Abrir menú principal

Tránsito vehicular

flujo de vehículos en una vía, calle o autopista
Ejemplo de tránsito congestionado en Alcalá la Real (Jaén, España).

El tránsito vehicular o tránsito automovilístico (también llamado tráfico vehicular o, simplemente, tráfico[1]​) es el fenómeno causado por el flujo de vehículos en una vía, calle o autopista. Se presenta también con muchas similitudes en otros fenómenos como el flujo de partículas (líquidos, gases o sólidos) y el de peatones.

Índice

TerminologíaEditar

La diferenciación que se hace, en inglés, entre las palabras tránsito y tráfico corresponde: la primera (transit), a lo que en español puede llamarse “transportarse”, mientras que la segunda (traffic) es aproximadamente igual a tránsito vehicular. En español, suele utilizarse tránsito para describir el flujo de elementos con movilidad (pasar de un lugar a otro por una vía) y tráfico a los elementos transportados por otro medio (también se refiere a comerciar, negociar con el dinero y las mercancías o a hacer negocios no lícitos).

Modelación del flujoEditar

Hay muchas aproximaciones matemáticas que intentan modelar el flujo de tránsito vehicular en términos de alguna de sus características. Todas ellas responden con cierto grado de apego a la realidad, midiendo alguna o algunas características del flujo vehicular.

  • Los modelos macroscópicos se enfocan en captar las relaciones globales del flujo de tránsito, tales como velocidad de los vehículos, flujo vehicular y densidad de tránsito. Por su naturaleza, son modelos continuos, que hacen uso extensivo de ecuaciones diferenciales. Incluye a los modelos de gases cinéticos y los hidrodinámicos. Dirk Helbing, M. Treiber y L. A. Pipes son algunos de los investigadores de mayor renombre en esta área. Dentro de los modelos macroscópicos existen modelos puramente empíricos, denominados modelos de capacidad y nivel de servicio, que renuncian al planteamiento preciso de ecuaciones diferenciales y se limitan a establecer relaciones empíricas entre las principales variables bajo control del diseñador.
  • Los modelos microscópicos se enfocan en la descripción del comportamiento del flujo del tráfico vehicular describiendo las entidades discretas individuales y atómicas que interactúan unas con otras (en este caso cada vehículo individual). Son modelos por lo general discretos. Incluye los modelos de carro siguiente y los modelos con autómatas celulares (de los cuales los más importantes son los modelos Nagel-Schreckenberg y Fukui-Ishibashi). Kai Nagel, Michael Schreckenberg, M. Bando, P. G. Gipps, M. Fukui y Y. Ishibashi son algunos de los mayores investigadores en esta área.
  • Los modelos mesoscópicos (cinéticos) definen una función que expresa la probabilidad de que un vehículo a determinada velocidad se encuentre en cierto tiempo en determinada posición. Utilizan por lo general métodos de la mecánica estadística.

Fenómenos del flujo vehicular analizadosEditar

Dentro del estudio del flujo de tránsito vehicular, se pueden estudiar diversos fenómenos relacionados, como por ejemplo:

NormativaEditar

EspañaEditar

En España, se encuentra regulada por Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 de marzo, por el que se aprueba el texto articulado de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial.[2]​ Esta ley se ha desarrollado por el Real Decreto 1428/2003, de 21 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento General de Circulación.[3]

Ciudades con más tráfico de vehículosEditar

Las ciudades más afectadas con el tráfico son la Ciudad de México (México), San Salvador (El Salvador), Shangai (China), Los Ángeles (Estados Unidos), Bogotá (Colombia), Río de Janeiro (Brasil) y Madrid (España).[cita requerida]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar