Ana de Habsburgo-Jagellón

aristócrata austríaca

Ana de Habsburgo y Jagellón (Praga, 7 de julio de 1528 - Múnich, 16 de octubre de 1590). Fue una archiduquesa austriaca, era el tercer vástago del emperador Fernando I de Habsburgo y de la princesa Ana Jagellón de Hungría y Bohemia.

Ana de Habsburgo-Jagellón
Duquesa de Baviera
Jakob Seisenegger 002.jpg
Pintura de Jacob Seisenegger, h. 1545.
Reinado
7 de marzo de 1550 - 24 de octubre de 1579
Predecesor María Jacoba de Baden
Sucesor Renata de Lorena
Información personal
Otros títulos
Nacimiento 7 de julio de 1528
Praga, Reino de Bohemia
Fallecimiento 16 de octubre de 1590 (62 años)
Múnich, Ducado de Baviera
Entierro Cripta de la Catedral de Nuestra Señora de Múnich
Familia
Casa real Habsburgo
Padre Fernando I
Madre Ana Jagellón
Consorte Alberto V de Baviera
Descendencia véase Matrimonio y descendencia

VidaEditar

Su madre tendría en total 15 hijos, entre sus hermanos incluyeron: Isabel, Reina de Polonia, Maximiliano II, Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, Fernando II, Conde de Tirol, Catalina, Reina de Polonia, Leonor, Duquesa de Mantua, Bárbara, Duquesa de Ferrara, Carlos II de Estiria y Juana, Gran Duquesa de Toscana.

 
Retrato con dos años de Jacob Seisenegger, 1530.

Los abuelos paternos de Ana eran el rey Felipe I de Castilla apodado "el hermoso" y su esposa la reina Juana, apodada tristemente "la loca". Sus abuelos maternos fueron el rey Vladislao II de Hungría y su tercera esposa, Ana de Foix-Candale.

Antes de casarse, estuvo comprometida en dos ocasiones. Primero fue con Teodoro, hijo mayor y heredero del duque Alberto IV de Baviera, el cuál no obstante murió en la infancia en 1534, posteriormente se comprometió en 1545 con el duque Carlos de Angulema, hijo de Francisco I de Francia pero la muerte de este también truncará este proyecto.

Matrimonio y descendenciaEditar

Ana se casó el 4 de julio de 1546 en Ratisbona con 17 años con el príncipe Alberto, el hermano menor de su primer prometido. Su regalo de bodas fue de 50.000 florines. Este matrimonio formaba parte de una red de alianzas en las que su tío, Carlos I de España y V de Alemania, esperaba asegurarse el apoyo del ducado bávaro antes de embarcarse en las guerras de Esmalcaldes. De hecho, el suegro de Ana, el duque Guillermo, aunque se mantuvo formalmente neutral, concedió el paso de las tropas imperiales para marchar contra las fuerzas de la Liga Esmalcalda que sitiaba la fortaleza de Ingolstadt.

Después de su matrimonio, la joven pareja vivió en el castillo de Trausnitz en Landshut, hasta que su esposo sucedió a su padre como duque tras el muerte de este en 1550 como Alberto V. Tanto Ana como Alberto tenían cosas en común y se considera que el matrimonio fue feliz, tuvieron siete hijos:

DuquesaEditar

En la Residencia de Múnich, Ana y Alberto tuvieron una gran influencia en la vida espiritual en el Ducado de Baviera, y mejoraron la reputación de Múnich como ciudad de arte, al fundar varios museos y sentar las bases de la Biblioteca Estatal de Baviera.

También fueron mecenas del pintor Hans Muelich y del compositor franco-flamenco Orlande de Lassus. En 1552, el duque encargó un inventario de las joyas en posesión de la pareja. El manuscrito resultante, que aún se conserva en la Biblioteca Estatal, era el Libro de joyas de la duquesa Ana de Baviera ("Kleinodienbuch der Herzogin Anna von Bayern") y contiene 110 dibujos de Hans Muelich.

 
La archiduquesa Ana de Austria y su marido, el duque Alberto V de Baviera, jugando al ajedrez.

Ana, una mujer religiosa, hizo grandes donaciones a la abadía católica de Vadstena en Suecia y apoyó generosamente a la Orden Franciscana. También proporcionó una educación estricta a su nieto, el más tarde elector Maximiliano I de Baviera.

Viudez y muerteEditar

Cuando su esposo murió el 24 de octubre de 1579 y fue sucedido por su hijo mayor sobreviviente, Guillermo V, Ana como duquesa viuda siguió viviendo en la residencia de Múnich, donde tuvo su propia corte hasta su muerte. Tenía a su disposición una asignación de viudedad de 200.000 florines. Sobrevivió once años a su esposo.

Su descendiente, el elector Carlos Alberto de Baviera utilizó tanto el tratado matrimonial de Ana y Alberto (en él se había determinado que, tras la extinción de sus herederos varones, tanto Ana como sus descendientes varones deberían recibir la herencia) como su matrimonio con una archiduquesa como pretexto para reclamar el tierras de la corona de Austria y Bohemia de la Monarquía de los Habsburgo tras la muerte sin descendencia masculina de Carlos VI en 1740.

AncestrosEditar