Testigos de Jehová y abuso sexual infantil

Negligencias documentadas, crímenes de lesa humanidad y casos judiciales de abusos sexuales, proxenetismo y violencia sexual a menores de edad cometidos por parte de miembros de los testigos de Jehová alrededor del mundo

La organización religiosa de los Testigos de Jehová ha sido frecuentemente relacionada institucionalmente con casos de abuso sexual infantil y violencia sexual documentados en diversas latitudes del mundo, muchos de ellos actualmente en litigio. En los últimos años, la praxis sobre el manejo de estas situaciones al interior de las congregaciones de los testigos de Jehová, así como el encubrimiento sistemático de abusos sexuales y otras vulneraciones a menores de edad por parte de miembros de la organización, han sido materia de litigio en los países donde opera la organización y han sido criticadas y denunciadas por exasociados,[1]​ víctimas de abuso eclesiástico,[2][3]​ teólogos de diversas corrientes cristianas,[4]​ organizaciones de derechos humanos, activistas feministas, activistas en favor de los derechos de la infancia, sectores de la sociedad no vinculados con la organización, así como por diversas comisiones nacionales sobre abuso eclesiástico, como las desarrolladas en Japón en 2022 y en 2023,[5][6][7]​ o en Australia en 2015.[8]

Líderes de los testigos de Jehová en la Royal Commission into Institutional Responses to Child Sexual Abuse en Australia

Al menos en dos casos, los tribunales de los Estados Unidos de América han condenado a la Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania (representantes legales de la institución), a pagar compensaciones a las víctimas de abuso sexual por considerar que sus políticas en torno al manejo de estos casos fueron inadecuadas o perjudiciales para las víctimas.[9][10]​ La Real Comisión Australiana sobre la Respuesta Institucional a los Abusos Sexuales en Australia revisó las políticas y procedimientos de esta organización en cuanto al abuso sexual infantil en Australia, dejando en claro que el interés «no es investigar conjuntos individuales de hechos o eventos particulares», sino las actitudes de la organización, incluyendo la manera en que respondió a las denuncias de abuso sexual de menores.[11]

La disciplina congregacional y las creencias habitualmente difundidas en el interior de la organización a través de sus publicaciones han incidido negativamente en la prevención y gestión de estas incidencias, como la "regla de los dos testigos", así como también las distintas creencias dentro de sus prácticas habituales de disciplina interna como la objeción de la educación sexual integral[12]​, la oposición sistemática y habitual al ejercicio libre de los derechos reproductivos por parte de menores de edad en el caso de embarazo no deseado o embarazo considerado como "clínicamente inviable",[13]​ entre otras creencias.[5]

Por su parte, el Cuerpo Gobernante de los Testigos de Jehová afirma tener políticas de protección de menores que se han ido refinando para tratar este tipo de casos. Los detalles de estas políticas han sido dados a conocer en algunas de sus publicaciones y en los comunicados de prensa emitidos por su Oficina de Información Pública.[14][15]​ Testimonios y reportajes publicados en medios de comunicación y diversas causas litigadas en diversos países del mundo han señalado que las sucursales de los testigos de Jehová habitualmente emplean políticas de encubrimiento sistemático, que según el grupo están basadas en la Biblia,[16]​ pero que no obstante, dificultan los procesos judiciales en contra de ancianos y precursores involucrados en situaciones de abuso sexual y violencia sexual en contra de menores de edad.[17][18][19][20][21]​ Algunas víctimas de abuso sexual han afirmado que mediante mecanismos de extorsión, sobornos y amenazas verbales, incluyendo además procedimientos dictaminados por el comité judicial de la congregación, los ancianos locales les ordenaron guardar silencio para evitar estigmatizar públicamente tanto al acusado como a la organización[3]​. Según la organización, a los miembros se les dice que tienen todo el derecho a denunciar delitos ante las autoridades seculares, y que es una decisión personal y voluntaria denunciar cualquier incidencia a los ancianos de la congregación.[22][23][24]

Demandas legales editar

Como organización, los Testigos de Jehová han sido acusados de ocultar abusos sexuales de miembros de su comunidad contra menores de edad en la misma, de evitar que las víctimas de abuso acudan a la policía, de coaccionar a víctimas con ese fin, de exigir que presenten dos testigos ante un comité de ancianos a fin de ejercer sanciones religiosas, de no excomulgar y de volver a aceptar a miembros que se declaren arrepentidos, colocándolos en posición de volver a abusar de menores,[cita requerida] y de mantener una base de datos con los nombres de abusadores sexuales que se niegan a compartir con la policía. También han sido acusados de negarse a dar compensación a las víctimas, así como de no informar al público en general acerca de la existencia de un posible pederasta en la comunidad.[cita requerida]

Los Testigos de Jehová expidieron un comunicado de prensa, en el cual señalan que «los ancianos tal vez estén obligados por ley a dar a conocer a las autoridades las acusaciones, aunque no estén confirmadas o probadas» y además que «si la víctima ―o cualquier persona que tenga conocimiento de la acusación― desea presentar una denuncia ante las autoridades, tiene todo el derecho de hacerlo».[cita requerida] A pesar de ello, aún no se ha hecho público un comunicado interno que inste a los ancianos a llevar a cabo dichas acciones. Las instrucciones son llamar a la sede central para conocer la ley del país.

Existen voces críticas, que aseguran que, en la práctica, las políticas son ineficientes, porque encubren directamente los casos, siendo que en ciertos lugares la ley no obliga a informar un crimen, además los ancianos no son instruidos a hacerlo y tampoco sugieren a la víctima que lo haga. En aquellos lugares donde la ley exige que se denuncie un abuso, los Testigos de Jehová mantendrán como miembro activo a un abusador sexual, si en el proceso de excomunión no hay dos testigos en su contra o si él se declara arrepentido. Por tal motivo han surgido diferentes grupos, cuyo propósito es denunciar ante la justicia los casos de abuso sexual, la política que esta institución religiosa tiene al respecto y los fallos e irregularidades que se cometen en el manejo de estos casos. William Bowen es un exmiembro del clero de los Testigos de Jehová y creador de Silent Lambs, una asociación de apoyo a las víctimas de abuso sexual en los testigos de Jehová. En una carta al New York Times, él afirma que la política de esta organización religiosa es ocultar los abusos sexuales.[25]

William Bowen ha asegurado que él fue testigo de Jehová en Draffenville (Estado de Kentucky) hasta el 22 de julio de 2002, durante ese periodo de tiempo, tuvo una extensa participación activa dentro de la Organización Watch Tower en un lapso de veinte años. Se definió como precursor, siendo partícipe como siervo ministerial y anciano en Betel (sede central de la Watch Tower). También colaboró en diferentes posiciones administrativas y directivas, dicto discursos en las asambleas de circuito y distrito. Afirmó que fue expulsado de la Organización por criticar públicamente la supuesta forma en que la congregación maneja los casos de abuso sexual contra los niños.[26]​ Bowen sostuvo que la Organización protege a los pedófilos al no informar sobre los abusos a la policía, logrando que las víctimas no denuncien su situación ante las autoridades ni cuenten sus asuntos a nadie de la congregación al ver que los victimarios son los protegidos. Bowen envió una carta a la prensa relatando lo siguiente:

Les escribo referente a un problema que trasciende las creencias religiosas y expone una realidad que afecta a miles de niños todos los días. He servido como un ministro cristiano por más de veinte años. Sin embargo, ya no puedo continuar sirviendo a los miembros de mi congregación, siendo que no puedo estar de acuerdo con una política de una organización que me exige como anciano que estoy obligado a aplicarla. Esta política, en mi opinión, le ha hecho daño a miles, y está dejando a muchos sin protección, y le proporciona refugio a los que son inequívocamente una partida de criminales.
Estoy refiriéndome a la política de la Watchtower de mantener la información sobre los pedófilos confidencial. Estos pedófilos están siendo protegidos por un «código de silencio» dónde incluso los miembros de la familia inmediata no pueden informarlos, y, en muchos casos, los pedófilos acusados permanecen en posiciones de responsabilidad dentro de la congregación mientras sus víctimas sufren en silencio o se enfrentan a sanciones. Yo creo que esta política no es ética, es inmoral y en muchos estados es ilegal.
William Bowen[27]

La Sociedad Watch Tower ha negado estos hechos y ha asegurado en diferentes ocasiones que los Testigos de Jehová respetan y se rigen por las leyes de cada país.[28][29][30][31][32]

Bowen ha afirmado que esta política de encubrimiento institucional se conoce por informes indirectos de terceras personas que no quieren testificar. Por ejemplo, contó lo siguiente: «En 2002, yo ya había sido contactado por tres fuentes diferentes, quienes aseguraban estar en comunicación con personas que trabajaban en las oficinas principales de la Sociedad Watch Tower. Estos informantes les proporcionaron a mis contactos muchos datos que estaban en las computadoras que vinculan a veintitrés mil setecientos veinte abusadores de niños en sus archivos».[33][34]

Bowen creó un grupo de apoyo en Internet llamado Silent Lambs (‘Corderos Silenciosos’),[35]​ una organización sin fines de lucro que ofrece asesoramiento, orientación y ayuda legal para aquellos que han sido víctimas de abuso sexual, donde puedan denunciar activamente la pederastia que existe dentro de la Organización de los Testigos de Jehová.

En 2012, el abogado de la Sociedad Watch Tower (Testigos de Jehová) presentó un memorándum ante los tribunales de Estados Unidos declarando que, ninguna Corte de Justicia proclamó culpable a la organización de tener una conducta indebida o ilegítima sobre el abuso sexual.[36]​ El abogado también manifestó que el sitio web Silent Lambs es un vehículo para que Bowen «ventile sus quejas personales contra sus anteriores asociados religiosos», por lo cual, los comentarios de Bowen carecen de fundamento sinedo consistentemente acusatorios contra las creencias de los Testigos de Jehová.[37][38]

Bárbara Anderson, quien fue miembro de Watch Tower, es otra de las personas que denuncia activamente la forma en la que se regulan los casos de abuso sexual a menores dentro de la Organización. Declaró que fue miembro de los Testigos de Jehová desde 1954 hasta 1997 trabajando en su central mundial en Brooklyn, Nueva York, desde 1982 hasta 1992.[39]​ En sus últimos tres años de actividad colaboró en un proyecto de investigación oficial sobre el desarrollo histórico de este movimiento religioso que se publicó en 1993, en el libro Los testigos de Jehová, proclamadores del Reino de Dios y en la redacción de la revista ¡Despertad!. También investigó sobre el abuso sexual a menores en esta religión y mantuvo una voz crítica en numerosos programas de televisión y radio sobre su supuesta mala política sobre el tema.

In the matter of complex situations related to child sexual abuse―the two-witness rule; the January 1, 1997 'Watchtower' magazine’s new stated policy with its loophole; applicable advice in the elder textbook, Pay Attention To Yourselves And To All The Flock; [...] Elders are not magistrates. The March 14, 1997 letter to all bodies of elders; all other pertinent letters, and related Kingdom Ministry School instructions―are all problematic. These directives were supposedly written with the intention of protecting the congregation, yet ended up protecting the pedophile. I only hope it was not done intentionally for this purpose.
‘En materia de situaciones complejas relacionadas con el abuso sexual a menores, la regla de los dos testigos, citada el 1 de enero de 1997 en la revista Atalaya es una política con lagunas, al igual que las hay en su libro de asesoramiento sobre lo que hacer en casos judiciales de este tipo «Presten atención a sí mismos y a todo el rebaño». [...] Los ancianos no son magistrados. La carta enviada el 14 de marzo de 1997 a todos los cuerpos de ancianos, y las instrucciones de la Escuela del Ministerio del Reino, no solucionan los problemas. Estas directivas fueron supuestamente escritas con la intención de proteger a la congregación, sin embargo, terminó en la protección del pedófilo. Sólo espero que no se hiciera intencionadamente para este propósito’.
Bárbara Anderson[40]

En 2008, Bárbara Anderson[41]​ publicó Los Testigos de Jehová en crisis: secretos de pedofilia en una religión estadounidense.[42]​ Este libro contiene comentarios acerca de cinco mil páginas investigadas, en doce registros judiciales, ubicados en cuatro estados de los Estados Unidos. Estos documentos judiciales son el resultado de doce demandas a los Testigos de Jehová desde 1999. Anderson afirma que la mayor parte de las demandas se resolvieron fuera de los tribunales en los últimos decenios.

Otros casos editar

En el caso de Tim W. en el condado de Tehama (Estado de California), la segunda demanda dijo:

Watchtower Bible and Tract Society of New York, Inc. had actual knowledge that James Henderson was a sexual predator since at least 1964. Yet, for the better part of three decades, that appointed and re-appointed him to the positions of elder and ministerial servant.
‘La sociedad Watch Tower tenía conocimiento real de que James Henderson era un depredador sexual al menos desde 1964. Sin embargo, durante tres décadas, estuvo sirviendo como siervo ministerial y anciano’.[43]

En 2002, Érica Rodríguez, presentó una demanda en la Corte del Distrito de Estados Unidos en el condado de Spokane (Estado de Washington). Manuel Beliz fue declarado culpable de abusar de ella siendo condenado a once años de prisión por su delito. Después, también se le expulsó de la congregación. En su demanda, Rodríguez solicitó daños y perjuicios a Beliz por su abuso, solicitando también a la Sociedad Watch Tower, pero la denuncia contra la sociedad fue desestimada.[44]

En 2003, Heidi Meyer afirmó que los motivos en relación con su abuso sexual fueron desestimados en su comité judicial y que se trata de un problema generalizado.[45]​ Sin embargo, su caso en contra de la sociedad Watch Tower también fue desestimado por el tribunal.[46]​ En mayo de 2002, el programa estadounidense Dateline dio la noticia en la televisión con un programa denominado «Testigos de la fiscalía». Este programa está disponible en Internet.[47]

En un comunicado de prensa del 21 de noviembre de 2007, la Oficina de Información Pública de los testigos de Jehová, declara:

In the United States, over 80,000 elders currently serve in over 12,300 congregations […] During the last 100 years, only eleven elders have been sued for child abuse in thirteen lawsuits filed in the United States; in seven of these lawsuits against the elders, accusations against the Watchtower Society itself were dismissed by the courts.
‘En los estados Unidos, en la actualidad, hay más de 80.000 ancianos en más de 12 300 congregaciones [...] Durante los últimos 100 años, solo 11 ancianos han sido demandados por abuso de menores en 13 demandas presentadas en los Estados Unidos; En siete de estos juicios contra los ancianos, las acusaciones en contra de la propia Sociedad Watch Tower fueron desestimadas por los tribunales’.[48]

En 2007, los abogados defensores de las víctimas convencieron al tribunal del condado de Napa (Estado de California) de que el «privilegio eclesiástico de confidencialidad» no sustituye a la obligación legal de informar a las autoridades los casos de abuso sexual. Se ha afirmado que desde entonces, la Sociedad Watch Tower ha optado por pagar una cantidad no revelada (presumiblemente millones) fuera del tribunal, a víctimas de abuso sexual dentro de las congregaciones. Se desconoce la veracidad de esta afirmación.[49]

Según información de origen no especificado, la periodista Lisa Mayers afirmó en la cadena de noticias NBC News, que un demandante fue indemnizado por la Sociedad Watch Tower con más de 780.000 dólares.[50]

En 2017, la demanda de Stephanie Fessler, quien había demandado a la iglesia de los Testigos de Jehová en el condado de York por no denunciar a las autoridades, se resolvió por un acuerdo extrajudicial con los abogados de la Wach Tower. El acuerdo incluye una cláusula de confidencialidad, por lo que no se puede conocer la cantidad que Fressler recibió.[51]

En 2018, las demandas de Osvaldo Padrón y José López, quienes fueron abusados en la infancia por un miembro de la organización de los Testigos de Jehová alegando encubrimiento por parte de la organización, también se resolvieron por un acuerdo extrajudicial. Originalmente, el juez había condenado a la institución religiosa de los Testigos de Jehová a un pago de 13.5 millones de dólares que estaban en litigio por una apelación, así como a una multa de 4,000 dólares hasta que aceptara abrir sus expedientes sobre el caso. Se desconoce la cifra final del acuerdo debido a la existencia de cláusulas de confidencialidad.[52]

Adicionalmente, han salido a la luz pública otros casos de abuso sexual contra menores, que han sido denunciados, se han saldado con condenas o están pendientes de causas judiciales:

  • 17 de noviembre de 2005: Oscar Omar Osorto, testigo de Jehová y anciano de congregación, fue expulsado y condenado a 25 años por cargos de violación de menores.[53]
  • En febrero de 2006, en Chile, se produjo la primera denuncia de casos de abusos sexuales y se criticaron las prácticas de las congregaciones.[54][55]
  • 19 de diciembre de 2006: Marcel Simonin, «anciano» testigo de Jehová, fue declarado culpable de agresión sexual y destituido como anciano, aunque no se sabe si fue expulsado.[56]
  • 12 de noviembre de 2006: Enrique Bahena Robles, también anciano, es detenido por el delito de violación de un niño. Los artículos no indican si continúa siendo testigo de Jehová o si ha sido expulsado.[57]
  • 19 de julio de 2006: Zuri McGhee, testigo de Jehová, es acusado de múltiples cargos de abuso sexual a un niño.[58]
  • 26 de junio de 2006: Jesús Cano es despedido de Betel y expulsado por tratar de atraer a niños.[59]
  • 17 de abril de 2009: Francis Gandhi, anciano de congregación en la ciudad de Kailahum (en Sierra Leona, África) es acusado de violación de una niña de 11 años.[60]
  • Junio de 2012: Jonathan Kendrick acusado de abusar sexualmente de Candace Conti durante dos años desde 1995. La corte decretó que Conti fuera indemnizada con 28 millones de dólares. La cantidad fue reducida a la décima parte, 2,8 millones de dólares. En junio de 2015, Candace Conti se olvida de su reclamo por supuestas injusticias y su desacuerdo con las normas de los Testigos de Jehová, aceptando un arreglo por 2.800.000 dólares.[61][62]
  • En 2014, la organización religiosa debió pagar en San Diego 13,5 millones de dólares por compensación de un joven que fue violado desde 1986, cuando tenía 7 años, por un ministro de los Testigos de Jehová.[63]
  • En julio de 2015, la Comisión Real sobre la Respuesta Institucional a los Abusos Sexuales australiana (creada originalmente con el objetivo de dar respuesta institucional a los casos de abuso sexual infantil cometidos por miembros de la Iglesia católica) calculó 1006 casos de menores agredidos. El fiscal Angus Stewart definió a los Testigos de Jehová «como una secta insular con reglas diseñadas para detener los informes sobre abusos sexuales».[64][65]
  • En septiembre de 2018, la Sociedad Watch Tower fue condenada a pagar 35 millones de dólares en Thompson Falls, Montana, por no denunciar un caso de abuso sexual sucedido hacia 2000.[66]​ El tribunal supremo de Montana decidió en enero de 2020, por unanimidad, revocar la decisión.[67]
  • En septiembre de 2019, un anciano de los testigos de Jehová de la congregación de Valparaíso, Chile, fue imputado por delitos de explotación sexual y una serie de abusos sexuales a menores de entre dos a siete años de edad[68]​. Debido a que conforme a derecho fue formalmente denunciado ante el ministerio público por varios miembros de la congregación de esa ciudad, el imputado por la justicia fue además formalmente expulsado de la congregación conforme a los protocolos previstos y a dictamen formal del comité judicial constituido por la congregación en Valparaíso a raíz del proceso judicial.[68][69]
  • 6 de marzo de 2020: La 3.ª Fiscalía Penal de São Paulo, Brasil, investigó a los Testigos de Jehová por delito sexual. Según la denuncia recibida, además del abuso sexual contra niños, niñas y adolescentes, también se investigó por intentar avergonzar a las víctimas, impidiéndoles denunciar los delitos. Otra acusación viene de los ancianos expulsados, porque no estaban de acuerdo con la política de delitos sexuales de la organización, quienes reportaron el mismo modus operandi. «Se nos informó que estábamos obligados a no denunciar a las autoridades ni a la policía»[70]
  • En octubre de 2022, la Oficina del Fiscal de Distrito de Pensilvania presentó cargos contra cuatro precursores y ancianos de diversas congregaciones de ese estado por abuso sexual, violencia sexual y pederastia.[71]​ Debido a la magnitud y gravedad de los hechos, diecinueve víctimas a octubre de ese año, se abrió un proceso investigativo, hasta el día de hoy en desarrollo. A principios de 2023, y debido a nuevos antecedentes y testimonios presentados, así como antecedentes sobre el eventual encubrimiento de estos hechos por parte de congregaciones en ese estado, diversas resoluciones de la fiscalía y una resolución del tribunal de ese estado amplió los cargos a otros catorce imputados[72][73][74]​por los mismos delitos.
  • En noviembre de 2023, y en el marco de las investigaciones y litigios judiciales sobre abuso eclesiástico y vulneraciones a menores de edad en Japón, un informe señaló que al menos un 90% de las víctimas de abuso eclesiástico por parte de miembros de los testigos de Jehová en Japón reportaron haber sufrido algún tipo de maltrato físico y psicológico y situaciones de violencia intrafamiliar y violencia sexual a consecuencia de las prácticas de disciplina congregacional y procedimientos de juicio canónico realizados a menores de edad. Al día de hoy, las causas judiciales en Japón -que comprenden a una cifra estimada inicialmente en 581 víctimas- siguen en desarrollo y pendientes de resolución. [75][76][77][78]

Controversias respecto a una base de datos de abusos interna editar

La organización Silent Lambs sostiene, que los presuntos abusadores sexuales de menores serían 23.720 miembros de los Testigos de Jehová.[79]​ Un representante de la oficina de información pública de la Organización dijo en una entrevista que ese dato es falso y que el número es «considerablemente menor, ya que en esa lista están incluidos los nombres de personas que han sido acusadas por denuncias sin fundamento y otros acusados antes de ser Testigos de Jehová».[80]

El tribunal judicial del condado de Napa (estado de California) dictaminó que no se puede utilizar el «privilegio eclesiástico de confidencialidad» como una manera de proteger a los pedófilos de la aplicación de la ley. La sentencia declara además, que toda la información y documentación de los comités judiciales sobre casos de abusos a menores, deberán ser presentados a los tribunales si la información es pertinente para el caso.[81]

Los testigos de Jehová afirman que esas listas no consisten en nombres de pedófilos confirmados, sino que incluyen nombres de personas sospechosas, pero a las cuales ni el comité judicial de la congregación ni la investigación policíaca civil ha demostrado que fueran culpables. También incluye nombres de personas que ya cumplieron su condena civil, solo para estar alertas hacia sus inclinaciones. Incluyendo en las mismas, casos de adolescentes de igual edad que por libre consentimiento exploraron su sexualidad o cometieron inmoralidad (situaciones clasificadas también por los testigos como «casos de inmoralidad que involucran a menores»). Por todo esto sería grave presentar esos nombres irresponsablemente a la prensa pública.[cita requerida]

Doctrinas en relación con los abusos sexuales editar

Política de dos testigos oculares editar

La política disciplinar de los Testigos de Jehová en cuanto a faltas morales requiere tener el testimonio de dos testigos para establecer la culpabilidad del abusador en ausencia de una confesión por parte del infractor. En una declaración oficial, la Oficina de Información Pública de los Testigos de Jehová aplicó ese mismo principio a los abusos de menores.[82]​ Este requisito ha sido propuesto tomando como partida la vigencia actual, así como la interpretación literal, de algunos pasajes bíblicos (Deut. 17:6; Deut. 19:15; Mat. 18:16, 2 Cor. 13:1, 1 Tim. 5:19) que se refieren a acusaciones que se establecieron en la boca de dos o tres testigos.

Un representante de la Sociedad Watch Tower testificó que la organización no se considera responsable de la "protección física" de los niños de la comunidad.[83][84]​ Las víctimas de abuso deben proporcionar detalles de su abuso ante el comité judicial, lo que puede causar un trauma adicional.[85][86]​ A los ancianos se les indica que no se debe exigir a la víctima que se enfrente a su abusador para presentar una acusación; sin embargo, las víctimas adultas pueden hacerlo si lo desean.[87]

El libro titulado Presten atención a ustedes mismos y a todo el rebaño ―que, entre otras cosas, establece el procedimiento en casos disciplinarios que deben atender los ancianos de congregación―, en la unidad 5b, bajo el tema «Cómo manejar los casos judiciales», explica que para que una acusación tenga validez se requiere la prueba de dos testigos presenciales, aunque no es necesario que ambos hayan estado presentes en el mismo momento de cometida la falta.

Aplicando esta idea, a partir de una carta a las congregaciones de Gran Bretaña, enviada el 11 de julio de 2002, se indica que las declaraciones de dos testigos de eventos separados pueden ser aceptadas:

Si hay dos o más testigos presenciales de la misma clase de delito, pero cada uno es testigo de un incidente por separado, su testimonio puede ser considerado. Estas pruebas pueden utilizarse para establecer la culpabilidad. [cita requerida]

La organización -a través del Cuerpo Gobernante y de las sucursales en cada territorio donde opera- considera que esta política es una protección contra acusaciones maliciosas de agresión sexual y afirma que esta política de dos testigos se aplica únicamente a la disciplina congregacional y no influye en si un delito se denuncia por parte de las víctimas ante el poder judicial. [88]​Las pruebas de ADN, los informes médicos, los dictámenes judiciales emitidos por el poder judicial, o la información de expertos forenses o de la policía que demuestren y certifiquen que hubo un delito de violencia sexual posiblemente puedan aceptarse dentro de los procesos de juicio canónico como un "segundo testigo" válido ,[89][90]​sin embargo, expertos sobre la materia [91]​ argumentan que, sin la obligación de informar todas las acusaciones de abuso, independientemente de las leyes locales, dichas pruebas podrían pasar desapercibidas.[91]​ Este enfoque también ha sido criticado por constituir en un mecanismo de revictimización -con las eventuales consecuencias en la salud mental de las víctimas- y en centrarse en determinar la culpabilidad pasando por alto la gravedad del abuso inicial y permitir que un publicador que es un delincuente sexual quede impune hasta que sea descubierto abusando de varias víctimas.[91]

Norma de los tres años editar

El libro Organizados para nuestro ministerio del reino publicado por la Sociedad WatchTower en 1972 declaraba que si una persona en un puesto de responsabilidad dentro de la congregación cometía algún pecado, pero no confesaba el mal, en cuanto se tuviera conocimiento de ese pecado, debía ser retirado de todas sus responsabilidades. El libro lo explica así:

If a person was serving as an elder or a ministerial servant when he committed a serious wrong, even though it was some years ago, he bears a degree of reprehensibility, for he continued to serve in that position though knowing that he had, for the time at least, disqualified himself, not being then «free from accusation» (1 Tim. 3:2, 10; Titus 1:6,7) He should have informed the judicial committee that he did not adhere to the requirements and should have stepped down from his position. In view of his failure to do this at that time, he would now be removed from that position.
Si una persona cometió un mal grave cuando servía como anciano o siervo ministerial, a pesar de que han pasado algunos años, el debía haber sido reprendido, ya que continuó sirviendo en ese puesto descalificándose a él mismo, y no estando «libre de acusación». (1 Tim 3:2,10; Tito 1:6,7) Debería haber informado al cuerpo de ancianos que no cumplía los requisitos y dimitir de su cargo. En vista de la incapacidad para hacerlo en ese momento, se debería retirar de esa posición.

El término «hace algunos años» se concretó usando el de «en un plazo de tres años». Esta norma consiste en que tres años después de haber cometido un pecado sin ser confesado y disciplinado, ya ha pasado demasiado tiempo como para tomar cartas en ese asunto, dando un giro a lo expresado anteriormente en el libro Organizados. En la sección «La caja de preguntas» bajo el título «¿Qué se quiere decir por “unos años atrás” en la página 167, párrafo tres, del libro Organizados?», publicado en Nuestro ministerio del Reino de diciembre de 1972, pág. 2 a 4 explica el cambio:

Esto indica más de uno o dos años. Se puede notar que no se dijo «muchos años atrás». De modo que no es un número exacto de años, sino más bien dos o tres años. No se tuvo en mente que un hermano repasara su pasado distante para mencionar males de los cuales se arrepintió hace años y los cuales evidentemente han sido perdonados por Jehová y no se están practicando ahora. En muchos casos los males ocurrieron antes de que La Atalaya dirigiera la atención a lo que dicen las Escrituras sobre tal conducta incorrecta. Si un hermano ha estado sirviendo fielmente por algunos años y ha visto evidencia de la bendición de Jehová sobre él, ¿por qué debe ahora dejar su puesto de servicio? Si ahora tiene el punto de vista correcto sobre conducta y puede dar buen consejo, debe poder continuar sirviendo. Si el cuerpo de ancianos local ve que él tiene el respeto de la congregación y que ha mostrado las aptitudes apropiadas por los pasados dos o tres años, puede permanecer en su puesto de servicio. ¿Debe darse a conocer el mal públicamente después de muchos años? El libro (página 166), bajo «Censura pública», cita 1 Timoteo 5:20 y menciona la censura de aquellos que confiesan haber cometido más de una ofensa. Pero esto en realidad tiene que ver con acontecimientos recientes. La traducción interlinear de las Escrituras Griegas, en inglés, se refiere a los que «están pecando», algo que está ocurriendo en ese tiempo. De modo que si el arrepentimiento ocurrió hace algunos años, tres años o más, y cesó el cometer pecado, no es necesario dar censura pública ahora a alguien que cometió más de una ofensa «unos años atrás».
La caja de preguntas, pág. 2 a 4. Nuestro Ministerio del Reino, diciembre de 1972

Esta posición se explicó en la escuela de entrenamiento ministerial de dos días de duración en 1991, para excluir a individuos involucrados en casos de abuso sexual a menores de los puestos de responsabilidad en las congregaciones. En la escuela de entrenamiento ministerial de 2005, se afirmó que los actos de porneia (comportamientos sexuales inadecuados) exigían un comité judicial interno, y si en estos participaran niños, el caso sería tratado como de abuso sexual a menores. Cualquier caso de abuso sexual a menores impediría que una persona reuniera los requisitos para un puesto de responsabilidad dentro de la congregación.[92]​ Sin embargo en ninguna de estas ocasiones se repitió que esto tuviera un límite de tres años, información vigente solo en los años setenta y para otro tipo de faltas.

Ejercicio autónomo y libre de los derechos reproductivos por parte de menores de edad editar

Debido a que en la organización el ejercicio libre y autónomo de los derechos reproductivos por parte de menores de edad en el caso de embarazo no deseado se considera una causal de expulsión según la doctrina de la organización,[13][69]​las personas menores de edad que han sido víctimas de violencia sexual habitualmente deben cargar con las consecuencias del embarazo forzado muchas veces en el desamparo y en condiciones inhumanas derivadas de una cultura de exclusión social -debido a las prácticas de disciplina congregacional existentes en la organización- y bajo presiones y amenazas por parte de ancianos y precursores tanto hacia las víctimas como hacia las familias de la víctimas. [93]​ De acuerdo a lo señalado por víctimas de abuso eclesiástico, las situaciones son especialmente graves en casos donde la víctima del abuso sexual es expulsada de la organización y del grupo familiar.[3][11][23][60][2][94][76][78][93]

En el año 2002, y en el contexto de las primeras denuncias públicas de violencia sexual al interior de la organización, The New York Times señaló en su edición del 11 de agosto de 2002:[95]

" (...) La magnitud de los casos de violencia sexual en los testigos de Jehová tiene ciertas diferencias con lo ocurrido al interior de la Iglesia católica, donde la mayoría de las personas acusadas de abuso son sacerdotes y una gran mayoría de las víctimas eran menores de edad y jóvenes. En los Testigos de Jehová, donde las congregaciones habitualmente están formadas por familias numerosas y los ancianos de la iglesia se eligen entre los publicadores, varios de los acusados son ancianos, pero la mayoría de los imputados son publicadores y precursores de la congregación. Las víctimas que han tenido la valentía de denunciar son en su mayoría niñas y mujeres jóvenes, y muchas de las acusaciones incluyen además denuncias por incesto..."

La Convención Internacional de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes señala en su artículo 16° que:[96]

1. Ningún menor de edad será objeto de injerencias arbitrarias o ilegales en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia ni de ataques ilegales a su honra y a su reputación.


2. Las personas menores de edad tienen derecho a la protección de la ley contra esas injerencias o ataques.

Asimismo, el artículo 6° de dicha convención señala lo siguiente:[96]

1. Los Estados Partes reconocen que toda persona menor de edad tiene el derecho intrínseco a la vida.


2. Los Estados Partes garantizarán en la máxima medida posible la supervivencia y el desarrollo de las personas menores de edad

Las teorías conspirativas sobre las Naciones Unidas y la oposición a la educación sexual integral habitualmente difundidas en las publicaciones de los testigos de Jehová, así como las creencias en particular de generaciones de creyentes sobre la sexualidad -influidos por las doctrinas de la organización en el contexto de las predicciones y profecías sobre 1975 y puntos de vista sobre la sexualidad como los planteados en los libros Lo que los jóvenes preguntan, respuestas prácticas de 1989,[97]​ y ¡Disfrute de la vida para siempre! Curso interactivo de la Biblia de 2021[98]​- han incidido en el obstruccionismo de publicadores vinculados a la organización religiosa a que menores de edad que han sufrido de violencia sexual puedan ejercer los derechos reproductivos de manera autónoma y confidencial, constituyendo en consecuencia, una vulneración grave al principio jurídico sobre el interés superior de las personas menores de edad frente a situaciones de violencia sexual y vulneraciones al derecho a la salud.[99][100][96][101][102][103][104][105]

Los testigos de Jehová han defendido y justificado sus prácticas de expulsión y censura a las víctimas de violencia sexual y a las víctimas de embarazo forzado señalando —a modo de gaslightning— que la "muerte social" es "un acto de amor y de generosidad".[106]

En opinión de la Real Comisión Australiana sobre la Respuesta Institucional a los Abusos Sexuales en Australia, la comisión sostiene que "no consideramos que la organización de los Testigos de Jehová sea una organización que responda adecuadamente al abuso sexual y sus secuelas... La aplicación insistente por parte de la organización de políticas ineficaces como la regla de los dos testigos en casos de violencia sexual muestra una grave falta de comprensión de la naturaleza del abuso sexual en menores de edad". [107]​ En su informe final, la comisión señaló que "mientras la organización de los Testigos de Jehová continúen confiando en una interpretación literal de la Biblia y los principios del siglo I para establecer prácticas, políticas y procedimientos en sus respuestas frente a los casos de violencia sexual, seguirá siendo una organización que no responde adecuadamente a casos de abuso sexual y que no protege a los menores de edad".[108]

Restricciones a los abusadores de niños editar

Cuando el acusado reconoce en el comité judicial que cometió abuso sexual infantil, o se demuestra su culpabilidad por testimonio, los ancianos toman las medidas pertinentes dentro de la congregación, conforme a los procedimientos de disciplina congregacional. Si no está arrepentido, no se le permite seguir siendo miembro de la congregación, e incluso si está arrepentido —es decir, lamenta profundamente lo que hizo y está resuelto a no volver a hacerlo—, se procede según indican sus propias publicaciones:

Ahora bien, aunque los ancianos no puedan adoptar medidas dentro de la congregación, se espera que informen de la acusación a la sucursal de los testigos de Jehová de su país, si de este modo no atentan contra las leyes nacionales de derecho a la intimidad. Además de enviar un informe a la sucursal, los ancianos tal vez estén obligados por ley a dar a conocer a las autoridades las acusaciones, aunque no estén confirmadas o probadas. En tal caso se da asesoría legal a los ancianos para que puedan cumplir con la ley. Por otra parte, si la víctima ―o cualquier persona que tenga conocimiento de la acusación― desea presentar una denuncia ante las autoridades, tiene todo el derecho de hacerlo.
Comunicado oficial de prensa de los Testigos de Jehová[109]

La Atalaya del 1 de enero de 1997 dice:

For the protection of our children, a man known to have been a child molester does not qualify for a responsible position in the congregation. Moreover, he cannot be a pioneer or serve in any other special, full-time service.
Para la protección de nuestros hijos, un hombre que haya abusado de menores no llena los requisitos para ocupar una posición de responsabilidad en la congregación. Además, no puede ser precursor [misionero de tiempo completo de los testigos de Jehová] ni participar en ningún otro aspecto del servicio especial de tiempo completo.
La Atalaya del 1 de enero de 1997[110]

En todos los casos de sanción por parte del Comité judicial se imponen restricciones.[111]​El procedimiento de la Sociedad Watch Tower, cuando se acusa de abuso sexual infantil a cualquier testigo de Jehová, según una carta enviada a los cuerpos de ancianos el 10 de noviembre de 1995, es llamar al departamento de asuntos legales de la sucursal del país en cuestión:

Cuando un miembro de la congregación es acusado de molestar sexualmente a un niño, los ancianos deben comunicarse inmediatamente con nuestro Departamento de Asuntos Legales. Sea que la acusación ya haya sido informada a las autoridades o no, cuando se establece que un miembro es culpable de abuso sexual a menores, se deben dar pasos en armonía con las directrices que se ofrecieron en las cartas del 16 de junio de 1994 y 23 de marzo de 1992, ambas dirigidas a todos los cuerpos de ancianos [...] Por lo tanto, cuando un comité judicial estima que un miembro de la congregación que ha abusado deshonestamente de un menor está arrepentido y, por esa razón, se decide dejarlo permanecer en la congregación cristiana, deberán dar los pasos que se requieran para seguir protegiendo a la víctima. Se debe ejercer el mismo cuidado cuando se ha restablecido a un pedófilo, que había sido expulsado pero que ahora ha limpiado su vida [...] ¿Que pueden hacer si quien abusó de un menor se mudó a otra congregación? Se debe enviar su tarjeta de «registro de publicador de la congregación» a la nueva congregación, junto con una carta de presentación. Si está bajo restricciones judiciales, el comité de servicio debe informar del problema de manera clara y discreta a los ancianos de la nueva congregación, bosquejando el consejo dado y las restricciones vigentes, señalando lo que han estado haciendo para ayudarlo.
«Cómo actuar en caso de pederastia», carta a los ancianos[112]

En la sucursal Betel de cada país, existe el denominado Departamento de Asuntos Legales. Cuando sucede algún caso que requiera asesoría jurídica como el de abusos a menores, los ancianos se ponen en contacto con ese departamento. Este departamento se ocupa de asesorar los casos y de guiar paso por paso a los ancianos que tratan este asunto.[113]

De acuerdo a los criterios vigentes, y sin prejuicio de las competencias que tiene el Departamento de Asuntos Legales y el Comité Judicial, no existe en principio una restricción de facto para que cualquier publicador y miembro bautizado que tenga conocimiento de casos de abusos a menores de edad por parte de ancianos, publicadores o precursores en ejercicio pueda denunciar por voluntad propia de estas incidencias ante el poder judicial:

Además de enviar un informe a la sucursal, los ancianos tal vez estén obligados por ley a dar a conocer a las autoridades las acusaciones, aunque no estén confirmadas o probadas. En tal caso se da asesoría legal a los ancianos para que puedan cumplir con la ley. Por otra parte, si la víctima ―o cualquier persona que tenga conocimiento de la acusación― desea presentar una denuncia ante las autoridades, tiene todo el derecho de hacerlo. [cita requerida]

No obstante, el tratamiento sobre los ancianos, publicadores y precursores en ejercicio que han cometido estos delitos es laxo, y no necesariamente significa la expulsión formal y definitiva de la congregación -y consecuentemente, el cese de su calidad como publicador en ejercicio- de quienes han delinquido, algo que ha sido cuestionado por asociaciones de víctimas y diversas comisiones nacionales sobre abuso eclesiástico por ser un mecanismo de "blanqueamiento de antecedentes penales" y encubrimiento sistemático de delitos[8][65][11]​. En varios de estos casos, los mecanismos de encubrimiento han incluido el traslado del publicador y delincuente sexual hacia otro territorio o país, mecanismos similares a los detectados en los casos de abuso sexual en la Iglesia Católica. [8][65][11]​Si un abusador de menores de edad es considerado o no un "abusador conocido" se deja habitualmente a discreción y criterio de la rama local, aún cuando de jure exista sobre el abusador una medida cautelar y orden de alejamiento vigente según resolución judicial vigente. Una carta de la organización fechada el 1° de octubre de 2012 a los ancianos dice: [114]

"(...) La sucursal, no el cuerpo local de ancianos, determina si alguien que ha abusado sexualmente de un niño es considerado un abusador de niños conocido... No se puede decir en todos los casos que alguien que ha abusado sexualmente de un niño nunca podría calificar para privilegios de servicio en la congregación..."

Debido a esta laxitud e informalidad de criterios en los procedimientos de juicio canónico a delincuentes sexuales, y a generaciones de creyentes que crecieron en una cultura histórica de la desconfianza y desobediencia hacia el estado de derecho al interior de la organización derivada de las creencias previas al cisma posterior a las predicciones y profecías sobre 1975, en muchos territorios donde opera la organización es habitual que a los delincuentes sexuales todavía se les permite participar en la predicación de casa en casa de la congregación.[115]​ Según el portavoz de la Sociedad Watch Tower, J. R. Brown, a tales personas solo se les permite predicar si van acompañadas de un adulto responsable.[115]​ En 2016, un delincuente sexual infantil convicto en Estados Unidos fue filmado yendo de puerta en puerta como publicador activo para la denominación.[116]​El blanqueamiento y encubrimiento sistemático por parte de ancianos y precursores, así como la forma laxa en cómo se ejecutan las sanciones a los publicadores en los procedimientos de juicio canónico por casos calificados como porneia, ha dado como resultado que los depredadores sexuales mantengan un tratamiento privilegiado en la congregación. A los ancianos se les instruye que si un abusador de menores de edad se muda de su congregación a otra, deben enviar una carta al cuerpo de ancianos de la nueva congregación describiendo los antecedentes del agresor, aunque estas cartas generalmente no mencionan estas confesiones de abuso, ni tampoco los antecedentes penales y las medidas cautelares y prohibiciones judiciales vigentes.[94][117]

Véase también editar

Referencias editar

  1. «Vivir tras la expulsión de los testigos de Jehová. Episodio 1225.». Madresfera. 15 de mayo de 2023. Consultado el 30 de mayo de 2023. 
  2. a b «Rebekah Vardy: Jehovah's Witnesses and Me» (Documental). Channel 4 (en inglés). 16 de mayo de 2023. Consultado el 18 de julio de 2023. 
  3. a b c «Gabriel Pedrero denuncia ser víctima de abusos de los Testigos de Jehová: "Si no hay testigos oculares, no te hacen ni caso"». La Sexta. 12 de febrero de 2023. Consultado el 30 de junio de 2023. 
  4. Calzato, Walter (2006). «Testigos de Jehová. Mundo, creencias, conducta». Gazeta de Antropología, Universidad de Granada. ISSN 0214-7564. Consultado el 18 de julio de 2023. 
  5. a b «Most children of Jehovah's Witnesses followers in Japan have been whipped, survey shows». The Japan Times (Japón). 15 de marzo de 2023. Consultado el 30 de mayo de 2023. 
  6. «Japan lawyers form group to support children of Jehovah's Witnesses followers». The Japan Times (Japón). 1 de marzo de 2023. Consultado el 30 de mayo de 2023. 
  7. U.S. Department of State (2022). «2022 Report on International Religious Freedom: Japan». U.S. Department of State (Estados Unidos). Consultado el 30 de junio de 2023. 
  8. a b c «Case Study 29: Jehovah’s Witnesses». Royal Comission into Institutional Responses to Child Sexual Abuse (Australia). 14 de agosto de 2015. Consultado el 30 de mayo de 2023. 
  9. Press, The Associated (17 de junio de 2012). «$28 Million Awarded in Jehovah’s Witnesses Abuse Case». The New York Times (en inglés estadounidense). ISSN 0362-4331. Consultado el 1 de mayo de 2019. 
  10. «Jehovah's Witnesses ordered by jury to pay $35M to abuse survivor». NBC News (en inglés). Consultado el 1 de mayo de 2019. 
  11. a b c d Royal Commission into Institutional Responses to Child Sexual Abuse (22 de marzo de 2017). «Case Study 54: Institutional review of the Jehovah’s Witnesses». Royal Commission into Institutional Responses to Child Sexual Abuse (en inglés). Consultado el 1 de mayo de 2019. 
  12. Chryssides, George D. (2010). «How Prophecy Succeeds: The Jehovah's Witnesses and Prophetic Expectations». International Journal for the Study of New Religions 1 (1): 27-48. ISSN 2041-952X. doi:10.1558/ijsnr.v1i1.27. 
  13. a b Watchtower Bible and Tract Society of Pennsylvania (1989). «Aborto (it-1, p.29-30)». Perspicacia para comprender las escrituras, volumen 1: 29-30. Consultado el 20 de febrero de 2023. 
  14. «Prensa», comunicados oficiales de prensa en el sitio web Jehovah Witnesses Media.
  15. Recursos legales, Documentación para descargar Archivado el 16 de julio de 2012 en Wayback Machine. en español en el sitio web Jehovah Witnesses Media.
  16. «Jehovah's Witnesses and Child Protection». Jehovah's Witnesses Official Media Web Site. Office of Public Information of Jehovah’s Witnesses. 2010. Archivado desde el original el 12 de junio de 2010. Consultado el 13 de marzo de 2010.  Parámetro desconocido |url-status= ignorado (ayuda) Véase también 1st version of 2002, or parent page to verify year, and 2nd version of 2009.
  17. Brekke, Kira (18 de febrero de 2015). «Investigation Claims Jehovah Witnesses' Watchtower Is Hiding Child Sexual Abuse Claims». The Huffington Post. Consultado el 28 de septiembre de 2016. 
  18. Bootie Cosgrove-Mather (4 de abril de 2003). «Another Church Sex Scandal». cbsnews.com. Consultado el 24 de febrero de 2014. 
  19. Corrie Cutrer (5 de marzo de 2001). «Sex Abuse: Witness Leaders Accused of Shielding Molesters». christianitytoday.com. Consultado el 24 de febrero de 2014. 
  20. Jana Wendt (27 de noviembre de 2005). «Cover Stories: The Year in Review». paddington.ninemsn.com.au. Archivado desde el original el 3 de mayo de 2013. Consultado el 24 de febrero de 2014. 
  21. «Secret database protects paedophiles». BBC News. 12 de julio de 2002. Consultado el 24 de febrero de 2014. 
  22. «Jehovah's Witnesses and Child Protection». Jehovah's Witnesses Official Media Web Site. Office of Public Information of Jehovah’s Witnesses. Archivado desde el original el 12 de febrero de 2003. «the victim may wish to report the matter to the authorities, and it is his or her absolute right to do so. »  Parámetro desconocido |url-status= ignorado (ayuda)
  23. a b «Jehovah's Witnesses and Child Protection in Britain». Jehovah's Witnesses Official Media Web Site. Office of Public Information of Jehovah’s Witnesses. Archivado desde el original el 28 de junio de 2003. «There are certainly no sanctions against any congregation member who reports an allegation of child abuse to the authorities. »  Parámetro desconocido |url-status= ignorado (ayuda)
  24. Tubbs, Sharon (Aug. 22, 2002), "Spiritual shunning", St. Petersburg Times.
  25. Goodstein, Laurie: «Ousted members contend Jehovah's witnesses' abuse policy hides offenses» (‘miembros expulsados contienden que la política de los testigos de Jehová encubre los abusos’), artículo en inglés en el diario The New York Times del 11 de agosto de 2002.
  26. Freeminds, la historia de William Bowen
  27. William Bowen y SilentLambs, carta a la prensa
  28. «¿Por qué es esencial que respetemos la autoridad? — BIBLIOTECA EN LÍNEA Watchtower». wol.jw.org. Consultado el 9 de agosto de 2016. 
  29. «Honremos a quienes se ha dado autoridad sobre nosotros — BIBLIOTECA EN LÍNEA Watchtower». wol.jw.org. Consultado el 9 de agosto de 2016. 
  30. «¿Por qué respetar la autoridad? — BIBLIOTECA EN LÍNEA Watchtower». wol.jw.org. Consultado el 9 de agosto de 2016. 
  31. «Robar en las tiendas: ¿diversión inocente, o delito grave? — BIBLIOTECA EN LÍNEA Watchtower». wol.jw.org. Consultado el 9 de agosto de 2016. 
  32. «¡Ciberataque! — BIBLIOTECA EN LÍNEA Watchtower». wol.jw.org. Consultado el 9 de agosto de 2016. 
  33. William Bowen, SilentLambs.org (listado de 23 720 abusadores en la Sede Principal de los Testigos de Jehová en Nueva York]
  34. «Secret database protects paedophiles», entrevista a William Bowen en inglés en el sitio web BBC News.
  35. Silent Lambs en español, sitio web oficial del grupo de William Bowen.
  36. Alameda district court document. (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial, la primera versión y la última).
  37. Protesta de SilentLambs y William Bowen en la sede de la Watchtower en Brooklyn, artículo en el siti oweb FACTnet.
  38. William Bowen sabe de 7000 agresores y solo 300 denuncias, artículo en el sitio web Zoom Info.
  39. La historia de Bárbara Anderson Los descubrimientos de Bárbara Anderson
  40. Anderson, Bárbara «Secretos de pedofilia en una religión estadounidense: los testigos de Jehová en crisis», artículo en inglés en el sitio web Watchtower Documents.com, 2007.
  41. «Los descubrimientos de Bárbara Anderson» Archivado el 15 de agosto de 2006 en Wayback Machine., biografía en inglés de Bárbara Anderson en el sitio web FreeMinds.org.
  42. «Los testigos de Jehová en crisis - Secretos de pedofilia en una religión estadounidense, por Bárbara Anderson».  (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial, la primera versión y la última).
  43. Los descubrimientos de Bárbara Anderson, artículo acerca del libro Los testigos de Jehová en crisis, que contiene cerca de 5000 páginas con las transcripciones de las declaraciones y sentencias de 12 juicios contra la Watchtower en 2007.
  44. Información sobre el caso Rodríguez, artículo en inglés en el sitio web Third Witness.
  45. Cosgrove-Mather, Bootie (2003): «Another church sex scandal» (‘otro escándalo sexual religioso’), artículo en inglés en el sitio web CBS News, del 29 de abril de 2003.
  46. Información sobre el caso Meyer, artículo en inglés en el sitio web Third Witness.
  47. «Testigos de la fiscalía», video del programa estadounidense Dateline publicado en el sitio web Silent Lambs.
  48. «Declaración sobre la solución de casos de abusos a menores», artículo en inglés en el sitio web de la Oficina de Información Pública de Watch Tower.
  49. «Nuevas pruebas en las denuncias de los testigos de Jehová», artículo en inglés en el programa Nightly News with Brian Williams, en el sitio web NBC.
  50. Video de la noticia en NBC News publicado en el sitio web YouTube.com.
  51. Gibson, Jeff (24 de octubre de 2018). «Attorney Commentary: Spring Grove Jehova's Witness Lawsuit Settlement». legalherald.com (en inglés estadounidense). Consultado el 1 de mayo de 2019. 
  52. «San Diego sex abuse cases against Jehovah's Witness organization settled». San Diego Union-Tribune (en inglés estadounidense). 6 de marzo de 2018. Consultado el 1 de mayo de 2019. 
  53. «Anciano condenado a 25 años por violación de menores» (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial, la primera versión y la última)., artículo en el sitio web The New & Observer.
  54. Emol.com (8 de febrero de 2006). «Denuncian casos de pedofilia al interior de Testigos de Jehová.». Consultado el 3 de marzo de 2023. «En junio pasado, el ministro (Jorge Caso), quien profesa dicha fe desde hace más de 22 años, denunció ante la Fiscalía Oriente una serie de hechos relacionados con abusos y violaciones a menores de los que tomó conocimiento en razón de su cargo. Según informó esta mañana, las máximas autoridades de la congregación ocultaron dichos antecedentes y no han tomado medida alguna para ponerles fin. » 
  55. Cooperativa.cl (8 de febrero de 2006). «Miembro de Testigos de Jehová denunció financiera ilegal y pederastia en el grupo». Consultado el 10 de marzo de 2023. 
  56. «Marcel Simonin, 66, was found guilty of sexual aggression» (Marcel Simonin [66 (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial, la primera versión y la última). fue declarado culpable de agresión sexual’), artículo en inglés en el periódico Montérégie, del 6 de enero de 2007.
  57. «Detienen a un pastor testigo de Jehová por violación» (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial, la primera versión y la última)., artículo en español en el diario La Jornada. «Cae pastor por violación» (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial, la primera versión y la última)., artículo en el sitio web Novedades.
  58. «Adolescente testifica que el abusador trató de ganar su confianza para abusar de él» (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial, la primera versión y la última)., artículo en el diario Denver Post.
  59. «Policiales: ministro del condado de Orange es detenido por atraer a niños», artículo en inglés en el sitio web Wcbstv.
  60. a b Fayia, Fayia Amara (2009): «Pastor rapes eleven year old girl in Kailahun» (‘un pastor religioso viola a una niña de 11 años en Kailahum’), artículo en inglés en el periódico Standard Times Press del 17 de abril de 2009.
  61. Candace Conti se olvida de su reclamo por supuestas injusticias y su desacuerdo con las normas de los Testigos de Jehová. Ha aceptado un arreglo por 2.800.000 dólares., documentos de la corte de apelación de California, idioma inglés, agosto de 2015.
  62. California court guts child abuse ruling against Jehovah’s Witnesses., California court guts child abuse ruling against Jehovah’s Witnesses, idioma inglés, abril e 2015.
  63. Notimex (3 de noviembre de 2014). «Testigos de Jehová pagarán 13.5 mdd a víctima de abuso sexual». Excelsior. Consultado el 29 de julio de 2015. 
  64. Reuters (27 de julio de 2015). «Testigos de Jehová ocultaron 1.000 casos de abusos sexuales a menores durante 60 años». El Mundo.es. Consultado el 27 de julio de 2015. «'La evidencia de que hubo 1.006 presuntos autores de abusos sexuales a menores identificados como Testigos de Jehová desde 1950 y que ninguno fue reportado por Iglesia a las autoridades seculares será puesta ante la Comisión Real'. » 
  65. a b c «Jehovah's Witnesses did not report 1,000 child abusers, inquiry hears» (en inglés). The Guardian. 27 de julio de 2015. Consultado el 27 de julio de 2015. 
  66. «Testigos de Jehová deberán pagar multa de 35 mdd por abuso sexual». 27 de octubre de 2017. Consultado el 1 de octubre de 2018. 
  67. «Montana court reverses 35 million child abuse verdict against Jehovahs witnesses». 9 de enero de 2020. Consultado el 13 de enero de 2020. 
  68. a b «Valparaíso: Detienen a exmiembro de iglesia Testigo de Jehová por presunto abuso sexual de menores». Radio Cooperativa (Santiago de Chile, Chile.). 13 de septiembre de 2019. Consultado el 27 de septiembre de 2019. 
  69. a b Pastoreen el rebaño de Dios (ks10-S). Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania, INC. Brooklyn, New York, USA. 2019. Archivado desde el original el 11 de agosto de 2023. Consultado el 11 de agosto de 2023. 
  70. «Ministério Público de São Paulo investiga Testemunhas de Jeová por abuso sexual» (en portugués). 6 de marzo de 2020. Consultado el 22 de diciembre de 2020. 
  71. «Hombres enfrentan cargos de abuso sexual de 19 niños Testigos de Jehová». Univisión (Philadelphia, Estados Unidos). 28 de octubre de 2022. Consultado el 27 de septiembre de 2022. 
  72. «Fiscalía: Miembros de los Testigos de Jehová utilizaron la fe para agredir niños». Telemundo 62 Filadelfia (Filadelfia, Estados Unidos). 7 de febrero de 2023. Consultado el 27 de noviembre de 2023. 
  73. «Los cargos ponen el foco en el manejo de los abusos por parte de los testigos de Jehová». Washington Hispanic (Washington, Estados Unidos.). 19 de abril de 2023. Consultado el 19 de abril de 2023. 
  74. «Acusan a 5 Testigos de Jehová de abuso sexual contra menores en Pensilvania». Independent en español (Reino Unido). 7 de julio de 2023. Consultado el 27 de septiembre de 2023. 
  75. The Japan Times (21 de noviembre de 2023). «Many children of Jehovah’s Witnesses experience abuse, Japan report says». The Japan Times (Tokio, Japón). Consultado el 27 de noviembre de 2023. 
  76. a b «エホバでの性被害159件申告 役職者の加害、性行為の告白強制も» [159 cases of sexual abuse reported in Jehovah’s Witnesses. Perpetrators in positions of authority, forced confessions of sexual acts, etc.] (en japonés). The Asahi Shimbun. 9 de noviembre de 2023. Consultado el 21 de noviembre de 2023. 
  77. «まさかこれほど多いとは…エホバの証人で多数の二世信者が性被害に、「抑圧が逆に性加害を誘発している」との指摘も» [There are so many...Numerous Shūkyō nisei of Jehovah's Witnesses have been sexually abused, and it has been pointed out that "repression induces sexual abuse".] (en japonés). Daily Shincho. 16 de noviembre de 2023. Consultado el 21 de noviembre de 2023. 
  78. a b «Lawyers release survey on alleged Jehovah's Witness child abuse». NHK. 20 de noviembre de 2023. Consultado el 21 de noviembre de 2023. 
  79. Transcripción de la entrevista a Betsan Powys en el documental Panorama en la BBC; publicado en el sitio web Silent Lambs.
  80. Entrevista al representante de los testigos de Jehová ¿Qué ocurre con la base de datos secreta que contiene los nombres de los que han sido acusados de abusos contra menores? (en inglés)
  81. Decisión judicial del tribunal del condado de Napa, artículo en inglés en el sitio web Silent Lambs.
  82. Sitio autorizado de la Oficina de Información Pública de los Testigos de Jehová Jw-Media.org Archivado el 16 de julio de 2012 en Wayback Machine. (Comunicado oficial de la Oficina de Información Pública de los testigos de Jehová, «Los testigos de Jehová y la protección de menores»)
  83. «Richard Ashe deposition». YouTube. Archivado desde el original el 17 de agosto de 2023. Consultado el 28 de noviembre de 2023.  Parámetro desconocido |url-status= ignorado (ayuda)
  84. «Did leaders of Jehovah's Witnesses cover up child sex abuse?». PBS NEWSHOUR. RICHARD ASHE, Watchtower Supervisor: Well, within the congregation, ours is a spiritual protection. When we’re talking about physical protection, that’s up to the secular authorities to provide. 16 de febrero de 2015. 
  85. "Case Study 29", Submissions of Senior Counsel Assisting the Royal Commission p. 131, Royal Commission into Institutional Responses to Child Sexual Abuse, July 2015, "The number of people to whom a survivor of child sexual abuse is required to divulge the detail of her complaint exacerbates the trauma already suffered by a survivor of such abuse."
  86. Jehovah's Witnesses accused of silencing victims of child abuse
  87. Patrick, A. Odysseus (14 de agosto de 2015). «Jehovah's Witnesses face child sexual-abuse investigation in Australia». The Washington Post. Consultado el 25 de septiembre de 2018. «Church elders need to secure a confession or the testimony of two credible witnesses to the same incident, two witnesses to separate incidents of the same kind, or strong circumstantial evidence testified to by at least two witnesses. The accuser also has to justify his or her allegations to church elders, often in the presence of the alleged perpetrator. » 
  88. Kristine Hirsti and Kathrine Hammerstad (12 de Diciembre de 2012): Tidligere ledere — Jehovas vitner dysser ned overgrep mot barn (en noruego (bokmål)) NRK. Consultado el 23 de Septiembre de 2013
  89. «Ex-Elder Challenges Jehovah's Witnesses On Child Abuse». The Washington Post. «corroborating evidence can be used instead of a second witness to prove wrongdoing ». 
  90. «Public Hearing - Case Study 29 (Day 152)», Royal Commission into Institutional Responses to Child Sexual Abuse, Australia: 67,72, «in the absence of a confession or circumstantial evidence or other indicators, would we act judicially on one witness as the courts would do, the answer would be no, and I don't see that changing, in harmony with the scriptures. ... Q. Insofar as a second witness is concerned, is that requirement covered by, for example, scientific evidence? A. Certainly. Q. So if there was some external forensic scientific or direct evidence which is not of an observer to the incident, but someone who observes some corroborative aspect to the incident, that would be sufficient, would it? A. The answer is yes... we, as the case files will show, have disfellowshipped people for being in an inappropriate setting where there is some allegation. » .
  91. a b c «New Evidence in Jehovah's Witness allegations». nbcnews.com/. 2007. Consultado el 16 de febrero de 2014. 
  92. «Aborrezcamos lo que es inicuo», artículo en la revista La Atalaya (pág. 29), 1/1, 1997.
  93. a b Pastoreen el rebaño de Dios. Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania, INC. Brooklyn, New York, USA. 2010. p. pág. 60-61. Archivado desde el original el 11 de agosto de 2023. Consultado el 11 de agosto de 2023. «Capítulo 5, Cuándo formar un comité judicial: "Aunque esta lista no agota todas las posibilidades, pudiera existir conducta desvergonzada si el pecador tuviera una actitud insolente y despectiva que se haga evidente por la práctica de las siguientes cosas: - persistir de manera voluntaria, continua e innecesaria en tratar con expulsados que no son parientes, pese a repetidos consejos (Mat. 18:17b; 1 Cor. 5:11, 13; 2 Juan 10, 11; w81 15/11 págs. 18,19) - [...]" ». 
  94. a b «V.B. v. Cairns et al.». «Mr. Cairns and Mr. Brown indicated that Mr. G.P. had demonstrated repentance and improved spirituality by being more active in the faith and spending time "in service" (spreading the word about Jehovah's Witness to others outside the faith). » 
  95. Laurie Goodstein, Ousted Members Say Jehovah's Witnesses' Policy on Abuse Hides Offenses, The New York Times, 11 de Agosto de 2002. (en Inglés)
  96. a b c Naciones Unidas (1979). «Texto de la Convención sobre los Derechos del Niño». UNICEF. Consultado el 28 de noviembre de 2023. 
  97. «Publicaciones Watch tower». Consultado el 25 de setiembre de 2018. 
  98. Watchtower Bible and Tract Society of Pennsylvania, ed. (2021). «Capítulo 41: ¿Qué dice la Biblia sobre el sexo?». Disfrute de la Biblia para Siempre. Curso interactivo de la Biblia. Warwick, Estados Unidos.: Watchtower Bible and Tract Society of Pennsylvania. pp. 171-174. ISBN 978-1-64644-155-6. 
  99. Cuerpo Gobernante de los Testigos de Jehová (22 de octubre de 1985). «La ONU... ¿el camino de Dios a la paz?». Despertad (Watchtower Bible and Tract Society of Pennsylvania): 8-11. ISSN 0005-237X. Consultado el 20 de febrero de 2023. 
  100. Cuerpo Gobernante de los Testigos de Jehová. «Preguntas sobre la Biblia: ¿Qué es la bestia de color escarlata del capítulo 17 de Apocalipsis?». Watchtower Bible and Tract Society of Pennsylvania (Warwick). Consultado el 20 de febrero de 2023. 
  101. «Saewyc, E.M., Lara Leanne Magee, L.M., Pettingell, S.E., (2004), «Teenage pregnancy and associated risk behaviors among sexually abused adolescents.» Perspectives on Sexual and Reproductive Health, May–June, at findarticles.com». Archivado desde el original el 29 de junio de 2012. Consultado el 30 de marzo de 2017. 
  102. Elizabeth M. Saewyc, Lara Leanne Magee and Sandra E. Pettingell (2004) Teenage Pregnancy and Associated Risk Behaviors Among Sexually Abused Adolescents
  103. Perspectives on Sexual and Reproductive Health, Volume 36, Number 3, May/June 2004
  104. «Study Links Childhood Sexual Abuse, Teen Pregnancy.» University of Southern California, Science Blog, 2004
  105. Watchtower Bible and Tract Society of Pennsylvania, ed. (2021). «Capítulo 41: ¿Qué dice la Biblia sobre el sexo?». Disfrute de la Biblia para Siempre. Curso interactivo de la Biblia. Warwick, Estados Unidos.: Watchtower Bible and Tract Society of Pennsylvania. pp. 171-174. ISBN 978-1-64644-155-6. 
  106. «La expulsión: una muestra de amor (Estudio)». La Atalaya (Watchtower Bible and Tract Society of Pennsylvannia). 15 de abril de 2015. ISSN 0005-237X. Consultado el 10 de febrero de 2023. 
  107. Report of Case Study No. 29: The response of the Jehovah's Witnesses and Watchtower Bible and Tract Society of Australia Ltd to allegations of child sexual abuse, Commonwealth of Australia, 2016, p. 77 .
  108. «Royal Commission into Institutional Responses to Child Sexual Abuse—Religious institutions—Final Report». Commonwealth of Australia. 
  109. «Comunicado oficial de prensa en Jehovah Witnesses Media (Jw-Media.org).». Archivado desde el original el 16 de julio de 2012. Consultado el 21 de noviembre de 2014. 
  110. «Aborrezcamos lo que es inicuo», artículo en la revista La Atalaya del 1 de enero de 1997. La cita continúa:
    Tal persona no reúne los requisitos bíblicos para ello (1 Timoteo 3:2, 7-10). Adoptamos tales medidas porque deseamos cumplir las normas bíblicas y proteger a nuestros hijos. En nuestra organización, todos han de satisfacer los mismos requisitos, a saber, pureza física, mental, moral y espiritual (2 Corintios 7:1; Efesios 4:17-19; 1 Tesalonicenses 2:4).
  111. Libro judicial de los ancianos (unidad 5c, tema: «Asuntos relacionados con un comité judicial»).
  112. «Cómo actuar en caso de pederastia» (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial, la primera versión y la última)., carta a los ancianos publicada el 10 de noviembre de 1995 por los Testigos Cristianos de Jehová (Madrid).
  113. «Consignas y directrices jurídicas» (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial, la primera versión y la última). (carta de la Watchtower del 16 de junio de 1994)
  114. "To All Bodies of Elders", 1° de Octubre de 2012 par. 15- 22 (en Inglés)
  115. a b Louisville Courier-Journal, 4 de Enero de 2001.
  116. «News 5 Investigates: Sex offender going door-to-door as a Jehovah's witness» (en inglés). Archivado desde el original el 9 de junio de 2018. 
  117. «Jehovah's Witnesses use 1st Amendment to hide child sex abuse claims». 14 de febrero de 2015. 

Enlaces externos editar