Circe

figura mitológica

En la mitología griega, Circe (Κίρκη / Kírkē) es una hechicera que habita en la isla de Eea.[2]

Pintura de 1667, obra de Ehrenberg:
Odiseo en el palacio de Circe.
Las figuras de animales fueron añadidas por Ruthart.[1]
El cuadro se conserva en el Centro Getty.

Sus padres fueron Helios, el titán preolímpico Dios del Sol, y la oceánide Perseis. Como hermanos, tuvo a Perses, Eetes y Pasífae.

Mediante el empleo de pociones mágicas, Circe a sus enemigos les hacía olvidar su hogar y con una varita transformaba en animales a los que la ofendían (Odisea, Canto X, 229), y era famosa por sus conocimientos de brujería, herboristería y medicina.

En la Odisea, el palacio de Circe es descrito como una mansión de piedra que se alzaba en el centro de la isla de Eea, en medio de un valle y un claro en un denso bosque. Alrededor del palacio, rondaban leones y lobos, que en realidad no eran más que las víctimas de su magia: no eran peligrosos y adulaban a todos los extraños. Circe dedicaba su tiempo a trabajar en un gran telar.[3]

Cuando llegó a la isla de Eea, Odiseo mandó desembarcar a la mitad de la tripulación, y él se quedó en las naves con el resto. Circe invitó a los marinos a un banquete, hechizó la comida con una de sus pociones y luego, cuando se hubieron atiborrado, empleó su vara mágica o cayado mágico para transformarlos en cerdos. Solo logró escapar el ebrio Euríloco, que desde el principio sospechaba una traición. Avisó a Odiseo y a los otros que habían permanecido en el barco.

Odiseo partió solo al rescate de sus hombres, pero en el camino se le cruzó Hermes y le mostró la planta moly (μῶλυ), que le serviría para protegerse del encantamiento.[4]

Waterhouse: Circe ofreciendo la copa a Odiseo
(Circe Offering the Cup to Odysseus, 1891).
Galería de Arte de Oldham.

Cuando Circe no pudo convertirlo en animal, Odiseo la obligó a devolver a sus hombres la forma humana. Circe acabaría enamorándose de Odiseo, y lo ayudaría en su viaje de regreso a casa después de que él y su tripulación pasasen un año con ella en su isla.

Circe sugirió a Odiseo dos rutas alternativas para volver a Ítaca después de bordear la isla de las sirenas: o bien dirigirse hacia las «rocas errantes» (las dos rocas Simplégades, llamadas de forma parecida en las notas de viaje del Chou Ju-kua en el siglo XIII); o pasar entre la peligrosa Escila y el remolino de Caribdis (zona normalmente identificada con el Estrecho de Mesina).[5]

Dibujo de los años 1590, obra de A. Carracci:
Hermes protege de Circe a Odiseo.

Casi al final de su Teogonía (1011f), Hesíodo cuenta que Circe tuvo tres hijos de Odiseo: Agrio (por lo demás desconocido), Latino y Telégono, quien gobernó a los tirsenos, es decir, los etruscos.[6]

Circe y Escila en la obra de
Waterhouse Circe Invidiosa (1892).

Los autores posteriores suelen nombrar como hijo de ambos únicamente al último,que, cuando alcanzó la edad adulta, fue mandado por Circe a buscar a su padre, que había regresado mucho tiempo atrás a su hogar; pero al llegar, Telégono mató a Odiseo por accidente, y llevó su cuerpo de vuelta a Eea junto con la viuda, Penélope, y el hijo, Telémaco. Circe los hizo inmortales, y desposó a Telémaco; y Telégono se casó con Penélope.

Dionisio de Halicarnaso cita que Xenágoras el historiador afirmaba que Odiseo y Circe tenían tres hijos: Romo, Antias y Árdeas, epónimos de las ciudades de Roma, Anzio y Ardea, respectivamente.[7]

Se dice que Circe también purificó a los Argonautas por la muerte de Apsirto; puede ser una tradición arcaica.

En historias posteriores, Circe llevaba a cabo otras transformaciones. En una, convirtió a Pico en pájaro carpintero por rechazarla en amores. En otra, amaba a Glauco, y él juró amor eterno a Escila, que fue convertida por la susodicha diosa hechicera en una criatura monstruosa con doce patas enormes, seis cabezas serpentinas y la cintura rodeada de cabezas de perro. En la Odisea, Circe avisa a Odiseo del peligro que supone para él y para sus hombres esta Escila.

Véase tambiénEditar

Notas y referenciasEditar

  1. Carl Borromäus Andreas Ruthart (1630 - 1703): pintor alemán que desarrolló su actividad sobre todo en Italia.
  2. MARTÍN, René (2004). Diccionario de Mitología Clásica. Espasa-Calpe. p. 145. ISBN 84-670-1536-5. 
  3. Odisea IV 228.
  4. Odisea X 302 - 306.
  5. Odisea XII 56 - 110.
  6. HESÍODO: Teogonía.
  7. DIONISIO DE HALICARNASO: Antigüedades romanas (Ῥωμαική ἀρχαιολογία) I, 72, 5.

Enlaces externosEditar

  • HARRISON, Jane Ellen: Myths of the Odyssey in Art and Literature (Mitos de la Odisea en el arte y en la literatura), 1882.
    • Reproducción, en facsímil electrónico, en el sitio del Internet Archive; en inglés.
  • Circe en el Proyecto Perseus.