Abrir menú principal
Mijaíl Gorbachov (izquierda) y Ronald Reagan (derecha) firmando el tratado.

El Tratado INF (por las siglas en inglés de Intermediate-Range Nuclear Forces) es un acuerdo entre los Estados Unidos y la Unión Soviética firmado en Washington D.C. el 8 de diciembre de 1987 entre el entonces presidente de los EE.UU., Ronald Reagan, y el secretario general del partido comunista de la URSS Mijaíl Gorbachov.[1]

Fue ratificado por el Congreso estadounidense el 27 de mayo del año 1988, y entró en efecto el 1 de junio del mismo año.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, anunció el 20 de octubre de 2018 que retiraría a los Estados Unidos del tratado, acusando a Rusia de incumplimiento. Estados Unidos suspendió formalmente el tratado el 1 de febrero de 2019, y Rusia lo hizo al día siguiente en respuesta a la retirada de Estados Unidos. Estados Unidos se retiró formalmente del tratado el 2 de agosto de 2019.

Índice

Claves del tratadoEditar

El tratado eliminó los misiles balísticos y de crucero nucleares o convencionales, cuyo rango operativo de alcance estuviera entre 500 y 5.500 kilómetros[2]​ (denominados euromisiles), de alcance medio y corto, instalados en bases militares de Europa Occidental y Europa Oriental, en los países bajo influencia de la Unión Soviética que podrían atacar a los países europeos miembros de la OTAN, como Alemania, Francia, Inglaterra y Noruega, con sus territorios bajo alcance de este tipo de misiles nucleares o convencionales. Estados Unidos instaló estos misiles en Turquía, y la Unión Soviética en Cuba, provocando la Crisis de los misiles en Cuba y después fueron retirados por ambas partes, en un proceso de distensión de las hostilidades promovidos por los políticos y gobiernos.

En la fecha límite del tratado para destruir los misiles, el 1 de junio de 1991, 2.692 misiles fueron destruidos en total, 846 misiles por parte de los EE.UU y 1.846 por parte de la Unión Soviética.[3]

Bajo este tratado, ambas partes tenían permiso para inspeccionar las instalaciones militares del otro, para comprobar los trabajos de destrucción de misiles, el acuerdo es un compromiso entre las partes para evitar construir más misiles de corto alcance y medio alcance en el futuro.

SuspensiónEditar

El 1 de febrero de 2019 Estados Unidos anunció que al día siguiente abandonaría el acuerdo por los supuestos incumplimientos del mismo por parte de Rusia.[4]​ La respuesta rusa fue inmediata y el mismo día 2 de febrero anunció que también lo abandonaba.[5]

La suspensión del tratado durará seis meses y se convertirá en permanente si las negociaciones con Rusia no logran resolver las diferencias.[3]


Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Garthoff, Raymond L. (-001-11-30T00:00:00+00:00). «The Great Transition». Brookings (en inglés estadounidense). Consultado el 2 de febrero de 2019. 
  2. Kramer, Andrew E. (1 de febrero de 2019). «What Is the I.N.F. Treaty and Why Does It Matter?». The New York Times (en inglés estadounidense). ISSN 0362-4331. Consultado el 2 de febrero de 2019. 
  3. a b «Rusia sigue a EE.UU. y anuncia que abandonará el Tratado INF: ¿estamos frente a una nueva carrera armamentista nuclear?». bbc. 2 de febrero de 2019. Consultado el 2 de febrero de 2019. 
  4. «EE UU suspende un gran tratado de control de armas nucleares con Rusia». El País. 1 de febrero de 2019. 
  5. «Rusia suspende también el pacto clave de control de armas nucleares con EE UU». El País. 2 de febrero de 2019.