaneous nephrolithotomy (PCNL) or retrograde intrarenal surgery (RIRS) for kidney stones» The Cochrane Database of Systematic Reviews (11): CD007044 doi:10.1002/14651858.CD007044.pub3 ISSN 1469-493X PMID 25418417 . Noiz kontsultatua: 2019-06-18 .
  12. «Salivary duct stones: MedlinePlus Medical Encyclopedia». medlineplus.gov (en inglés). Consultado el 20 de junio de 2019. 
  13.  Hayes, James M.; Ding, Steven L. (2012-09-07) «Pancreatic stone and treatment using ERCP and ESWL procedures: a case study and review» The New Zealand Medical Journal (1361): 89–97 ISSN 1175-8716 PMID 22960720 . Noiz kontsultatua: 2019-06-18 .
  14. «Ondas de choque extracorpóreas (ESWT)». Centro Médico Teknon. Consultado el 20 de junio de 2019. 
  15. Cheng, Jai-Hong; Wang, Ching-Jen (1 de diciembre de 2015). «Biological mechanism of shockwave in bone». International Journal of Surgery. Extracorporeal Shockwave Treatment (ESWT) - Current Concepts 24: 143-146. ISSN 1743-9191. doi:10.1016/j.ijsu.2015.06.059. Consultado el 20 de junio de 2019. 
  16.  Tang, Hua-Yu; Zhao, Yu; Li, Yu-Zhi; Wang, Tian-Shu (2019-04) «Effectiveness of extracorporeal shock wave monotherapy for avascular necrosis of femoral head» Medicine (14): e15119 doi:10.1097/md.0000000000015119 ISSN 0025-7974 . Noiz kontsultatua: 2019-06-18 .
  17. Wang, Ching-Jen; Cheng, Jai-Hong; Kuo, Yur-Ren; Schaden, Wolfgang; Mittermayr, Rainer (1 de diciembre de 2015). «Extracorporeal shockwave therapy in diabetic foot ulcers». International Journal of Surgery. Extracorporeal Shockwave Treatment (ESWT) - Current Concepts 24: 207-209. ISSN 1743-9191. doi:10.1016/j.ijsu.2015.06.024. Consultado el 20 de junio de 2019. 
  18. Cooper, Ben; Bachoo, Paul (11 de junio de 2018). «Extracorporeal shock wave therapy for the healing and management of venous leg ulcers». Cochrane Database of Systematic Reviews. ISSN 1465-1858. doi:10.1002/14651858.cd011842.pub2. Consultado el 20 de junio de 2019. 
  19. «Shock wave therapy for elbow pain». www.cochrane.org (en inglés). Consultado el 20 de junio de 2019. 
  20. Malliaropoulos, Nikolaos; Tzavara, Alexander; Whiteley, Rodney; Korakakis, Vasileios (1 de marzo de 2018). «The effectiveness of extracorporeal shockwave therapy in common lower limb conditions: a systematic review including quantification of patient-rated pain reduction». British Journal of Sports Medicine (en inglés) 52 (6): 387-407. ISSN 0306-3674. PMID 28954794. doi:10.1136/bjsports-2016-097347. Consultado el 20 de junio de 2019. 
  21. Hilfiker, Roger; Taeymans, Jan; Tal, Amir; Kolly, Chloé; Elsig, Simone; Sattelmayer, Martin; Steuri, Ruedi (1 de septiembre de 2017). «Effectiveness of conservative interventions including exercise, manual therapy and medical management in adults with shoulder impingement: a systematic review and meta-analysis of RCTs». British Journal of Sports Medicine (en inglés) 51 (18): 1340-1347. ISSN 0306-3674. PMID 28630217. doi:10.1136/bjsports-2016-096515. Consultado el 20 de junio de 2019. 
  22.  Maffulli, G.; Hemmings, S.; Maffulli, N. (2014-9) «Assessment of the Effectiveness of Extracorporeal Shock Wave Therapy (ESWT) For Soft Tissue Injuries (ASSERT): An Online Database Protocol» Translational Medicine @ UniSa (10): 46–51 ISSN 2239-9747 PMID 25147767 PMC PMCPMC4140430 . Noiz kontsultatua: 2019-06-18 .
  23.  «Overview | Extracorporeal shockwave therapy for refractory tennis elbow | Guidance | NICE» www.nice.org.uk . Noiz kontsultatua: 2019-06-18 .
  24.  «Overview | Extracorporeal shockwave lithotripsy for calcific tendonitis (tendinopathy) of the shoulder | Guidance | NICE» www.nice.org.uk . Noiz kontsultatua: 2019-06-18 .
  25.  «Extracorporeal shockwave therapy for refractory Achilles tendinopathy | Guidance | NICE» www.nice.org.uk . Noiz kontsultatua: 2019-06-18 .
  26.  «Overview | Extracorporeal shockwave therapy for refractory plantar fasciitis | Guidance | NICE» www.nice.org.uk . Noiz kontsultatua: 2019-06-18 .
  27.  «Overview | Extracorporeal shockwave therapy for refractory greater trochanteric pain syndrome | Guidance | NICE» www.nice.org.uk . Noiz kontsultatua: 2019-06-18 .
  28. Franco, Juan VA; Turk, Tarek; Jung, Jae Hung; Xiao, Yu-Tian; Iakhno, Stanislav; Garrote, Virginia; Vietto, Valeria (26 de enero de 2018). «Non-pharmacological interventions for treating chronic prostatitis/chronic pelvic pain syndrome». Cochrane Database of Systematic Reviews. ISSN 1465-1858. doi:10.1002/14651858.cd012551.pub2. Consultado el 20 de junio de 2019.