Abrir menú principal

Alegoría del vicio y la virtud

cuadro de Lorenzo Lotto

La Alegoría del Vicio y de la Virtud (en italiano Allegoria della Vertù y del Vizio) es una pintura al óleo sobre tabla de Lorenzo Lotto, firmada y datada 1505, conservada en la Galería Nacional de Arte de Washington, en la colección Kress.

Alegoría del vicio y la virtud
Lorenzo Lotto - Allégorie de la Vertu et du Vice 1.JPG
Autor

Lorenzo Lotto

, 1505
Técnica Óleo sobre tabla
Estilo Renacimiento
Tamaño

56,50 cm

× 42,20 cm
Localización Galería Nacional de Arte, Washington D. C., Bandera de Estados Unidos Estados Unidos

Índice

HistoriaEditar

 
Retrato del obispo Bernardo de' Rossi por Lorenzo Lotto (Nápoles, Museo de Capodimonte).

Esta pintura servía de cubierta al retrato del obispo de Treviso, Bernardo de’ Rossi, primer protector de Lotto (su blasón figura en el centro de la alegoría) ; una inscripción en el dorso (hoy perdida) indicaba el destino:[nota 1]

Inscripción traducción
BERNARD. RVBEVS Bernardo Rossi
BERCETI COM. PONT de Berceta, obispo
TARVIS. NAT. de Treviso, nacido
ANN. XXXVI. MIENTE. X.D.V. 36 años, 10 meses, 5 días
LAVRENT.LOTVS P. CAL. pintado por Lorenzo Lotto,
IVL. M.D.V. 1.º julio , 1505

Retrato y cubierta siguieron el obispo en su estancia en Parma en 1524. La colección Farnese la heredó después. La tapadera sola fue objeto de una venta a un anticuario en 1803, y se la encuentra en un comprador de Bérgamo en 1880. Vendida luego en Londres en 1934, algunos años más tarde Alessandro Contini Bonacossi lo trae en Italia y lo cede en 1935 a Samuel Kress que la lleva a Estados Unidos y la cede luego al museo actual.

IconografíaEditar

La alegoría pintada, que tiene como objetivo utilizar lo concreto para expresar una idea abstracta, es desde la Antigüedad, la Edad Media y el Renacimiento, el medio de rendir homenaje a su destinatario, quien había escogido la vía difícil de la Virtud, que lleva a las felicidades eternas ; si bien se opone por contraste al Vicio, significa igualmente la fuerza viril (del latín virtus) del Hombre, la disciplina masculina, un « habitus de la voluntad, experiencia por repetición de los actos, y que habilita el hombre a obrar bien ».

Cubriendo el retrato del dignatario, la tapa pintada tenía para objeto el recordatorio constante de este valor moral a seguir, y de desterrar a su contrario.

ComposiciónEditar

El cuadro opone las dos nociones, localizando en dos «paisajes moralizados» los símbolos de la Virtud a izquierda de la composición, y los del Vicio a su derecha ; un árbol verde a la izquierda, y otro seco a la derecha, separan airosamente ambos espacios, el blasón del obispo plantado delante, contra el tronco del lado virtuoso en el centro, separando el Bien moral y el Mal, bajo una máscara transparente atada por una cinta.

Símbolos de la Virtud a la izquierda
  • en primer plano un putto, que mantiene un compás, dibuja en el suelo, acompañado de libros (sensatez), de instrumentos de geometría, de música, de accesorios de escritura (artes liberales)
  • en un paisaje iluminado con la luz divina, el angelote equipado con varios pares de alas, que han superado las rocas y las plantas espinosas del segundo plano, se abalanza sobre un camino difícil hacia una cumbre rocosa (determinación a pesar de los obstáculos).
Símbolos del Vicio a la derecha
  • en simetría con el putto del primer plano, un sátiro se embriaga al borde sombrío de un bosque, abrazando una jarra, a ambos lados, dos ánforas yacen a tierra volcadas, cerca de racimos de uvas.
  • más lejos, en un paisaje de mar atormentada un barco naufraga bajo un cielo nublado.

AnálisisEditar

La conciliación entre el retrato y su cubierta debe ser indicativo de las calidades y de las aspiraciones de su modelo, más allá de la semejanza física. Otra obra de Lotto Retrato de señora y su tapa deslizante de la Alegoría de la Castidad debía permitir comparar sujeto y alegoría.[1]​ Se puede suponer que era así también para el retrato del obispo.

NotasEditar

  1. Una práctica corriente en la época para los retratos

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar

BibliografíaEditar

  • Monographie : Lorenzo Lotto, catálogo exposición del gran-Palacio, París, 1999, p. 28-29
  • Lucia Impelluso, La naturaleza y sus símbolos, Ediciones Hazan, París, 2004.