Abrir menú principal

Titán es el hijo primogénito de Urano y Gea en la mitología grecorromana. Debía de heredar el trono de su padre; sin embargo la diosa Ceres lo persuadió que cediera el trono a su hermano Saturno; pero Titán impuso la condición de que Saturno exterminara a todos sus hijos, para que el trono volviera a recaer en los Titánidas. Cuando se dio cuenta que algunos de los hijos de Saturno vivían, hizo la guerra a Saturno y logró aprisionarlo. Júpiter, hijo de Saturno, armó a los cretenses y peleó contra Titán y los Titánidas hasta lograr la victoria y reintegró el trono a Saturno.