Tercer mundo

conjunto de que no pertenecían a ninguno de los dos bloques que estaban enfrentados en la Guerra Fría
Los tres mundos separados durante la Guerra Fría, con sus respectivos aliados. Los colores no representan no su situación económica sino su alineación política.      Primer mundo: Estados Unidos, Francia, Reino Unido, España y aliados.      Segundo mundo: Unión Soviética, China y aliados.      Tercer mundo: países no alineados y neutros.

El término tercer mundo fue acuñado por el economista francés Alfred Sauvy en 1952, realizando un paralelismo con el término francés Tercer Estado, para designar a los países que no pertenecían a ninguno de los dos bloques que estaban enfrentados en la Guerra Fría, el bloque occidental (Estados Unidos, Europa Occidental, Japón, Canadá, Corea del Sur, Australia, Nueva Zelanda y sus aliados) y el bloque comunista (Unión Soviética, Europa Oriental, China). Actualmente, de manera anacrónica (el «segundo mundo» del «bloque socialista» ha desaparecido como concepto), el término se utiliza, de manera poco precisa, para referirse a los países periféricos subdesarrollados o «en vías de desarrollo», en contraste a los países desarrollados; en este último sentido actual, el término se emplea a veces para referirse en bloque a todos los países no desarrollados, y en ocasiones, para referirse solo a los que registran los peores índices de desarrollo de gran atraso económico-social, como el analfabetismo, el hambre, las carencias hospitalarias y de salud pública, las viviendas y servicios sanitarios precarios, una escasa expectativa de vida, etc. Según el DRAE, el tercer mundo es el conjunto de países menos desarrollados económica y socialmente.[1]

Entre las características comunes figuran el tener una base económica agraria, la exportación de materias primas, una economía endeudada con los países más industrializados y escasa infraestructura. En materia de decisiones internacionales, los países del tercer mundo, aún congregando a la mayoría de las naciones independientes y de la población mundial, cumplen un papel secundario —y en ocasiones subordinado— respecto del que tienen las naciones más poderosas. Algunos bloques de países creados a partir de la década de 1980 para hegemonizar las decisiones mundiales, como el G-7, el G-8 y el G20, se relacionan indirectamente con la idea de «tercer mundo» y su relación con el sistema de toma de decisiones globales. Dentro de la teoría del tercer mundo, también se encuentran países europeos como Suiza, Austria, Suecia, Finlandia, la extinta Yugoslavia o la República de Irlanda.[cita requerida]

Índice

Historia del términoEditar

 
Algunos países de África se encuentran en un estado crítico de pobreza, por lo que han sido denominados los países del «cuarto mundo».
 
Vista de Freetown, capital de Sierra Leona en África. Al ser los países del Sur, los más subdesarrollados se usa comúnmente el término «Países de sur» o «el sur subdesarrollado». África junto con Latinoamérica, el Caribe y Asia concentran la gran mayoría de países subdesarrollados.

El economista francés Alfred Sauvy utilizó el término «tercer mundo» (en el original «tiers monde») en un artículo titulado «Tres mundos, un planeta» publicado en la revista francesa L'Observateur el 14 de agosto de 1952.[2]​ Asimilándolo al tercer Estado de la Revolución francesa, Sauvy llamó la atención sobre la existencia de un tercer mundo, «el más importante», de los países subdesarrollados, explotados y olvidados, al que el primer mundo capitalista y el segundo mundo comunista no prestaban atención. Hay que aclarar que, en francés, tiers monde significa tercer mundo en el sentido de tercero en una clasificación y no tercero a la hora de contar del uno al tres (troisième y tiers son sinónimos).

En agosto de 1967 un grupo de obispos de diversas partes del mundo firmaron el Manifiesto de los Obispos del Tercer Mundo.[3]

El término se generalizó durante la Guerra Fría, cuando algunos países se calificaron a sí mismos como pertenecientes al tercer mundo, debido a que no estaban alineados ni con la OTAN ni el Pacto de Varsovia. El término primer mundo se refería a Estados Unidos y sus aliados en la Guerra Fría, mientras que el segundo mundo estaba formado por el Bloque del Este —desaparecido después de 1991—.

A partir de la década de 1960 el término fue utilizado con dos alcances semánticos: a) un significado estratégico que expresaba una postura de no alineación en la Guerra Fría detrás de ninguna de las dos superpotencias enfrentadas, que se correspondió también con la expresión "países no alineados"; b) un significado económico-social que expresaba la gran asimetría en términos de condiciones de vida entre los países enfrentados en la Guerra Fría y el resto del mundo, que se correspondió con la expresión "Norte-Sur".[4]

Algunos miembros del «tercer mundo» original fueron Yugoslavia, India y Egipto. Algunos países del tercer mundo creían que podrían desarrollarse sin la influencia de los países comunistas y capitalistas siguiendo sus propios métodos sin caer bajo la influencia directa de estos. Después de la Segunda Guerra Mundial los países del primer y segundo mundo lucharon por expandir sus respectivas esferas de influencia al tercer mundo. Los servicios de inteligencia y militares de Estados Unidos y la Unión Soviética trabajaron ambos secretamente intentando influir en los gobiernos del tercer mundo, con resultados variados.

Hay una serie de países que no entraban de forma clara en ninguna de las definiciones de primer, segundo y tercer mundo. Estos países incluían a Suiza, Suecia e Irlanda, países europeos que eligieron ser neutrales. Finlandia estuvo bajo influencia soviética por su cercanía a la URSS, pero no era comunista, ni era miembro del Pacto de Varsovia. México, a pesar de ser vecino de Estados Unidos y ser influido por ello, no era miembro de la OTAN, y casi no apoyó las políticas de este. Austria se encontraba bajo influencia estadounidense, pero en 1955, cuando el país volvió a ser de nuevo una república completamente independiente, lo consiguió bajo la condición de mantenerse neutral. Ninguno de estos países fueron definidos como Tercer Mundo a pesar de su no-alineamiento.

En América Latina, si bien hubo una fuerte injerencia de Estados Unidos sobre todo en las décadas de los 50 y 60, los modelos económicos predominantes en esos países se destacaron por un fuerte estatismo incluso bajo gobiernos de derecha, a lo que se agregaron políticas internacionales en apoyo de esta tendencia (como, por ejemplo, la de sustitución de exportaciones impulsada por la CEPAL).

Con la caída de la Unión Soviética en 1991, el término segundo mundo dejó de usarse y el primer mundo pasó a englobar todos los países desarrollados. Algunos de los países industrializados que formaban parte del bloque comunista fueron incluidos en el primer mundo y otros en el tercer mundo. Por su parte, desde la finalización de la Guerra Fría, el término tercer mundo ha cambiado su significado original hasta ser sinónimo de países con pobre infraestructura o países periféricos.

 
Vista de Shanghái. China ha sido considerada históricamente país del tercer mundo, aunque su crecimiento en los últimos años ha hecho que cada día se vaya acercando más a las condiciones de país desarrollado.

Ha aparecido también el término cuarto mundo para referirse a las personas que viven en pobreza extrema o grupos marginales, tanto en el primer como en el tercer mundo.[5]​ También es usado a veces para describir países extremadamente pobres sin ninguna infraestructura industrial o como sinónimo de «los países menos desarrollados».

Más recientemente ha vuelto a aparecer el término segundo mundo para referirse a los países como Rusia y los demás países que pertenecían a la URSS.

Algunos estudiosos sostienen que el término tercer mundo es obsoleto debido a que es un arcaísmo que describe una situación internacional de poder y estructura que existía después de la Segunda Guerra Mundial. Otros estudiosos por contrario, sostienen que, terminada la Guerra Fría entre los dos primeros mundos, la problemática del tercer mundo pasó a primer plano; en este sentido se utiliza ampliamente el concepto de «el Sur» o «países del Sur». El origen del término puede también venir del francés «tiers monde» que viene de «tiers état» en comparación al pueblo durante la Revolución francesa.

El álbum El Sur también existe (1985), del cantante catalán Joan Manuel Serrat sobre poemas del uruguayo Mario Benedetti, expresa esta visión del término.

Finalmente se ha alertado sobre una falsa generalización actual, al suponer que el tercer mundo carece de infraestructura industrial, ya que muchos países que se consideran parte del tercer mundo, como China y otros países del sudeste asiático, son en algunas zonas tan o más tecnológicamente avanzados como muchos países considerados del primer mundo. Lo mismo sucede con algunos países del Golfo Pérsico y Centroamérica como Costa Rica y Panamá que han superado a otros países desarrollados. Por lo tanto el término debería usarse con precaución ya que clasificar países en grupos homogéneos puede inhibir la perspectiva objetiva y los veloces cambios en curso.

En 2004 John Hobson, en su libro Los orígenes orientales de la civilización de occidente, relacionó el término con los tres mundos en los que el pensamiento racista europeo había dividido el mundo: el primer mundo europeo de la raza blanca, el segundo mundo bárbaro de la raza amarilla y el tercer mundo salvaje de la raza negra.[6]

Teoría de la dependenciaEditar

Pocos años antes de la formulación del término tercer mundo por Alfred Sauvy, la Escuela Desarrollista latinoamericana desde la CEPAL formuló la llamada teoría de la dependencia utilizando para ello un modelo de análisis de la economía mundial a partir de la dualidad centro-periferia. Según el desarrollismo la economía mundial está organizada por un centro industrial que, en el comercio internacional, se beneficia sistemáticamente debido al deterioro de los términos de intercambio de los productos primarios generados por una periferia agrícola, que descapitaliza constantemente a los llamados países atrasados impidiendo su desarrollo. Por esa razón el desarrollismo sostiene que los Estados de los países periféricos deben promover activamente la industrialización como política crucial para el desarrollo.

Postura de SchumpeterEditar

El economista Joseph Schumpeter sostuvo que la expansión mundial de las empresas monopólicas, en perjuicio del desarrollo de los países no desarrollados, es un atavismo de estructuras políticas preindustriales, derivada de «la insensata disposición por parte del Estado hacia una expansión ilimitada y forzosa». Schumpeter sostenía que esa expansión no era una consecuencia del interés económico, sino una política de poder de las clases dominantes.

Para Schumpeter, el desarrollo y la democracia irían limitando a los monopolios económicos hasta hacerlos desaparecer.

Tercer mundo y tecnologíaEditar

Las nuevas tecnologías son esenciales en una sociedad como la existente, donde los países con el régimen de monopolizadores se encargan de suministrar a los demás esas fuentes de innovación. Existen esfuerzos e inversiones considerables de dinero, destinados a promover el uso de Internet en zonas rurales y grupos en riesgo de exclusión social o laboral, como el tercer mundo, países en regímenes de gran subdesarrollo, con características como el analfabetismo, el hambre y la precariedad en todas las áreas de la sociedad.

Para muchos burócratas y Estados desarrollados, conseguir que la tecnología y su uso lleguen adecuadamente a los países más pobres y necesitados se convierte en todo un reto para obtener, en la mayoría de los casos, algún tipo de beneficio. Pero lo cierto es que la opinión pública se encuentra bastante en desacuerdo con la actitud de los mandatarios de los grandes Estados, ya que consideran que integrar Internet o la telefonía móvil en países de África o América Latina es un contrasentido, ya que, según grupos de ONG, lo primero es ayudar a esas personas pobres a obtener un trabajo, para que se puedan comprar una casa, la cual tendrá teléfono, y entonces puede que se use Internet. La ONU ha declarado recientemente que el desarrollo de las nuevas tecnologías aumenta todavía más las diferencias entre los países ricos y los del tercer mundo.[7]

Reconsideraciones actualesEditar

Una propuesta para actualizar las clasificaciones de los países, es por medio de la medición del Índice de Desarrollo Humano ajustado a la Desigualdad de cada país (IDHD), que es una medida donde muestra el desarrollo humano más general de cada país, pues no todos poseen las mismas riquezas y la oportunidad de crecimiento también es desigual.[8]​ Es por ello que a continuación mostraremos la siguiente clasificación que podría ser más certera, donde el IDHD máximo es de 1.00 y el mínimo es de 0.00.

Los países con IDHD de 0.800 o más son de primer mundo

Los países con IDHD de 0.700 a 0.799 son de segundo mundo

Los países con IDHD de 0.600 a 0.699 son de tercer mundo

Los países con IDHD de 0.500 a 0.599 son de cuarto mundo

Los países con IDHD de 0.400 a 0.499 son de quinto mundo

Los países con IDHD de 0.300 a 0.399 son de sexto mundo

Los países con IDHD de 0.200 a 0.299 son de séptimo mundo

Los países con IDHD de 0.100 a 0.199 son de octavo mundo

Primer MundoEditar

Puesto País IDHD
1   Noruega 0,898
3   Alemania 0,861
3   Países Bajos 0,861
5   Suiza 0,859
5   Australia 0,859
7   Dinamarca 0,858
8   Suecia 0,851
9   Irlanda 0,850
10   Finlandia 0,843
11   Canadá 0,839
12   Eslovenia 0,838
13   Reino Unido 0,836
14   República Checa 0,830
15   Luxemburgo 0,827
16   Bélgica 0,821
17   Austria 0,815
18   Francia 0,813

Segundo MundoEditar

Puesto País IDHD
19   Estados Unidos 0,796
20   Italia 0,793
21   Japón 0,791
21   España 0,791
23   Taiwán 0,788
24   Malta 0,786
25   Eslovaquia 0,784
26   Israel 0,778
27   Polonia 0,774
28   Hungría 0,771
29   Chipre 0,762
30   Lituania 0,759
31   Grecia 0,758
32   Portugal 0,755
33   Corea del Sur 0,753
34   Croacia 0,752
35   Bielorrusia 0,745
36   Letonia 0,742
37   Montenegro 0,736
38   Rusia 0,725
39   Rumania 0,714
39   Kazajistán 0,714
41   Bulgaria 0,709

Tercer MundoEditar

Puesto País IDHD
42   Argentina 0,698
43   Chile 0,691
44   Ucrania 0,690
45   Serbia 0,689
46   Sri Lanka 0,678
47   Armenia 0,674
48   Georgia 0,672
49   Uruguay 0,670
50   Mauricio 0,669
51   Albania 0,661
52   Trinidad y Tobago 0,661
53   Azerbaiyán 0,659
54   Bosnia y Herzegovina 0,650
55   Turquía 0,645
56   Mongolia 0,639
57   Jordania 0,628
57   Moldavia 0,628
59   Fiyi 0,624
60   República de Macedonia 0,623
61   Costa Rica 0,619
62   Santa Lucía 0,618
62   Venezuela 0,618
64   Panamá 0,614
65   Honduras 0,609
66   Líbano 0,603

Cuarto MundoEditar

Puesto País IDHD
67   Uzbekistán 0,590
68   Ecuador 0,587
68   México 0,587
70   Tailandia 0,586
71   Kirguistán 0,582
72   Palestina 0,581
73   Perú 0,580
74   República Dominicana 0,565
75   Indonesia 0,563
76   Túnez 0,562
76   Vietnam 0,562
78   Brasil 0,561
79   Filipinas 0,556
80   Surinam 0,551
81   Colombia 0,548
82   Belice 0,546
83   Tayikistán 0,532
84   Gabón 0,531
85   El Salvador 0,529
85   Maldivas 0,529
87   Paraguay 0,524
88   Cabo Verde 0,518
88   Guyana 0,518
88   Irán 0,518
91   Irak 0,505

Quinto MundoEditar

Puesto País IDHD
92   Vanuatu 0,494
93   Egipto 0,491
94   Nicaragua 0,479
95   Bolivia 0,478
96   Marruecos 0,456
97   India 0,454
98   Guatemala 0,450
99   República del Congo 0,446
100   Honduras 0,443
101   Camboya 0,436
102   Sudáfrica 0,435
103   Botsuana 0,433
104   Santo Tomé y Príncipe 0,432
105   Bután 0,428
106   Laos 0,427
107   Siria 0,419
108   Timor Oriental 0,416
109   Namibia 0,415
110   Bangladés 0,412
111   Nepal 0,407

Sexto MundoEditar

Puesto País IDHD
112   Tanzania 0,396
113   Kiribati 0,394
114   Islas Salomón 0,392
115   Ghana 0,391
115   Kenia 0,391
117   Pakistán 0,380
118   Madagascar 0,374
119   Zambia 0,373
120   Zimbabue 0,369
121   Suazilandia 0,361
122   Camerún 0,348
123   Mauritania 0,347
124   Uganda 0,341
125   Ruanda 0,339
126   Angola 0,336
127   Togo 0,332
128   Senegal 0,331
129   Etiopía 0,330
130   Malaui 0,328
130   Nigeria 0,328
132   Afganistán 0,327
133   Lesoto 0,320
133   Yemen 0,320
135   Yibuti 0,310
136   Benín 0,304

Septimo MundoEditar

Puesto País IDHD
137   Haití 0,298
138   República Democrática del Congo 0,297
139   Costa de Marfil 0,294
140   Malí 0,293
141   Liberia 0,284
142   Mozambique 0,280
143   Burundi 0,276
144   Comoras 0,270
144   Guinea 0,270
146   Burkina Faso 0,267
147   Sierra Leona 0,262
148   Guinea-Bisáu 0,257
149   Níger 0,253
150   Chad 0,238

Octavo MundoEditar

Puesto País IDHD
151   República Centroafricana 0,199

|}

ReferenciasEditar

  1. Definición de la RAE . Consultado el 11 de agosto de 2011.
  2. Sauvy, Alfred (1952). Trois mondes, une planète, L'Observateur, 14 de agosto de 1952, n°118, pag. 14.
  3. «Manifiesto de los Obispos del Tercer Mundo». Ruinas Digitales. agosto de 1967. 
  4. Houtart, François (15 de abril de 2004). «Primer Mundo - Tercer Mundo». CETRI. 
  5. Azucena García (2008). «Cuarto Mundo: pobreza en los países desarrollados». Uruguay: Consumer Eroski. Consultado el 23 de enero de 2010. 
  6. Hobson, John M. Los orígenes orientales de la civilización de occidente. Barcelona, ISBN 84-8432-718-3, 2006.
  7. Diez millones de africanos, al filo de la hambruna.
    • Archivado el 11 de enero de 2012 en la Wayback Machine. «He visto con mis propios ojos el profundo sufrimiento del pueblo somalí, que busca seguridad y alimentos. Niños refugiados que mueren y sus madres, que se han convertido en esqueletos andantes, y están ante la disyuntiva de qué hijo salvar», indicó Antonio Guterres, alto comisionado de la ONU para los Refugiados.
  8. «List of countries by inequality-adjusted HDI» |url= incorrecta con autorreferencia (ayuda). Wikipedia (en inglés). 9 de enero de 2017. Consultado el 19 de febrero de 2017. 

BibliografíaEditar

  • Prebisch, Raúl (1982). Contra el monetarismo. Buenos Aires: El Cid Editor. ISBN 950 002 032 7. 
  • Furtado, Celso (1964). Desarrollo y subdesarrollo. Buenos Aires: Eudeba. 
  • Glejdura, Stefan (mayo-junio de 1972). «La URSS y el Tercer Mundo». Revista de Política Internacional (Centro de Estudios Políticos y Constitucionales del Ministerio de la Presidencia de España) (121). 

Enlaces externosEditar