Abrir menú principal


La colonia Roma es una colonia de la Ciudad de México construida a partir de principios del siglo XX en una zona ubicada cerca del centro de la ciudad. La denominación colonia Roma se usa para designar lo que en realidad comprende dos grandes colonias: la Roma Norte, que abarca el trazo del fraccionamiento inicial, y la Roma Sur, creada posteriormente.

Colonia Roma
Barrio de Ciudad de México
Calle en Colonia Roma, Cd. de México.jpg
Delegación Cuauhtémoc
País Bandera de México México
• Ciudad Bandera de Ciudad de México Ciudad de México
Ubicación 19°24′59″N 99°09′42″O / 19.41641111, -99.16169722Coordenadas: 19°24′59″N 99°09′42″O / 19.41641111, -99.16169722
Límites Norte: Avenida Chapultepec
Este: Avenida Cuauhtémoc
Oeste: Avenida de los Insurgentes
Sur: Avenida Veracruz

Los límites de esta colonia son: al norte, la avenida Chapultepec y la colonia Juárez; al oriente, la avenida Cuauhtémoc y la colonia Doctores; al sur, el Viaducto Miguel Alemán, que colinda con las colonias Narvarte y Del Valle; al poniente, la avenida Insurgentes Sur y la avenida Veracruz, que sirven de límite con las colonias Escandón, Hipódromo y Condesa; con esta última comparte características y semejanzas, y ambas forman el corredor cultural denominado Roma-Condesa.

La colonia Roma fue, durante la primera década del siglo XX, en los años finales del porfiriato, un asentamiento de la clase alta de la ciudad, en el que se edificaron suntuosas mansiones y palacetes, parte de los cuales se demolieron cuando la colonia perdió importancia y cedió su lugar a otros fraccionamientos que en su momento (como originalmente lo hizo la propia colonia) cumplían con las demandas de modernidad que exigían sus nuevos moradores. Desde los inicios del siglo XXI vive un proceso que es calificado por algunas posturas como de crecimiento y renacimiento ante la construcción de nuevos desarrollos inmobiliarios, sitios de entretenimiento, alimentación[1][2]​ y cultura; y, en contraria perspectiva, como de gentrificación y de desplazamiento de sus ocupantes originales.[3][4][5]

Índice

Origen e historiaEditar

 
Fuente en la avenida Álvaro Obregón, en la colonia Roma.

El área que actualmente ocupa fue lo que se conoció hasta fines del siglo XIX como los Potreros de la Romita, ubicados al poniente de lo que era el pueblo de La Romita —localizado en aquel entonces a orillas de la Ciudad de México, y originado en un pueblo prehispánico llamado Aztacalco. Aquellos potreros los fraccionó la Compañía de Terrenos de la Calzada de Chapultepec, S.A., cuyo accionista principal era Walter Orrin,[6]​ quien, además de ser conocido por sus ideas para mejorar y renovar la Ciudad de México, era dueño de un circo famoso en el país por esos años, en el cual actuaba el célebre payaso inglés Richard Bell, que pertenecía al prestigioso Jockey Club de México y que formaba parte de lo más destacado en la alta sociedad porfiriana. Desde aquel entonces y hasta ahora, los nombres que llevan las calles de la colonia son los de las ciudades mexicanas que el Circo Orrín visitó durante sus recorridos por el interior del país, decidiendo nombrar las calles con los nombres de los lugares en donde más aplausos recibió.[7]

Pensada para convertirse en el barrio de la clase alta, la colonia Roma fue diseñada con bulevares y amplios camellones (la avenida Álvaro Obregón es un ejemplo de un boulevard al estilo de los de París: grandes camellones con doble hilera de árboles y anchas avenidas), esquinas a 45 grados por las cuales pasaban los carruajes (que ya empezaban a caer en desuso) y terrenos amplios, que permitieron trasplantar la idea anglosajona del chalet con mansardas, lucarnas y chimenea rodeado del jardín, a la inversa del modelo de construcción tradicional español.[8]

La nomenclatura de las calles de la colonia Roma constituye una característica singular de su tiempo. El 30 de mayo de 1905, Víctor M. Garcés (en representación de la Colonia Condesa, S.A.) y Edward Walter Orrin (por la Compañía Terrenos de la Calzada de Chapultepec, S.A.) solicitaron al ayuntamiento el estudio y resolución de un proyecto común para dar nombre a las calles y avenidas de sus respectivas colonias. Dichas calles llevarían los nombres de estados y territorios de la República Mexicana, ya que para entonces la nomenclatura numérica, puesta en boga desde 1887, había demostrado ser confusa y no satisfacer las necesidades públicas. Además, provocaba el olvido de los nombres usados durante siglos, por lo cual, el ayuntamiento dictaminó en 1904 que el único sistema conveniente para nombrar las calles de esta ciudad era el nominal, es decir, utilizando nombres propios, de poblaciones, acontecimientos y personajes notables.[cita requerida]

Esta situación originó que las calles de las nuevas colonias llevaran nombres muy peculiares, como los describe irónicamente el cronista de la ciudad Salvador Novo.[cita requerida]

Transporte públicoEditar

HistóricoEditar

En 1927 se inauguraron y entraron en funcionamiento dos rutas de la línea de tranvías de la Ciudad de México llamadas “Roma-Piedad” y “Correo-Roma”, una de las cuales atravesaba la avenida Jalisco (luego llamada avenida Álvaro Obregón).[9]​ También existió una ruta de camiones llamada “Roma-Mérida”.

La línea de autobuses "Hipódromo-Rastro" entraba a la colonia por la calle de Orizaba, llegaba a la Plaza Río de Janeiro, Chopos, Cedros, Pinos, Narajos, Nogales, San Rafael honraba con la inmortalidad de sus calles a los románticos y a los positivistas, doblaba a la izquierda por Durango y salía de la colonia atravesando la avenida Cuauhtémoc.[cita requerida]

ActualidadEditar

La colonia Roma, por estar ubicada en una zona céntrica y estar delimitada por las avenidas más importantes de la ciudad, cuenta con estaciones y paradas de bastantes tipos de transporte público.

La atraviesan las líneas 1 y 3 del Metrobús. La primera cruza la ciudad de Norte a Sur por la Avenida Insurgentes y las estaciones que se ubican en la colonia son: Nuevo León, Chilpancingo, Campeche, Sonora, Álvaro Obregón, Durango e Insurgentes. La línea 3 corre sobre la avenida Cuauhtémoc, y las estaciones de esta línea que delimitan la colonia son: Cuauhtémoc, Jardín Pushkin, Dr. Márquez, Hospital General y Centro Médico.[cita requerida]

La línea 1 del Metro rodea la colonia Roma por la avenida Chapultepec. Las estaciones dentro de la colonia Roma son: Cuauhtémoc, Insurgentes, Sevilla y Chapultepec. También se podrían contar las estaciones Chilpancingo (línea 9) y Centro Médico (estación de trasbordo de las líneas 3 y 9) dentro de los límites de la colonia.[cita requerida]

Varias rutas de microbús pasan por algunas calles de la colonia Roma, al igual que muchas líneas de trolebús.[cita requerida]

El terremoto de 1985Editar

 
Casa abandonada, después del terremoto de 1985.
 
Paseantes en la colonia
 
La gentrificación y repoblamiento de la colonia Roma y otras cercanas es visible desde inicios del siglo XXI.

La colonia Roma, al igual que la Doctores, la Álamos, la Narvarte, el Centro Histórico, la colonia Juárez y Tlatelolco, fue una de las más afectadas durante el terremoto de 1985. Se estima que se derrumbaron más de 258 inmuebles, y que 181 sufrieron daños en la delegación Cuauhtémoc. Muchas de las antiguas casas del porfiriato se derrumbaron por completo o se dañaron bastante. Las calles de San Luis Potosí, Tonalá (un edificio de ocho pisos quedó completamente destruido, al igual que un edificio de departamentos de los Multifamiliares Juárez, y las calles Tehuantepec, Álvaro Obregón y Colima fueron las que más daños sufrieron, aunque en realidad, no existía una manzana que no tuviera algún edificio o casa derrumbada.[cita requerida]

Dentro de la colonia tuvo origen una organización civil llamada la UVyD19 (Unión de Vecinos y Damnificados del 19 de Septiembre), que junto con otras organizaciones civiles luchó y exigió al gobierno, entre otras cosas, la expropiación de edificios y casas dañadas, el apoyo económico y de vivienda a las personas damnificadas y la reconstrucción de la colonia. A la fecha del presente artículo, todavía se pueden encontrar terrenos con escombros, banquetas rotas e inmuebles dañados y, por lo tanto, semiabandonados.[cita requerida]

El Edificio Balmori, el Pasaje comercial El Parián, los edificios de departamentos de Guanajuato y Mérida (famosos por ser unos de los pocos inmuebles de la colonia que son estilo art nouveau) y muchas casas con valor histórico y arquitectónico quedaron tan dañados que fueron desocupados por sus habitantes originales y ocupados por damnificados o abandonados por completo. Así también, se provocó un despoblamiento de la zona y, en consecuencia, su deterioro.[10]

A la fecha de este artículo, los nuevos edificios se han diseñado para resistir fuertes movimientos telúricos según las normas para la construcción, por lo que se ha revalorado la colonia y su arquitectura vive un proceso de repoblamiento y de actividad tanto cultural como comercial, que la hacen uno de los lugares preferidos por los habitantes de la Ciudad de México.[cita requerida]

Muchos años y un terremoto después, la Roma se erige como una colonia moderna y a la moda que aún conserva toda esa tradición plasmada en sus esplendorosos edificios (muchos de ellos considerados patrimonio de la Nación), amplios jardines y muy concurridos espacios culturales. Dada su colindancia con las colonias Condesa e Hipódromo y la similitud que ambas zonas comparte entre sí, la consolidación del corredor Roma-Condesa fue inminente.[cita requerida]

ArquitecturaEditar

 
Balcón de la Casa Lamm, en la esquina de Orizaba y la avenida Álvaro Obregón.

Buena parte de los edificios que se levantan en la colonia Roma corresponden al eclecticismo que tomaba elementos de la arquitectura de cada época para la realización de una construcción. Hay también ejemplos de la arquitectura de la Belle Époque y del art nouveau y, en menor medida, del art decó y de la arquitectura neocolonial originada esta última como respuesta a las anteriores.

El Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) desea tramitar la declaración de la colonia Roma como Zona de Monumentos Artísticos. En caso de que prospere el trámite, sería la primera vez que se emitiría en el país una declaratoria para proteger un perímetro urbano con valor estético relevante, construido en el siglo XX.[cita requerida]

Así mismo, el [Instituto Nacional de Bellas Artes]] ha declarado muchos inmuebles de la colonia Roma Patrimonio Arquitectónico; por tanto, están protegidos y no pueden ser modificados ni demolidos. De la totalidad de inmuebles catalogados en el país, el 10 % (aproximadamente 1400) se encuentran en la colonia Roma, declarada Zona de Monumentos Artísticos.[11]

El Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) registra y revisa las peticiones para modificar, reconstruir o demoler los edificios y casas catalogadas. Es, en la mayoría de los casos, gracias a la iniciativa privada que muchas de las joyas de la colonia se han recuperado y restaurado y se han reconvertido en iconos de lo clásico y lo actual. Ejemplos de esto son el Edificio Balmori y el Pasaje comercial El Parián, los cuales en algún momento se pensó demoler.[cita requerida]

Inmuebles más significativosEditar

 
Fachada de El Parián. Álvaro Obregón 130, entre las calles de Jalapa y Orizaba.
 
Detalle de la fachada de El Parián, sobre la avenida Álvaro Obregón.
 
Réplica de la Fuente de Cibeles de Madrid, ubicada en la Plaza de Cibeles, en las calles de Oaxaca, Durango, Colima y El Oro.
  • La Iglesia de la Sagrada Familia, construida en 1910 por el arquitecto Manuel Gorozpe, localizada en las calles de Orizaba y Puebla, tiene un estilo neorrománico, neogótico y ecléctico.[12]
  • La Casa Lamm, en las calles de Álvaro Obregón y Orizaba, originalmente pensada para servir de casa-habitación y actualmente convertida en centro cultural para estudio y difusión de las Artes.
  • El Edificio Balmori, construido en 1922 y reconstruido en 1991 localizado en Álvaro Obregón y Orizaba (frente a la Casa Lamm), siempre estuvo destinado al comercio y a la vivienda. En sus inicios también contaba con un Cine (a la fecha, el estacionamiento del edificio) y fue construido siguiendo un patrón afrancesado, clásico ecléctico.[13]
  • Pasaje comercial El Parián, que en sus inicios era un pasaje comercial de alta categoría y después del terremoto de 1985 se convierte en un mercado. Posteriormente se reconstruye y se convierte en un pasaje comercial y cultural con tiendas y restaurantes de prestigio y/o renombre.
  • El Edificio Río de Janeiro está ubicado en la Plaza Río de Janeiro y es más conocido como La casa de las brujas por su forma arquitectónica con techos de dos aguas en la parte superior y ventanas a formas de ojos. Fue uno de los primeros edificios de departamentos de un piso (el edificio Balmori tiene departamentos de dos pisos) de la Ciudad de México.
    Es obra del ingeniero R. A. Pigeon, quien lo construyó alrededor de 1908. Fue uno de los primeros inmuebles que se edificaron durante la conformación de la colonia Roma. En 1930, el ingeniero Francisco J. Serrano modificó la planta baja y el patio interior, con lo que adquirió un toque ecléctico, gracias al estilo art déco que se implantó en la fachada principal. Este edificio también es famoso por que se dice que ahí vivió una bruja o chamana a quien llamaban Pachita. De acuerdo con lo que indicaba Jacobo Grinberg-Zylberbaum en el tercer volumen de su libro Los chamanes de México, su nombre era Bárbara Guerrero, y se hizo famosa porque en las décadas posteriores a la Revolución personajes de la vida pública del país acudían a consultarla.
  • La Casa Estado Quintana Roo, ubicada en Álvaro Obregón y Tonalá.
  • La Casa del Libro de la UNAM, ubicada en Puebla y Orizaba (frente a la Parroquia de la Sagrada Familia), que fuese sede del Centro Asturiano hasta que este, en 1986, se trasladó a la colonia Polanco. Fue construida a principios de siglo por [Joaquín Baranda]] y la familia McGregor, quienes la habitaron a partir de 1920. Fue ocupada en un tiempo por la Embajada de Brasil. En la década de 1930 fue adquirida por el Centro Asturiano de México, que la entregó a la Universidad Nacional Autónoma de México mediante contrato de comodato, celebrado en 1986, para uso gratuito durante 10 años y cinco más de prórroga.
  • La Iglesia de Nuestra Señora del Rosario, una réplica de la fachada de Notre Dame, ubicada en avenida Cuauhtémoc. Esta pequeña iglesia pertenecía a la Hacienda de la Romita y ya existía antes de que se delimitara la colonia.
  • La Fuente de la Cibeles, una réplica exacta de la Fuente de Cibeles de Madrid, obsequiada por la comunidad española como símbolo de hermandad entre ambas naciones, en 1980.
  • La Escuela Primaria "Benito Juárez", en la calle de Jalapa, una de las escuelas públicas más viejas de la ciudad y alma máter de muchas personalidades políticas.[cita requerida]
  • El Instituto Renacimiento, que alberga la casa de las Hermanas Mercedarias del Santísimo Sacramento, ubicada en las esquinas de Orizaba, Guanajuato y Chihuahua, con una construcción de principios del siglo XX.

Actividad comercial y culturalEditar

 
Galería de la colonia Roma

Pese a que la actividad comercial se ha incrementado en la zona, una gran parte de la población pide que mantenga un rubro más apegado a lo cultural que a lo comercial. Esta decisión se ve reflejada en los cambios que ocurrieron en la colonia Condesa a partir de la década de 1990.[14]

Actividad comercialEditar

 
Detalle del centro cultural Casa Lamm; al fondo, el Edificio Balmori.

La colonia Roma cuenta con buena parte del comercio en esta zona de la ciudad.[15]​ Fue en esta colonia donde se ubicó la segunda sucursal de los almacenes El Palacio de Hierro y la primera que los almacenes norteamericanos Sears Roebuck establecieron en México.[cita requerida]

La colonia Roma se distingue por contar con una gran diversidad de restaurantes y bares, y como un ejemplo de esta variedad resalta la avenida Álvaro Obregón, en donde se encuentran distintos bares: Limantour, Aurora, Félix, entre otros; mientras que, por el lado de los restaurantes, se encuentran el Delirio, El Diez, Lampuga y Sobrino's.[cita requerida]

Uno de los lugares comerciales frecuentados es el Pasaje el Parián, que fue el antiguo mercado de la colonia. Así también el tianguis del Oro, ubicado en la calle del mismo nombre frente a la glorieta de la Fuente de Cibeles.[cita requerida]

Al día de hoy alberga un mercado de abastecimiento popular que últimamente se ha especializado en alimentos e ingredientes de la cocina sudamericana, el Mercado de Medellín, en el cual es común ver en sus pasillos a cubanos, chilenos, argentinos o peruanos realizando compras.[cita requerida]

Actividad culturalEditar

 
La Casa Lamm

Los museos y casas de arte de la colonia se enlistan a continuación:

Como parte contracultural, se encuentra, en la zona denominada Romita, el Multiforo Cultural Alicia, donde se presenta buena parte de la escena musical independiente de la ciudad. También se encontraba la legendaria pulquería La Hija de los Apaches, actualmente ubicada en la colonia Doctores.[cita requerida]

Por otra parte, se encuentran las instalaciones del Gimnasio de Arte y Cultura, en Álvaro Obregón 185 3.er piso. Es un espacio educativo que fomenta y promueve la producción y el desarrollo artístico por medio de talleres y actividades en fotografía y artes visuales, con la finalidad de formar autores a través de la vinculación con profesores y artistas, además de contribuir con la oferta cultural y educativa de la Ciudad de México.

Teatros de la zona
Universidades en o con instalaciones en la colonia

Personas y personalidades de la zonaEditar

 
Casa donde se encontraba el Foro, teatro contemporáneo, de Ludwik Margules, actualmente abandonada.

En la colonia Roma vivieron, entre otros, el general Álvaro Obregón, Sara Pérez (viuda de Francisco I. Madero), Fidel Castro, Fernando del Paso, Pita Amor, Ramón López Velarde, Ludwik Margules, Tina Modotti, Edward Weston, Antonieta Rivas Mercado, Jack Kerouac, William S. Burroughs, Antonio badu, José Vasconcelos, Carlos Fuentes, Alfonso Cuarón, Leonora Carrington y Chiki Weisz. El escritor Guillermo Samperio tuvo sus oficinas en Atrio Espacio Cultural en la calle de Orizaba.

También, en la Parroquia de la Sagrada Familia, donde actualmente reposan sus restos, vivió el Padre Agustín Pro, acusado del atentado contra el general Álvaro Obregón y fusilado por el mismo delito.[17]

Relatos relacionadosEditar

Referencias fílmicasEditar

  • Roma, película del 2018, dirigida por Alfonso Cuarón, quien también habitó la zona en su infancia.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. «Mexico City's Coolest Neighborhood: Roma Norte!». The World or Bust (en inglés estadounidense). 10 de noviembre de 2014. Consultado el 4 de mayo de 2016. 
  2. «Mexico City: Old Colonia Roma Emerges as Dining Hot Spot | Rosetta | Maximo Bistrot Local | Nicholas Gilman». Zester Daily (en inglés estadounidense). 16 de octubre de 2012. Archivado desde el original el 30 de abril de 2016. Consultado el 4 de mayo de 2016. 
  3. «La gentrificación de colonias céntricas genera desplazados de la ciudad a la periferia». www.dgcs.unam.mx. Consultado el 4 de mayo de 2016. 
  4. «Barrios se transforman con nuevos inquilinos». Excélsior. Consultado el 4 de mayo de 2016. 
  5. «Procesos de gentrificación desplazan a pobladores de colonias como la Condesa y Centro». Eme Equis. 30 de diciembre de 2015. 
  6. «Ayuntamiento Gobierno del Distrito Federal (Archivo Colonias) Pág 3». Consultado el 29 de agosto de 2008. 
  7. Instituto Mexicano de la Radio, ed. (11 de diciembre de 2007). «Colonia Roma». Consultado el 27 de agosto de 2008. 
  8. Ciudad de México.com.mx (ed.). «Colonia Roma». Consultado el 27 de agosto de 2008. 
  9. México Máxico (ed.). «Mapa de rutas de tranvías de la Ciudad de México, 1930-1950.». Consultado el 12 de septiembre de 2008. 
  10. Alejandro López Angeles (19 de septiembre de 2005). La solidaridad activa frente a la burocracia. Rebelion.org. Consultado el 12 de febrero de 2009. 
  11. Metropoli 2025 (ed.). «Colonia Roma, joya arquitectónica de la ciudad». Consultado el 28 de agosto de 2008. 
  12. Ciudad de México.com.mx (ed.). «Templo de la Sagrada Familia». Consultado el 1 de septiembre de 2008. 
  13. ObrasWeb (ed.). «Edificio balmori». Consultado el 1 de septiembre de 2008. 
  14. Vive México.com (ed.). «La Roma no debe ser otra Condesa». Consultado el 1 de septiembre de 2008. 
  15. Universidad Autónoma Metropolitana, ed. (18 de marzo de 2005). «Contrario a programas de desarrollo urbano, aumenta uso de suelo comercial en Colonia Roma: Especialista de la UAM». Archivado desde el original el 23 de diciembre de 2007. Consultado el 29 de agosto de 2008. 
  16. Galería OMR
  17. Arzobispado de México (ed.). «Presbítero MIGUEL AGUSTÍN PRO JUÁREZ, S.J.». Archivado desde el original el 6 de septiembre de 2008. Consultado el 1 de septiembre de 2008. 

BibliografíaEditar

  • Varios (2001). Colonia Roma. Catálogo de inmuebles. Editorial Conaculta. Palacio de Bellas Artes, Mezzanine. Dirección de Arquitectura y Conservación del Patrimonio Artístico Inmueble. 

Enlaces externosEditar