Esquema estructural con la varenga al inicio del arranque del costillar, entre la quilla y la contraquilla.

En náutica, la Varenga (Orenga, Cereta, ant. Postura) es la primera pieza curva que se pone atravesada en sentido perpendicular o de babor a estribor sobre la quilla para formar la cuaderna.[1][2]​ (fr. Varengue; ing. Floor, Timber; it. Matera, Piana, Majere).

EtimologíaEditar

En el uso común y general de la marinería y acaso con el conocimiento de tomar la parte por el todo la varenga se equivoca muchas veces con la cuaderna o se usa indistintamente una por otra, y según la Academia (Diccionario de la lengua Castellana) y Terreros (Diccionario Castellano) se dice también Orenga y Cerreta, y aun en lo antiguo Postura, según otro de los diccionarios consultados, pero entre constructores en el día son desconocidos estas denominaciones y aquella equivalencia.

Tipos de VarengasEditar

Según es el sitio que ocupa, así el ángulo de sus dos ramas o brazos es más o menos agudo y toma la denominación respectiva como

  • Varengas planes (Varengas planas, Varengas llanas): son las más abiertas que forman el plan del buque.
    • Varenga maestra: es la del mayor ángulo y sobre que se levanta o construye la cuaderna del mismo sobrenombre.
  • Varengas levantadas: son las que empiezan a cerrar el ángulo de sus ramas y siguen a las anteriores hacia proa y hacia popa.
    • Horquilla (Horqueta, Forcaz, Horcaz, Orcaz):
    • Piques (Planes piques, Varengas piques, Varengas capuchinas, Piques capuchinos, Curvas capuchinas):
    • Bulárcama (Varenga llana, Varenga levantada de sobre plan): correspondientes a los lugares respectivos de las cuadernas cuyas varengas tienen igual denominación.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. ASALE, RAE -. «varenga». Consultado el 3 de octubre de 2016. 
  2. González, Harry (4 de junio de 2011). «Construcción del Buque I: Estructura del Buque - Elementos estructurales del fondo - III». Construcción del Buque I. Consultado el 3 de octubre de 2016. 

Diccionario marítimo español, José de Lorenzo, Gonzalo de Murga, Martín Ferreiro y Peralto, 1865