Amenazas naturales

Las amenazas naturales [1]​ son un fenómeno natural que puede tener un efecto negativo tanto en humanos como en el ecosistema. Estos eventos se pueden clasificar en dos amplias categorías: geofísicos y biológicos.[2]​ Las amenazas geofísicas comprenden fenómenos geológicos y meteorológicos como terremotos, erupciones volcánicas, incendios forestales, ciclones, inundaciones, sequías, aludes y deslaves.[3][4]​ Las Amenazas biológicas abarcan un conjunto diverso de enfermedades, infecciones, infestationes y especies invasoras.

Varias de las amenazas geofísicas están relacionadas; por ejemplo, terremotos submarinos pueden causar tsunamis, y los huracanes pueden causar inundaciones y erosión costera. [5]​ Las inundaciones y los incendios forestales pueden ser causa de una combinación de factores geológicos, hidrológicos y climáticos. También es posible que algunas amenazas naturales estén relacionadas de manera intertemporal.[5][6]​ Un claro ejemplo de la diferencia entre una amenaza y un desastre natural es que el terremoto de San Francisco de 1906 era un desastre , mientras que vivir sobre una falla tectónica es una amenaza. Algunas amenazas naturales pueden ser causadas o pueden verse afectadas por procesos antropogénicos (por ej. el cambio del uso del suelo, drenaje y construcción).[7]

Amenazas geológicasEditar

AvalanchaEditar

Una avalancha ocurre cuándo gran masa de nieve (o roca) se desliza por la ladera de una montaña.[8]​ Las avalanchas son un ejemplo de una fuerza de gravedad cuya consistencia es de material granular. En una avalancha, una gran cantidad de material o mezclas de tipos diferentes de material caen o se deslizan rápidamente bajo la fuerza de gravedad. Usualmente, las avalanchas se clasifican por el tamaño o la gravedad de las consecuencias que dejan.[9]

TerremotoEditar

 
San Francisco fue devastado por un terremoto en 1906

Un terremoto es la liberación repentina de energía almacenada como tensión litostática que irradia ondas sísmicas. En la superficie de la Tierra, los terremotos pueden manifestarse con un temblor o con un desplazamiento del suelo; cuando el terremoto se produce en el fondo del mar, el desplazamiento del agua puede causar un tsunami. La mayoría de los terremotos del mundo (90%, y 81% de los más grandes) ocurren en la zona de 40.000 km de largo con forma de herradura zona, llamada cinturón sísmico del Pacífico, también conocida como Cinturón de Fuego del Pacífico, que en su mayor parte limita con la Placa del Pacífico.[10]​ Muchos terremotos ocurren cada día, pocos de los cuales son lo suficientemente grandes como para causar daños significativos.

Erosión costeraEditar

La erosión costera es un proceso físico en el cual los litorales en zonas costeras alrededor del mundo cambian, principalmente en respuesta a olas y corrientes que puede ser influido por marejadas y tormentas.[11]​ La erosión costera puede ser a causa de procesos de larga duración (ver también evolución de las playas) así como también por eventos episódicos como ciclones tropicales u otras tormentas intensas.

LaharEditar

Un lahar es un tipo de evento natural estrechamente relacionado con las erupciónes volcánicas, e implica una gran cantidad de material proveniente de una erupción de un volcán glaciar, incluyendo barro del hielo derretido, roca y ceniza que se deslizan rápidamente por la ladera del volcán . Estos flujos de sedimento destruir ciudades enteras en segundos y matar miles de personas, como también puede formar Trap. Se basa en eventos naturales.

DeslaveEditar

Un deslave es un deslizamiento masivo de sedimento, generalmente ocurre en zonas de pendiente. Puede ser causado por la presión que arrastra elementos naturales en una colina en declive .[12]

SocavónEditar

Un socavón es un hundimiento localizado en la topografía de superficie, generalmente causado por el colapso de una estructura subterránea como una cueva. Aunque son poco comunes, los grandes socavones que se desarrollan repentinamente en zonas pobladas, pueden provocar el colapso de edificios y otras estructuras.

Erupción volcánicaEditar

Una erupción volcánica es el punto en el cual un volcán activo libera todo su poder. Las erupciones volcánicas pueden presentarse en muchas formas. Varían desde pequeñas erupciones diarias que ocurren en lugares como Kilauea en Hawái, a erupciones megacolosales (donde el volcán expulsa al menos 1.000 kilómetros cúbicos de material) de volcanes como el volcán Taupo (hace 26.500 años) y la Caldera de Yellowstone. Según la Teoría de la catástrofe de Toba, hace aproximadamente 70 y 75 mil años, una erupción en el volcán Toba redujo la población humana a 10.000 o incluso 1.000 parejas reproductoras, creando un obstáculo en la evolución humana. Algunas erupciones forman flujos piroclásticos, que son nubes de ceniza y vapor a alta temperatura que pueden bajar por las laderas de las montañas a una velocidad superior a la de un avión comercial.

Amenazas meteorológicas o climáticasEditar

 
Novillo después de un alud, Marzo de 1966

AludEditar

Un alud es una tormenta invernal severa con condiciones de hielo y viento que se caracteriza por bajas temperaturas, fuertes vientos y nevadas.

SequíaEditar

Una sequía es un periodo de precipitaciones inferior a la media en una región determinada, lo que provoca una prolongada escasez de agua, ya sea atmosférica, superficial o subterránea. Los científicos advierten que cambio climático y el calentamiento global pueden provocar sequías más extensas en los próximos años. Es probable que estos extensos periodos de sequía ocurran en el continente africano debido a sus bajos niveles de precipitación y altas temperaturas.

GranizadaEditar

Una granizada es una amenaza natural en la cual una tormenta produce numerosos granizos que dañan el lugar en el que caen. Las granizadas pueden ser devastadoras especialmente para los campos de cultivo, arruinando las cosechas y dañando la maquinaria.

Ola de calorEditar

Una ola de calor es una amenaza caracterizada por el calor que se considera extremo e inusual en el lugar donde ocurre. Las olas de calor son poco comunes y requieren combinaciones específicas de eventos meteorológicos para que ocurran, que pueden incluir inversión térmica, vientos catabólicos, u otros fenómenos. Existe la posibilidad de que se produzcan eventos a plazo largo que causen calentamiento global, incluyendo eventos estadiales (lo opuestos a la "edad de hielo"), o a través del cambio climático causado por el hombre.

CiclónEditar

Un ciclón es masa de aire de gran escala que gira alrededor de un fuerte centro de presión baja presión atmosférica.

Huracán, ciclón tropical, y tifón son nombres distintos para el sistema de tormentas ciclónicas que se forma sobre los océanos. Es causado por la evaporación del agua que sale del océano y se convierte en una tormenta. El Efecto Coriolis hace que las tormentas giren a 74 mph (119 km/h). El término huracán se utiliza para determinar estos fenómenos en los océanos Atlántico y Pacífico oriental, mientras que ciclón tropical en el Índico, y tifón en el Pacífico occidental.

Tormenta de hieloEditar

Una tormenta de hielo es un fenómeno meteorológico particular en el cual las precipitación caen en forma hielo, debido a condiciones atmosféricas. Se considera dañino.

TornadoEditar

El tornado es un desastre natural que resulta de una tormenta eléctrica. Los tornados son columnas de aire violentas y girtorias que pueden soplar a velocidades entre 80 km/h (50 mph) y 480 km/h (300 mph) y posiblemente más altas. Este fenómeno puede ocurrir uno a la vez, o puede ocurrir en oleadas de tornados asociados con superceldas o en otras grandes áreas de desarrollo de tormentas eléctricas.Las mangas de agua son tornados que ocurren sobre aguas tropicales en condiciones de lluvia ligera.

Cambio climáticoEditar

El cambio climático puede aumentar o disminuir las amenazas climáticas, y además poner en peligro la urbanización debido al aumento de nivel del mar, como también a organismos biológicos a causa de la destrucción del hábitat.

Tormenta geomagnéticaEditar

Las tormentas geomagnéticas pueden alterar o dañar lainfraestructura tecnológica, y desorientar a las especiesmagnetorreceptoras.

InundaciónEditar

Una inundación es el resultado de un desbordamiento de agua que sobrepasa los límites normales de una masa de agua, como un lago, o de la acumulación de agua en áreas terrestres.[13]

Incendios forestalesEditar

Los incendios forestales son incendios que arden de forma descontrolada y no planificada. Pueden ser el resultado de fenómenos naturales, como los rayos, o a causa de actividad humana.[14]

EnfermedadesEditar

Las enfermedades son una amenaza natural que pueden verse agravadas por factores humanos como la urbanización o saneamiento ambiental deficiente. Las enfermedades que afectan a una gran cantidad de personas se pueden clasificar como brotes o epidemia.

En algunos casos, existe el peligro de que una defensa de origen humano contra una enfermedad pueda fallar, como, por ejemplo, desarrollar resistencia a los antibióticos.

Análisis de amenazas múltiplesEditar

Cada uno de los tipos de amenazas naturales descritos anteriormente tiene características muy diferentes, en los términos de escalas espaciales y temporales en las que influyen, la frecuencia de la amenaza y el periodo de retorno, como también las medidas de intensidad e impacto. Estas complejidades hacen que las evaluaciones de "amenaza única" sean comunes. En estos casos, las amenazas suelen tratarse como casos aislados o independientes. Una alternativa es un enfoque de "amenazas múltiples" que busca identificar todas las posibles amenazas y sus interacciones o interrelaciones.[15][5]

Existen muchos tipos de una amenaza natural que desencadena o aumenta la probabilidad de que ocura una o más de otras amenazas. Por ejemplo, un terremoto puede provocar un deslave, mientras que un incendio forestal puede aumentar la probabilidad de que se generen deslaves en el futuro.[5]​ Una revisión detallada de tales interacciones a través de 21 amenazas naturales, identificó 90 interacciones posibles de probabilidad e importancia espacial variables.[5]​ También puede haber interacciones entre estas amenazas naturales y los procoesos y antropicos.[16]​ Por ejemplo, la extracción agua subterránea puede desencadenar un hundimiento relacionado con napas subterráneas.[17]

Un análisis eficaz de las amenazas en un área determinada (por ej., con fines de reduccir de riesgo del desastres) debería incluir idealmente un examen de todas las amenazas pertinentes y sus interacciones. Para que el análisis de amenazas sea de mayor utilidad para la reducción de riesgos, debe extenderse la evaluación en la que se tenga en cuenta la vulnerabilidad del entorno construido para cada una de las amenazas. Esta medida está bien desarrollada en cuanto al riesgo sísmico, donde se evalúa el posible efecto que tendrían los futuros terremotos sobre la infraestructura, así como sobre el riesgo de vientos extremos y, en menor medida, el riesgo de inundaciones. Para otros tipos de amenazas naturales el cálculo de riesgo es un tanto más difícil, principalmente debido a la falta de las funciones que enlazan la intensidad de una amenaza y la probabilidad de que existan diferentes niveles de daño (curvas de fragilidad).[18]ThinkHazard! es una herramienta en línea que ofrece una visión general de los peligros de ocho amenazas naturales (inundaciones fluviales, terremotos, escasez de agua, ciclones, inundaciones costeras, tsunamis, volcanes y aludes), elaborada por la Global Facility for Disaster Reduction and Recovery en colaboración con otras instituciones.[19][20]

Campañas internacionalesEditar

En el año 2000, la Organización de las Naciones Unidas lanzó el Sistema Internacional de Alerta Temprana para abordar las causas subyacentes de vulnerabilidad y para construir comunidades resistentes a los desastres, promoviendo una mayor conciencia de la importancia de la reducción de riesgo del desastres como componente integral del desarrollo sostenible, con el objetivo de reducir las pérdidas humanas, económicas y ambientales a causa de amenazas de todo tipo (ISDR/ONU 2000)

"La educación para la reducció de desastres comienza en la escuela" fue el tema del United Nations International Disaster Reduction Day 2006-2007. La Fundación de Profesionales de Seguridad Pública lanzó una campaña internacional con un concurso abierto de ensayos o documentales.

ReferenciasEditar

  1. Organization of American States, Department of Regional Development; Organization of American States, Natural Hazards Project; United States Agency for International Development, Office of Foreign Disaster Assistance (1990). Disaster, planning and development: managing natural hazards to reduce loss. Washington, D.C.: Organization of American States. Consultado el 21 de julio de 2014. 
  2. Burton, I.; Kates, R.W.; White, G.F. (1993). The environment as hazard. Guilford Press. ISBN 9780898621594. 
  3. «Geografía en el Noticioso - recursos de geografía tópica para profesores y alumnado». Archivado desde el original el 9 de marzo de 2016. Consultado el 31 de enero de 2019. 
  4. Kusky, Timothy M. (2003). Geological Hazards: A Sourcebook. Greenwood Press. ISBN 9781573564694. 
  5. a b c d e Gill, Joel C.; Malamud, Bruce D. (December 2014). «Reviewing and visualizing the interactions of natural hazards». Reviews of Geophysics 52 (4): 680-722. Bibcode:2014RvGeo..52..680G. doi:10.1002/2013RG000445. 
  6. Graves, Philip E.; Bresnock, Anne E. (1 de enero de 1985). «Are Natural Hazards Temporally Random?». Applied Geography 5 (1): 5-12. doi:10.1016/0143-6228(85)90002-5. 
  7. Gill, Joel C.; Malamud, Bruce D. (1 de marzo de 2017). «Anthropogenic processes, natural hazards, and interactions in a multi-hazard framework». Earth-Science Reviews 166: 246-269. doi:10.1016/j.earscirev.2017.01.002. 
  8. «Snow avalanches». All about snow. National Snow & Ice Data Center. Consultado el 22 de julio de 2014. 
  9. «North American Public Avalanche Danger Scale». Avalanche.org. American Avalanche Association. Archivado desde el original el 16 de abril de 2015. Consultado el 27 de abril de 2015. 
  10. Simkin, Tom; Tilling, Robert I.; Vogt, Peter R. et al. (2006). This Dynamic Planet: World map of volcanoes, earthquakes, impact craters, and plate tectonics (map). U.S. Geological Survey Map I-2800. ISBN 978-1-411-30959-3. Consultado el 18 de julio de 2014. 
  11. Komar, Paul D. (1983). CRC handbook of coastal processes and erosion. CRC Press. ISBN 9780849302251. 
  12. Koch, Nicholas K. (1995). Geohazards: natural and human. Prentice Hall. ISBN 9780023229923. 
  13. «Flood». Meteorology glossary. American Meteorological Society. Consultado el 22 de julio de 2014. 
  14. «Wildfire». Cambridge dictionaries online. Cambridge University Press. Consultado el 22 de julio de 2014. 
  15. Kappes, Melanie S.; Keiler, Margreth; von Elverfeldt, Kirsten; Glade, Thomas (2012). «Challenges of analyzing multi-hazard risk: a review». Natural Hazards 64 (2): 1925-1958. doi:10.1007/s11069-012-0294-2. 
  16. http://meetingorganizer.copernicus.org/egu2014/egu2014-3049.pdf
  17. «Land Subsidence». USGS Water Science School. Consultado el 11 May 2017. 
  18. Douglas, J. (5 de abril de 2007). «Physical vulnerability modelling in natural hazard risk assessment». Nat. Hazards Earth Syst. Sci. 7 (2): 283-288. ISSN 1684-9981. doi:10.5194/nhess-7-283-2007. 
  19. ThinkHazard!
  20. Facilidad global para Reducción de Desastre y Recuperación