Abrir menú principal

Antonio de Benavides y Bazán

arzobispo español

Antonio de Benavides y Bazán (Madrid, 29 de diciembre de 1610ib., 25 de febrero de 1691) fue un eclesiástico español, patriarca de las indias occidentales, arzobispo de Tiro y comisario general de cruzada.

Antonio de Benavides y Bazán

Template-Patriarch (Latin Rite) - Primate.svg
Patriarca de las Indias Occidentales
1679-1691
Predecesor Antonio Manrique de Guzmán
Sucesor Pedro Portocarrero y Guzmán

Template-Archbishop.svg
Arzobispo de Tiro
1679-1691
Predecesor Antonio Manrique de Guzmán
Sucesor Pedro Portocarrero y Guzmán

Cross-Potent-Heraldry.svg
Comisario general de Cruzada
1668-1691
Predecesor José González
Sucesor Gonzalo Fernández de Córdoba

Otros títulos Nuncio apostólico en España interino (jul. 1670-oct 1670, y sep. 1689-ago. 1690)
Información personal
Nombre Antonio de Benavides y Bazán
Nacimiento 29 de diciembre de 1610
Madrid (España)
Fallecimiento 25 de febrero de 1691
Madrid (España)
Alma máter Universidad de Salamanca

BiografíaEditar

De familia noble, hijo de Francisco de Benavides y de la Cueva, VII conde de Santisteban del Puerto, y de Brianda de Bazán, hija de Álvaro de Bazán. Hermano de Diego de Benavides y de la Cueva, VIII conde de Santisteban del Puerto, I marqués de Solera, y virrey de Navarra y de Perú.

Colegial del colegio mayor de Cuenca, en Salamanca. Canónigo y dignidad de la iglesia de Santa Leocadia. Estuvo al servicio del infante cardenal don Fernando de Austria, con quien marchó a Flandes y a quien asistió hasta su muerte en 1641. Una vez regresó a España, fue ministro del consejo de las Órdenes, y asesor del consejo de la Cruzada. En 1649 fue nombrado capellán mayor del rey para traer a España a la reina Mariana de Austria, y después sumiller de cortina del rey Felipe IV, que le presentó para los obispados de Palencia, Segovia y Coria, aunque no los aceptó.

El rey Felipe IV le concedió a su muerte el futuro cargo de comisario general de Cruzada, por subdelegación que hizo el entonces comisario de Cruzada don José González en marzo de 1664. Obtuvo el cargo en propiedad a la muerte de este último, en 1668. Ejerció la nunciatura apostólica en España, de manera interina, durante dos periodos en el año 1670, y entre los años 1689 y 1690. En 1679 fue nombrado arzobispo de Tiro y patriarca de las Indias Occidentales.

Falleció en Madrid, en 1691, en la casa de la Cruzada, parroquia de san Juan. Fue enterrado en el convento real de san Gil.[1]

ReferenciasEditar

  1. Alvarez y Baena, Joseph Antonio (1789). Hijos de Madrid, ilustres en santitad dignidades, armas, ciencias y artes..