Abrir menú principal

Al-Mansur o Abu Ya'far Abdal·lah ibn Muhámmad al-Mansur (712 – 775; en árabe: ابو جعفر عبدالله ابن محمد المنصور) fue el segundo califa abasí. Reinó de 754 a 775. En 762 fundó la nueva residencia imperial y la ciudad palaciega de Madinat as-Salam, que con el tiempo se convertiría en la capital imperial de Bagdad.

Al-Mansur
Statue of Abu Jaafar al-Mansur.jpg
Información personal
Nacimiento 714 o 707 Ver y modificar los datos en Wikidata
Humeima, califato Omeya, País de Sham o Jordania Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 6 de octubre de 775jul. Ver y modificar los datos en Wikidata
Bagdad, califato abasí Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Califato abasí Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Padre Mohammad ibn Ali Abbasi Ver y modificar los datos en Wikidata
Hijos
Información profesional
Ocupación Escritor Ver y modificar los datos en Wikidata
Cargos ocupados
  • Emir
  • Califa abasí (desde 754juliano, hasta 775juliano)
  • Califa (desde 754juliano, hasta 775juliano) Ver y modificar los datos en Wikidata
Dinar de Al-Mansur, año 758

A Al-Mansur le preocupaba la solidez de su régimen tras la muerte de su hermano, Abu l-'Abbás, que luego sería conocido como “As-Saffah”. En 755 dispuso el asesinato de Abu Muslim, un liberto leal con excesivo poder en Irán y Transoxiana.

Al-Mansur se consideraba un soberano universal con autoridad religiosa y secular. Su victoria sobre Nafs az-Zakiya, un rebelde chiita en el sur de Irak y en la península arábiga hizo que los grupos chiitas se alejasen aún más de él.

Durante su reinado, la literatura islámica y los estudios coránicos iniciaron una época de esplendor, gracias a la tolerancia abasí frente a los persas y otros grupos reprimidos en época omeya. Pues, aunque el califa omeya Hisham ibn Abd al-Malik había adoptado las prácticas cortesanas persas, no fue hasta la época de Al-Mansur cuando se apreció en todo su valor la literatura persa en el mundo islámico. Tuvo entonces lugar el movimiento literario de Shu'ubiya, que suponía la superioridad de la expresión cultural persa sobre lo árabe.

Aunque quizá más importante que todo este movimiento cultural, fue la conversión de muchos no árabes al islam, algo que no se había estimulado durante el califato omeya (o que incluso se había dificultado). Con los abbasíes, especialmente desde Al-Mansur, la expansión del islam fue mucho más rápida que en el pasado.

Al-Mansur murió al amanecer del 21 de octubre de 1002, en el curso de su tercera peregrinación hacia La Meca. Tenía alrededor de 63 años de edad.[1]​ Le sucedió su hijo Al-Mahdi.



Predecesor:
As-Saffah
Califa Abasí
754–775
Sucesor:
Al-Mahdi

Enlaces externosEditar

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. KENNEDY, Hugh (2004): La corte de los califas. — Crítica, Barcelona, 2008, pág. 71. ISBN 978-84-8432-974-9